Entradas populares

sábado, 13 de junio de 2009

SUGERENCIAS PARA UNA DIETA VEGETARIANA


ARTÍCULO DE LA FRATERNIDAD ROSACRUZ MAX HEINDEL



Esta dieta es especial para limpiar el cuerpo y debe hacerse durante siete días de cada mes, hasta cuando la indisposición haya desaparecido. La dieta consiste principalmente en frutas y hortalizas ricas en vitaminas y elementos alcalinos que neutralizan los ácidos y disuelven los residuos para que puedan ser arrojados del sistema. Aún siendo uno de los medios más efectivos para limpiar completamente el organismo, los resultados dependen de lo estrictamente que se sigan las instrucciones.
Las frutas y legumbres son poderosos agentes purificadores. Mientras más se consuman más rápidamente se purificará el organismo. Un litro o más del Caldo Purificador y cerca de uno de zumo de frutas, deberá tomarse diariamente.
No consuma Almidones, Dulces, Proteínas o Grasas porque estos alimentos impiden a las células arrojar los residuos en descomposición. En caso de sentirse un ligero mareo, úsese menos zumo de frutas y legumbres y más Caldo Purificador para acelerar el proceso eliminatorio. Los mejores resultados se obtienen tomando la mayor cantidad de zumo posible, por la mañana. Si siente hambre, coma fruta entre las comidas; si tiene sed beba zumo de frutas o agua destilada.
Durante la dieta purificadora debe tomarse un laxante vegetal (no aceites) por las noches.
Comidas para la dieta purificadora.
Desayunos. Zumo de naranja sin endulzar, de uva, piña o cualquier otra fruta, cuanto desee. A las diez de la mañana, un vaso de zumo de zanahoria cruda, apio, pepino tomate u otra hortaliza
o el Caldo Purificador.
Comida. Caldo purificador, ensalada fresca en abundancia, fruta asada o fresca como postre y una taza de substituto de café o te como, por ejemplo, infusiones. Por la tarde un vaso de zumo de frutas u hortalizas.
Cena. Ensalada abundante, dos o tres verduras de las que no tienen almidones, preferiblemente cocidas. Para postre, una fruta y una taza de hierbas (alfalfa, etc.). Antes de acostarse, un vaso de zumo de frutas, si se desea y el laxante vegetal.
Las comidas pueden variarse al gusto. No use frutas o verduras enlatadas o envasadas con la excepción de tomate y espinaca y sólo cuando no puedan obtenerse frescos.
El suprimir completamente, o al menos reducir bastante la cantidad de todos los alimentos productores de energía (dulces, almidones y grasas ) y de todos los alimentos constructores ( huevos, frutos secos, queso, etc) según se sugiere arriba, tiende a suspender la asimilación por un tiempo. Esto permite que la eliminación se efectúe con creciente vigor. Los millones de células en el cuerpo, son forzadas expulsar los desperdicios, venenos y aun las drogas que puedan haberse acumulado durante años. La eliminación continúa hasta que el cuerpo se haya limpiado completamente o se interrumpa el proceso de comer dulces, almidones o proteínas.
Modificaciones de la dieta purificadora
Para algunas personas, especialmente ancianos, fumadores y los que usan estimulantes, es aconsejable por lo general, modificar esta dieta, tomando dos yemas de huevo en zumo de fruta por la mañana y añadir a las verduras un poco de mantequilla. Esto es a las verduras cocidas y usando cantidad mínimas de mantequilla. Además puede usarse azúcar con las frutas asadas o con el substituto del café. Cuatro días antes de comenzar la Dieta, debe tomarse un laxante vegetal por las noches. De lo contrario se sufrirá mareos. Las personas de edad o enfermas con gran debilidad, no sólo deben modificar la Dieta, sino usar también más zumo de tomate y Caldo Purificador y menos zumo de frutas y hortalizas.
Si se desea rebajar de peso durante la eliminación, combínese 2(3 partes de zumo de tomate con 1/3 de parte de jugo de repollo; también bébase zumo de uva o de limón con agua aunque es muy preferible zumo de pomelo con agua en lugar de juegos de frutas dulces.
La Dieta Purificadora, va acompañada a menudo de malestar, debilidad u otras molestias. Durante los siete días de eliminación, se siente más debilidad que con la dieta rutinaria. Sin embargo, estos síntomas deben pasarse por alto a menso que sean completamente alarmantes. Estas deficiencias no se deben a insuficiencia alimenticia, sino más bien a la presencia de impurezas en la sangre de materias pútridas arrojadas por las células en el torrente sanguíneo y que este lleva a los órganos de excreción para eliminarlas. La comprensión de estos hechos evitará la preocupación sobre los resultados. Los alimentos naturales son inofensivos en sí mismos y por lo tanto esta dieta puede ser seguida por todos, aún los niños.
Dieta Constructiva del Cuerpo.
Mientras que la sabia selección de las fuerzas de la Naturaleza permite solamente que los materiales inútiles y de desecho sean eliminados, el proceso de limpieza causa alguna pérdida de fuerza y vigor muscular. La energía y el vigor se repondrán y los músculos ganarán rápidamente su firmeza si se usan diariamente dos o tres proteínas por cinco o más días a continuación de la Dieta Purificadora. Estos alimentos constructivos o de proteína son: frutos secos, huevos, judías, habas, soja, guisantes, aceitunas maduras, cereales y pan integral y los derivados de la leche, etc. Diariamente se usará un puñado de nueces molidas. Las almendras dulces, nueces y las aceitunas negras ayudan a fortalecer los intestinos. Como una ayuda para la digestión, las proteínas deben combinarse con frutas, zumos y hortalizas. La mantequilla puede usar con las verduras cocidas; el aceite de oliva para las ensaladas crudas. Los dulces, almidones y alimentos de carne o pescado deben eliminarse completamente.
Ejemplo de Comidas Constructivas
Desayuno. Puede consistir en dos yemas de huevos en zumo de frutas o pasados por agua. Alguna fruta con crema de leche (nata). Cereales integrales como la cebada y el trigo pero en los dos o tres últimos días de la dieta constructivas. Si se desea, puede cambiarse los huevos por un puñado de frutos secos.
Comida. Judías cocidas, soja, queso u otra proteínas, hortalizas frescas con abundante mantequilla, ensalada y fruta fresca o asada para postre.
Esta probado definitivamente que una y media onza diaria (Aprox. 45 gramos) de proteína es todo lo que la persona media necesita para reponer el desgaste de los tejidos. Todas las proteínas, dulces y almidones son congestionadores, producen mucosidad y estreñimiento. Desde el momento que el uso excesivo de estos alimentos es comúnmente la causa física de casi toda enfermedad y dolencia, resulta obvia la conveniencia de limitar la cantidad de estos alimentos. Para resumir, el uso de éstos últimos en exceso, conduce necesariamente a congestionar de nuevo el organismo.
Dieta Purificadora para un Día.
Si solamente se desea una dieta para un día, esta puede hacerse así: Un laxante vegetal la noche anterior y posterior a la dieta. Al desayuno frutas en zumo. En la comida, una abundante ensalada cruda con jugo de limón, sin salsa mayonesa ni aceite. En la cena, hortalizas cocidas como coliflor, acelgas, zanahorias, apio o alguna verdura que no contenga almidones sin sazonar. Nada de almidones, azúcar, te o café. Un litro de zumo de tomate y uno de repollo, alguna vez en el día. Frutas acidas pueden usar a discreción; las llamadas frutas ácidas producen reacción alcalina en el sistema. Por la noche, baño de sal de Epsom.
Caldo Purificador.
3 tazas de Zanahoria finamente ficada. 3 tazas de Apio picado. Media taza de Perejil picado. Media taza de Espinaca picada. (Utilícese una taza grande) Todas esta legumbres deben picarse o rallarse finamente y luego añadir dos litros de agua mejor si es destilada. El caldo debe calentare a fuego lento durante media hora justa para no perder su valor vitamínico. No debe hervirse. El calor intenso destruye los elementos vitales de los vegetales. Oprima estos en un colador o cedazo. La preparación puede tomarse fría o caliente; si se recalienta, no la deje al fuego más de unos minutos sin que hierva.
Aromatícese con ajos, cebollas y otras hortalizas o sus caldos, cuando esté listo para servirse. Sin embargo, nunca deben ser cocidos con el caldo. Las cebollas y ajos predisponen a la formación de gases y deben evitarse en casos de flatulencia.
Ninguna de estas verduras puede ser substituida porque esto cambiaría las propiedades químicas del Caldo. Cuando no se encuentran estas hortalizas frescas, pueden usarse congeladas.
El poder de responder a los Auxiliares Invisibles.
La Ley de Equidad que gobierna el universo, rige también la curación. Cuando hayamos desobedecido las leyes de la Naturaleza, probablemente durante muchas vidas, tenemos que transmutar y balancear el error por un esfuerzo proporcionado de buen pensar y de vida recta. Tenemos que construir interiormente, en el alma, el poder de responder a los Auxiliares Invisibles, el cual reposa en nosotros mismos, no en Dios y la Ley exige que nos preparemos y ningún otro, ni siquiera Dios, lo puede hacer por nosotros. Al haber vertido nuestra energía y nuestras fuerzas eficazmente -es decir, en el bien pensar y por las buenas obras- en proporción adecuada; las balanzas de la justicia inmutable y de equidad quedarán en equilibrio y la curación será obtenida.

No hay comentarios: