Entradas populares

domingo, 31 de mayo de 2009

DIETA PURIFICADORA Y REJUVENECEDORA


ARTÍCULO DE LA FRATERNIDAD ROSACRUZ MAX HEINDEL

Un mes de estricta adherencia a la siguiente dieta, eliminará grandes cantidades de desperdicios del cuerpo, rejuvenecerá los tejidos, normalizará la presión de la sangre, mejorará la circulación, agudizará la percepción e inducirá un bienestar notable. Estas instrucciones pueden ser modificadas para ajustarse a las necesidades individuales, pero los resultados estarán de acuerdo al esfuerzo que se haga.
Habrá ocasiones en que el proceso purificador será desagradable, ya que los venenos y desperdicios tiene que ser liberados y al ser eliminados pueden causar dolor de cabeza, mareos y malestar general. Todos estos inconvenientes desaparecerán a medida que aumenten la purificación y renovación. Muchos no experimentan molestias y se liberan de muchas enfermedades desde el principio.
Para comenzar, suspenda la cena durante 10 ó 12 días, reemplazándola con una comida de tomates, utilizando no más de 170 gramos. Durante los próximos diez o doce días, suspenda el desayuno, sustituyéndolo con la misma cantidad de zumo de frutas (misma cantidad) de la clase que usted prefiera. Durante los diez o doce días próximos, sustituya la comida normal por una de frutas, según hizo para el desayuno y la cena. Si no consigue o no le apetecen los tomates, sustitúyalos por otras frutas jugosas tales como naranjas, pomelos, uvas, manzanas, peras o melocotones. Use una clase de fruta y solamente unos 170 gramas en cada comida. Para variar, puede comer lechuga o apio en cada comida no con las frutas, pues son compatibles. Nunca mezcle frutas crudas con productos harinosos. Si desea mezclarlas, hierva las frutas. Deje pasar cuatro horas entre una comida de frutas crudas y productos harinosos. No coma distintas frutas juntas. Deje pasar como dos horas entre una y otra clase de frutas para facilitar la digestión. Las frutas deben comerse despacio, masticándolas bien y saboreándolas.
Si usted ha estado dependiendo del café para el desayuno, puede continuar tomando media taza negro media hora antes del desayuno... no con él.
Si el plan arriba mencionado le suena muy drástico, vuelva gradualmente a sus comidas normales, pues un cambio brusco puede afectarle. Muchas personas que trabajan fuertemente han curado sus dolencias y han continuado trabajando con energía siguiente esta dieta. Han informado sobre resultados beneficiosos en la primera semana. No se deber volver a la vieja dieta de comida fritas, almidones y azúcares, a menos que se desee volver a las viejas condiciones. Después de la purificación, encontrarán posible usar moderadamente sin causar daños ni malestar, los tipos naturales de dulces y productos harinosos.
Un vaso de zumo de f rutas de cualquier clase, sin endulzar, puede tomarse entre comidas (nunca con productos harinosos) y una cuarta comida de frutas puede añadirse si así lo desea, mas debe hacerse de manera que no interrumpa la digestión y dándole al estómago suficiente tiempo para descansar.
Consejos útiles sobre la dieta.
Tómese un vaso de agua f´ria o caliente con un poco de zumo de limón al levantarse.
Desayuno: Frutas frescas de la estación o frutas secas sin azufre. Usese solamente una clase de fruta. Si se desea endulzar, use un poco de miel de abejas. No use azúcar. Cuando se usan frutas secas, déjelas en agua durante 24 horas; no las cocine. En esta forma los elementos químicos se preservan. Las mezclas de diferentes frutas ocasionan problemas estomacales. Cuando se requiera un desayuno más fuerte, use cereal de grano entero o tostadas de pan de trigo entero con mantequilla, un huevo pasado por agua y leche.
Si se incluye zumo de naranja o pomelo con el desayuno, será mejor tomarlo quince o 30 minutos antes del resto del desayuno. Puede usarse también zumo de tomate o de otras frutas. El de tomates mezcla bien con ciruelas y leche. El de naranjas o pomelos combina bien con huevos
y comidas que contengan proteínas. Los zumos de frutas surten el mejor efecto tomados entre comidas. Usese grandes cantidades de agua pura, preferiblemente destilada.
Comidas crudas: Ensaladas de vegetales crudos y frescos en las siguientes combinaciones:
1. Lechuga y tomate 2. Lechuga, cebollas nuevas y perejil 3. Col y berros picados. 4. Apio, manzanas picas y nueces 5. Zanahorias y manzana picadas 6. Escarolas y rábanos. 7. Espinacas crudas picadas, acelga suiza. 8 Piñas, peras o melocotones con requesón. 9 Toronjas, pasas y nueces. 10. Endivias verdes y tiernas, nabos lechugas, espinacas, puerros, escarolas, hojas de mostaza y remolacha mezcladas con algunas nueces. Use mayonesa o salsa suaves hechas con limón, nunca vinagre. 11. Manzanas ralladas, pepino rallado y aguacate. Mezcle con zumo de limón.
Estas ensaladas, plan de trigo con mantequilla y un vaso de leche constituyen una comida equilibrada
Los tomates deben comerse solos para derivar el beneficio de sus sales orgánicas. Coma un plato repleto sin sal o salsa, como medicamento, tres veces por semana. Cuando la digestión es pesada, use solamente un vegetal en la ensalada.
Comidas cocidas: Los vegetales deben ser rallados o finamente picados y puestos en un utensilio sobre fuego lento. Añádasele dos cucharadas de agua para evitar se adhieran a la cacerola y así proporcionar suficiente vapor para extraer los jugos de los vegetales. Estarán listos en unos cuatro a diez minutos, dependiendo esto de la cantidad de vegetales preparados. Es muy importante cocinarlos a fuego lento y moverlos continuamente para logra que los vegetales quede bien cocidos en poco tiempo.
Vegetales sin almidón: Espárragos, espinacas, remolachas, cebollas, puerros, hojas de nabos, hojas de remolacha, coles de Bruselas, col rizada, acelga suiza, habas y guisantes.
Artículos con almidón: Patatas, batatas, maíz, arroz y cebada.
Use muy poca o ninguna sal en la preparación de las comidas y use miel de abejas en lugar de azúcar. Evite los productos hechos con harinas blancas. Cuando el estómago o los riñones estén en mala condiciones, haga una comida de vegetales cocidos y una rebanada de pan de trigo entero con mantequilla. Esto es de fácil digestión. Puede añadirse un vaso de leche. Tómelo a sorbos lentos.
Substitutos proteicos para las carnes: Por regla general, una dieta bien equilibrada debe contener una buena cantidad de frutas y vegetales y poca proteína. La cantidad de proteínas puede variarse se acuerdo con la ocupación y hábitos de la persona en cuestión. Los mejores vegetales y otros sustitutos proteicos para las carnes son. 1. las nueces y almendras mejor molidas para una mejor digestión. 2. Requesón y queso fresco 3. Habichuelas de soja. 4. Yema de huevo sin la clara. 5. Aguacates maduros.
La yema de huevo puede tomarse cruda batiéndola bien dentro de un vaso con zumo fresco de naranjas o pomelos. Tomado en esta forma es un cóctel nutritivo y restablecedor. Casi todas las frutas y vegetales, contienen proteínas en pequeñas cantidades.

No hay comentarios: