domingo, 2 de agosto de 2009

EN DEFENSA DE LA FRATERNIDAD ROSACRUZ MAX HEINDEL


Impartida por Francisco Nieto el día 12 de julio de 2008 en el centro rosacruz de Madrid

Esta conferencia fue impartida después de que el autor escuchara unas grabaciones de una conferencia que otra persona impartió en el centro rosacruz de Madrid donde afirmó que tanto la enseñanza de Max Heindel como la de la Fraternidad están cristalizadas y ya no sirven. Esa misma persona ha dicho muchas cosas contrarias a nuestras enseñanzas y casi todo lo contrario de lo que yo expongo aquí, por eso y por otras muchas barbaridades que ha dicho, he escrito este artículo. Que cada uno utilice su discernimiento y elija.
Todas las cosas escritas en el artículo de mi blog ESOTERISMOY ASTROLOGÍA titulado "La importancia del discernimiento en las ciencias ocultas" han sido dichas por esa misma persona que se hace pasar por un iniciado, vidente, sanador, contactado de los Hermanos Mayores, visitante de Shamballa donde dirige junto a los Maestros y un sin fin de cosas más.
Lectores y amigos, utilicen el discernimiento, no se dejen engañar por farsantes de esos que surgen de vez en cuando por los centros diciendo ser enviados, clarividentes y no se cuantas cosas más, la Fraternidad Rosacruz está por encima de todo eso y no se debe dejar llevar por falsos maestros. La humildad y el amor fraternal deben ser nuestro emblema y nuestro ejemplo.
Que las rosas florezcan en vuestras cruces.

ESCUELAS DE MISTERIOS

Existen cierto número de Escuelas de Misterios Menores en la Tierra (7) que están dirigidas por 12 Hermanos Mayores más un 13º que es el eslabón entre las diferentes escuelas, entre todos los 13º forman un cónclave de Hermanos Mayores llamado Logia Blanca. Este cónclave es quien tiene a su cargo la evolución humana y son los que marcan los pasos a seguir para poder progresar según el Plan o esquema de Dios y de las Jerarquías Creadoras. Los Hermanos Mayores de occidente, además, siguen el mandamiento de Cristo.
En una Escuela de Misterios se enseñan los ideales que debe desarrollar una raza y se hace de tal forma que estos ideales sean parte de la vida del discípulo para que, después, puedan ser guías de otras razas. El discípulo de una escuela de Misterios aprende a dirigir su energía creadora (la energía divina que utilizamos para hablar, procrear y pensar) hacia el cerebro para transmutarla en fuerza del Alma por medio de una vida de sacrificio, abnegación y castidad. Esta fuerza es la que utilizará luego para salir de su cuerpo y dirigirse a los mundos superiores.
Se llama iniciado de una Escuela de Misterios al que, después de ser probado y aceptado como discípulo, ha sido preparado por algún Maestro o Hermano Mayor para obtener la iniciación; la cual se concede en los planos superiores ya que es allí donde están los capacitados para ello. El hermano lego (como fue Max Heindel) tiene varias iniciaciones y, entre otras cosas, ha aprendido a funcionar en los mundos invisibles; éstos pueden asistir al servicio del templo de los Hermanos Mayores pero no los inferiores a ellos porque no aguantarían las elevadas vibraciones. El Adepto es el que ha obtenido las 9 iniciaciones en alguna de las 7 Escuelas de Misterios; éstos pueden construirse un nuevo cuerpo físico cuando lo necesiten para cumplir determinada misión relacionada con el desarrollo espiritual de la humanidad. Los Hermanos Mayores han obtenido las iniciaciones de la Escuelas de Misterios Menores (nueve iniciaciones) y de las Mayores (5 escuelas mayores, 4 iniciaciones) Estos Hermanos han alcanzado la evolución del Período de Júpiter, por tanto, tienen una conciencia pictórica que hace que no necesiten hablar si no lo desean.
El templo rosacruz etérico es más grande que el físico, como ocurre con la capilla de la Fraternidad Rosacruz y con las iglesias donde hay mucha devoción, servicios y oraciones, la única diferencia es que cambia el color.

LOS HERMANOS MAYORES
Los Hermanos Mayores enseñan al discípulo a juzgarse a sí mismo, a valerse por sí mismo sin apoyarse en nadie y a tener equilibrio y confianza propia. En la Orden o Escuela de Misterios Rosacruz, el primer grado donde se tiene un contacto con los Hermanos Mayores es (por lo general inconscientemente) el de “probacionista.” En este grado y entre otras cosas, el Hermano Mayor enseña al probacionista a curar o tratar enfermedades, lo que le convierte en un auxiliar invisible. Cuando uno está en este grado humilde y casi insignificante, ya tiene que haber hecho méritos y estar dispuesto a ser servicial, a guardar secretos, a ser altruista y a pensar más en los demás que en uno mismo, etc.
La enseñanza interna que da un Hermano Mayor (nunca individual sino en grupo) para que el discípulo desarrolle la clarividencia y la capacidad de salir conscientemente del cuerpo, solo lo concede a través de la iniciación y a quien se ha esforzado lo suficiente como para merecerla. Si no fuera así se podría utilizar para fines propios egoístas y para hacer mucho mal a la humanidad. Los Hermanos Mayores cuidan de que nadie obtenga esos poderes sin merecerlos y sin hacer votos restrictivos.
Cuando los Hermanos Mayores preparan y conceden la iniciación a una persona y por tanto le despiertan ciertos poderes, es porque esa persona necesita aprender y experimentar en otros mundos porque en el físico ya no obtiene apenas el desarrollo que necesita. Tanto los probacionistas, como los discípulos y los iniciados colaboran de alguna manera ayudando a los demás a progresar (vivos o muertos) de acuerdo a sus capacidades y rayos. Los ejercicios que dan los Maestros demuestran que son iniciados, ya que deben ser clarividentes para poder hacer un seguimiento y control de los centros de fuerza etéricos que podrían poner en peligro la vida del aspirante.
Otro de los motivos por el que enseñan a desarrollar la clarividencia es para que aprenda a conocer y a diferenciar entre la verdad y la ilusión o la mentira; para ello y cuando llegue el momento oportuno le enseñarán a leer en la memoria de la naturaleza (4ª región del Mundo del Pensamiento) y en el éter reflector de la región etérica de la tierra. No confundir con el registro de la naturaleza (en el mundo del Espíritu de Vida) que guarda todos los acontecimientos desde el principio de nuestra manifestación pero que, aunque algunos digan que la pueden leer, lo cierto es que para nosotros es indescriptible y solo lo pueden hacer los Hermanos Mayores, Adeptos e Iniciados.
Los Hermanos Mayores en general (de las escuelas de misterios) promueven y estimulan la evolución de la humanidad, han pasado todas las iniciaciones y su compasión y trabajo amoroso les ha liberado de las ataduras de la tierra. Los 13º de cada Escuela de Misterios no tratan con la humanidad en absoluto y solo lo hacen con iniciados pero todos, incluyendo a los Adeptos y hermanos legos, se reúnen por las noches para atraer los pensamientos de sensualidad, codicia, egoísmo y materialismo para transmutarlos en amor, bondad, altruismo y aspiraciones espirituales.
Los Hermanos Mayores enseñan la Verdad a partir del probacionismo y en los mundos internos, pero esa Verdad no se encuentra en los libros, como dijo Cristo: “Si vivimos la vida (espiritual) conoceremos la Verdad.” Yendo detrás de Maestros externos tampoco se conoce la Verdad porque la Verdad está dentro. Hasta que los preceptos no se hagan parte del ser interno no se descubre la Verdad. Pero para atraer la atención de un Hermano Mayor hay que llevar muchos años de servicio amoroso y desinteresado, entonces se construye el cuerpo alma y se desarrolla un poder interno que atraerá la atención de un Hermano Mayor. No hay otro medio, lo mismo que el Maestro es un sirviente nadie que no esté sirviendo con toda su alma a los demás encontrará al Maestro; cuando se presente no habrá duda de que es él porque dará pruebas para ello.
Los Hermanos Mayores tratan de fortalecer el bien donde quiera que éste se encuentren, todo su trabajo está hecho en los mundos internos. Ocupan el puesto de las Jerarquías y son los mediadores entre el hombre y los dioses. Siempre están trabajando por el bien de la humanidad y sus enseñanzas ocultas están dirigidas a quienes están preparados para recibirlas con la intención de contrarrestar la ola de materialismo que puede traer muy malas consecuencias. Si no fuera por este potente manantial de vibraciones espirituales el materialismo reinaría en el mundo causando verdaderas catástrofes. La enseñanza rosacruz es definida, lógica y consecuente respecto al origen, evolución y desarrollo futuro de la tierra y del hombre; a la vez que muestra un carácter espiritual y científico que concilia la razón y la lógica y que satisface al corazón y a la mente.
Los Hermanos Mayores han pasado las 9 iniciaciones menores y las 4 mayores llegando entonces al “liberador” donde reciben conocimientos relacionados con otras evoluciones y se les da la posibilidad de elegir entre quedarse como guías invisibles de la humanidad y para asistir a sus hermanos menores (nosotros) o bien entrar en otras evoluciones como auxiliares. Cualquiera que diga ser Maestro debe probarlo y lo debe hacer con la conciencia pictórica del Período de Júpiter. Solo los Hermanos Mayores pueden guiar a los demás con seguridad pero no actúan como Maestros individuales porque su tiempo y energía es muy necesaria para otras cosas relacionadas con la humanidad en común. No tienen contacto con los miembros de la Fraternidad ni dentro ni fuera y casi tampoco con los hermanos legos. Al Maestro se le atrae por el servicio amoroso y desinteresado que hacemos a los demás porque es lo que hace que el aura brille. A partir de ahí el Maestro someterá a pruebas al aspirante hasta que supere la definitiva, entonces se podrá hacer discípulo.

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ (F. R.)
Las sectas y religiones han sido siempre necesarias según el progreso y evolución de cada raza. Éstas van siendo modificadas por los Ángeles para que todas las personas encuentren satisfacción en alguna de ellas, pero tal como en el caso de occidente, cuando se ha alcanzado el punto más alto, se da a conocer una Escuela de Misterios representante de un Rayo-Padre que atraerá a los más avanzados para prepararles y guiarles para la iniciación.
Antes de que se forme la escuela se forma en privado a los que necesitan saber la verdad, pero cuando hay muchos aspirantes, se forma una escuela como la rosacruz con el fin de facilitar la iniciación a quien esté dispuesto y la merezca. Pero algún día, la usurpación del poder y la instauración de leyes por algunas personas causará la cristalización y desintegración de la Fraternidad. Sin embargo, algo nuevo volverá a surgir y será mucho más grande.
La F. R. Pertenece a un Rayo-Raíz o Padre como nosotros en nuestro origen como espíritus virginales, el cual se nos dará a conocer cuando alcancemos la última de las iniciaciones menores. También tenemos un rayo individual derivado del anterior que lo suelen dar a conocer los maestros cuando somos sus discípulos y que retenemos durante todas las vidas; por último está el rayo astrológico que lo podemos ver en el ASC y su regente. Pues bien, cada uno de nosotros está unido a un Rayo-Padre y, por lo general, en occidente la mayoría está unido al Rayo-Raíz que representa la F. R. por medio de su Orden.
La F. R. tiene el propósito de enseñar la sabiduría occidental a occidente, anteriormente la Orden hizo este trabajo a través de varias sociedades secretas de Europa y después se amplió a Norteamérica. La F. R. se fundó para dar la más reciente y moderna versión de las enseñanzas rosacruces en términos científicos y de una forma simple y clara exenta de abstracciones y tecnicismo. La F. R. también disemina las doctrinas esotéricas de la religión cristiana puesto que la filosofía rosacruz está considerada cristiana-esotérica, la cual está destinada a ser la religión universal ya que Cristo tiene a su cargo la evolución humana durante el presente gran año sideral (25.000 años)
Cuando Max Heindel con la ayuda de los Hermanos Mayores una noche pudo ver lo
que hay en la 4ª región del Mundo del Pensamiento o mundo de los arquetipos físicos, se sorprendió al ver la maravillosa obra de la F. R. y su método de curación (para ir a este plano se necesitan al menos 4 iniciaciones) Los Hermanos Mayores le dieron el conocimiento para hacer un templo de curación y la fórmula para que su influjo espiritual fuera la base para el trabajo de curación unido a la colaboración de los probacionistas en el servicio de curación y de los auxiliares invisibles por las noches. Hay casos de curaciones milagrosas.
La F. R. fue encargada por los Hermanos Mayores con la misión de predicar el evangelio de la edad de Acuario y de llevar a cabo una campaña de educación e iluminación para que el mundo pueda estar preparado para esa época. El método científico del desarrollo del Alma recomendado por los Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz no puede sino beneficiar a los que le practican y es imposible que nunca pueda causar el menor daño a nadie.

MÉTODO DE CURACIÓN
La F. R. tiene un método de curación particular desde que Max Heindel creó según las directrices de los Hermanos Mayores. En este método intervienen:

1º.- Los Hermanos Mayores que ayudan en la utilización de la energía curativa y facilitan su uso a los iniciados, discípulos y probacionistas
2º.- Éstos últimos que en grupos de 12 y junto a médicos son los encargados de aplicar dicha energía a los pacientes por las noches
3º.- Todos los probacionistas, discípulos, pacientes y simpatizantes que deseen colaborar en la atracción y transformación de la energía curativa que procede de los planos superiores
4º.- Los pacientes que deben colaborar, entre otras cosas, haciendo unos determinados ejercicios semanales.

El paciente que solicita ayuda de curación debe vivir una vida pura y recta, no debe comer carne, tomar alcohol, fumar, etc y su vida debe estar llena de pensamientos puros ¿por qué? Porque la fuerza curativa divina es pura. La fuerza curativa procede de Dios, está latente en todas partes, se pone en acción para utilizarla por medio de las oraciones y la concentración voluntaria. Esta fuerza se manifiesta por medio de Cristo y se envía gracias a las celebraciones o servicios semanales en este templo de la F. R. gracias a esta obra, los auxiliares invisibles elevan las vibraciones del paciente a una nota más elevada con la cual el enfermo puede expulsar el veneno de la enfermedad y en segundo lugar reconstruyen los corpúsculos de la sangre, tejidos, órganos, etc. hasta que se renueva el organismo. Por tanto, si el paciente no colabora no puede haber curación.
Los pensamientos de curación, a los que se unen los sentimientos de amor y de ayuda, las peticiones y oraciones a Dios por los enfermos, y la concentración mental son influyentes para que la fuerza de curación se ponga en movimiento y, por tanto y con la ayuda de los Hermanos Mayores, para que pueda ser usada por los auxiliares invisibles desde el templo de curación en Oceanside.

LA INICIACIÓN
Podríamos definir la iniciación en pocas palabras como que no es un acto lleno de fastuosidad; que no se obtiene previo pago de dinero; que en ella no hay vestidos llamativos, ni personas con espadas u objetos similares; ni se hacen cosas espectaculares; ni se dan en un gran templo físico, ni tampoco por el hecho de ser un personaje famoso o que colabora mucho económicamente con la escuela; pero eso no es suficiente.
Los espíritus virginales se dividen y descienden hacia el mundo físico a través de alguno de los 7 rayos que dependen de alguno de los 7 Espíritus ante el Trono (Jerarquías Creadoras) y aunque en los diversos mundos nos mezclamos, cada una de las personas puede pertenecer a un Rayo-Raíz diferente. Cuando buscamos el sendero de la vida superior para dirigirnos a la iniciación, lo tenemos que hacer a través de la escuela o logia que represente a nuestro Rayo. De ahí que haya 7 escuelas iniciáticas y que Jesús dijera a sus discípulos (del mismo rayo) “Vuestro padre y el mío”
Cuando una persona se ha esforzado por vivir la vida superior y ha purificado sus cuerpos por el esfuerzo y el sacrificio en todos los sentidos, emite una luz en los mundos invisibles significando para cualquier clarividente o ser superior que ha acumulado un poder interno. Es esa luz la que atrae la atención del Maestro y, a partir de ahí, éste le prepara para la iniciación ¿Por qué en ese momento y no antes o después? Porque ese poder interno necesita una salida y un uso en los planos internos pero, lo más importante de todo, es que no puede haber iniciación si no hay un desarrollo previo, si no hay unas pruebas y si no se es discípulo de un Maestro.
Tanto el probacionista de una Escuela de Misterios como cualquier persona devota y que lleva una vida pura y de servicio amoroso, puede ser puesto a prueba por un Maestro. Será probado en sus puntos más débiles en su vida cotidiana para que, si falla, se dé cuenta y se corrija. Esta persona estará lista para la iniciación cuando lleve una vida sincera de servicio inegoísta y cuando su carácter se fortalezca con las pruebas y el Maestro crea que puede depositar su confianza en ella. La iniciación trata de mostrar al candidato cómo hacer uso del poder interno que ha acumulado por medio de sus buenas obras pero debe quedar claro que nadie puede iniciar a una persona si no ha desarrollado ese poder interno.
Todos, según vamos evolucionando, llegamos a un estado de desarrollo en que vemos la luz y decidimos dirigirnos a ella por el camino de la iniciación. Esto es como el camino que rodea a la montaña para llegar a la cima, y el camino directo o de iniciación que cruza por diferentes sitios el camino de evolución. Cuanto más desarrollamos el poder interno, más cerca vemos la luz de la cima de la montaña y más fuerza obtenemos para seguir esforzándonos; tarde o temprano encontraremos a los Hermanos Mayores.
La iniciación es un proceso espiritual y, como tal, se realiza por medios espirituales y no físicos porque ni las ceremonias ni los juramentos pueden convertir a un pecador en santo ni conceder la experiencia interna que se vive en ese momento. La iniciación cambia toda la vida de una persona porque derrama luz sobre todo su ser. Si no hemos desarrollado el poder del Alma que se requiere no nos puede iniciar nadie como tampoco nadie nos lo puede negar. La iniciación trata de ayudar a alguien que previamente no ha percibido el mundo espiritual así como a cambiar su conciencia para que la centre en lo invisible y en el Alma a la vez que retiene lo que ve en el mundo espiritual. El Maestro se aparece siempre cuando la persona está despierta y le dice que ha desarrollado el vehículo necesario para funcionar en los mundos internos. Entonces le ofrece hacer su primer viaje astral con seguridad y lo hace estando perfectamente consciente fuera del cuerpo físico.
La iniciación amplía la liberación del Ego del cuerpo del pecado y de la muerte para que pueda trabajar en los mundos invisibles y volver a su cuerpo cuando quiera. Naturalmente que, para que esto ocurra, el Hermano Mayor enseñará a disolver la unión existente entre el vehículo etérico y el físico (sobre todo en manos, pies y cabeza)
Cuerpo del Pecado: Es el resultado de los peores vicios, crueldades y magia negra, lo que hace que el cuerpo vital se cristalice y se compenetre fuertemente al cuerpo de deseos. Estas personas se quedan ligadas a la zona terrestre del purgatorio reteniendo su maldad a veces durante centenares de años porque las fuerzas del purgatorio no son capaces de desintegrarlas con la rapidez acostumbrada.
Las iniciaciones que dan determinadas y algunas famosas escuelas, sociedades secretas o iglesias no tienen relación alguna con la verdadera iniciación procedente de una escuela iniciática u Orden de Misterios. La verdadera iniciación es una experiencia interna que no se puede revelar si no se vive. El proceso es el siguiente: Cuando el discípulo ha desenvuelto ciertos poderes latentes internos, el iniciador, con conciencia pictórica del Período de Júpiter fija su atención y voluntad sobre ciertas verdades cósmicas y el discípulo (que vibra en esa sintonía de rayo y en esos cuadros de verdades cósmicas) ve en su conciencia lo que le dice el Maestro y responde a esas imágenes, vibra con esos ideales y, entonces, el poder latente se convierte en energía dinámica, elevándose la conciencia un grado más en la escala de iniciación. La iniciación se hace en templos particularmente preparados para que vibren en determinada octava con la cual está identificado el discípulo o discípulos.
Las iniciaciones menores permiten penetrar en los estratos de la Tierra donde se enseña todo cuanto el hombre puede conocer respecto a las revoluciones y épocas de nuestro actual Período Terrestre. Hasta la 5ª iniciación conocemos todo lo que es y será el Período Terrestre antes de pasar a la Noche cósmica, las 4 restantes son una forma de iluminar al iniciado sobre esos mismos temas. Después de 1ª la iniciación se le enseña a funcionar en los mundos internos, a seguir a un ego durante dos vidas para ver cómo es la reencarnación, a investigar en la memoria de la naturaleza, a comprender el mecanismo del renacimiento y la ley de consecuencia, a juzgarse a sí mismo y a tener confianza propia y entusiasmo en la devoción. Pero recordemos que el desarrollo interno comienza en el cuerpo vital cuya nota clave es la repetición, porque gracias a ella aprovechamos al máximo cualquier asunto y interiorizamos los aspectos espirituales que necesitamos para progresar en el sendero de santidad.

LOS AUXILIARES INVISIBLES
En la F. R. los primeros que, por lo general, tienen acceso a ser auxiliar invisible como miembro de la misma son los probacionistas pero, para ser auxiliar invisible primero hay que ser auxiliar visible. Los auxiliares invisibles son aquellos que dedican su vida física a ayudar a los demás sin esperar nada a cambio y que en un momento dado son de utilidad como colaboradores de los Hermanos Mayores en su obra benefactora sobre la humanidad. Se reúnen por las noches en grupos según su temperamento, capacidad y signo del ascendente de su horóscopo. Bajo la dirección de otros auxiliares, médicos y de los Hermanos Mayores, se dedican a curar haciéndolo altruista, fraternal y amorosamente. Los auxiliares utilizan la fuerza curativa despertada o adaptada por los Hermanos Mayores en forma de corrientes de fuerzas magnéticas llegando incluso a materializar las manos tal y como les enseñan. Hay casos en que pronuncian la palabra creadora para separar los tejidos enfermos y construir nuevas células.
Los auxiliares invisibles pueden ser conscientes o no dependiendo de su evolución espiritual o psíquica y de si está bajo la guía de un Hermano Mayor en una escuela como la F. R. Actúan como auxiliares en la enfermedad, en catástrofes y con los recién muertos para darles sosiego, seguridad y fortaleza. Una vez se es probacionista el Maestro va dirigiendo al aspirante (siempre que este se esfuerce en sus deberes como tal) y cuando está preparado para ello entrará en la Hermandad de los auxiliares invisibles. Antes de llegar a ser auxiliar invisible y durante el probacionismo hay que ser auxiliar visible, lo que debería ser motivo de trabajo para el aspirante en los siguientes aspectos:

1º.- Tener una mente abierta para el entendimiento de la filosofía oculta.
2º.- Poner en práctica todo lo que podamos de las enseñanzas de la Fraternidad.
3º.- Autocontrol de la mente, cuerpo de deseos e impulsos irrazonados.
4º.- Desarrollo de la paciencia, persistencia, confianza propia, meditación, oración y
discernimiento.
5º.- Desapego de lo material.
6º.- Cumplir responsablemente con el compromiso del probacionismo (ejercicios diarios)
7º.- Imitar a Cristo.

Los auxiliares invisibles se suelen dividir en dos clases: 1º. Los que son conscientes en el mundo de deseos o mental, que suelen ser verdaderos probacionistas y discípulos de Maestros y; 2º. Los que no lo son, y que suelen ser probacionistas. El poder que pueda adquirir un auxiliar invisible nunca se usará para dominar, curiosear, conseguir algo para sí mismo ni nada que no sea el auxilio altruista y amoroso sin esperar ni tomar nada a cambio. El auxiliar invisible rosacruz cumple el mandamiento de Cristo de “curar al enfermo”. Por las noches salen de su cuerpo físico con su cuerpo de deseos y mente y se reúnen en grupos de 12 para dedicarse a curar con la energía liberada por los miembros de la F. R. en los días señalados para la curación. Siempre trabajan de acuerdo a los principios de la astrología para un mejor provecho y sanación de los enfermos y un mejor efecto en los días adecuados.

DEBERES DE LOS AUXILIARES:
1º.- Ser muy responsable;
2º.- Tener un perfecto dominio de los nervios, emociones y procurar no dejarse dominar por
nada en su vida cotidiana;
3º.- Debe ser sereno, tranquilo y complaciente, sin excitación ni cansancio.
4º.- Debe estar preparado y madurado por la experiencia de la vida y las enseñanzas
rosacruces, (ilusiones, fantasías, vicios, etc.)
5º.- Ser desinteresado y ser feliz por poder servir;
6º.- Su mayor deseo será servir de manera amorosa y desinteresada;
7º.- Su ideal será Cristo.

CHACRAS
A partir de que un estudiante se compromete con el grado de probacionista, tarde o temprano llega el momento en que lo ejercicios dados por los Hermanos Mayores (si se hacen correctamente) tienen un efecto sobre el cuerpo de deseos. Dependiendo del desarrollo de la persona y de la lealtad y persistencia en los ejercicios, quizás en esta misma vida se activen los centros de fuerza del cuerpo de deseos y la persona pueda ser clarividente y consciente en el mundo de deseos.
Como el cuerpo de deseos no ha evolucionado lo suficiente como para utilizarlo como vehículo de conciencia, es necesario trabajar los éteres superiores del cuerpo vital, (luminoso y reflector) de los cuales y a través de los ejercicios, formamos el cuerpo alma. Esto es porque este cuerpo está más estrechamente unido al cuerpo de deseos y a la mente y responde más al contacto del espíritu.
El cuerpo de deseos tiene una forma ovoide alrededor del cuerpo físico y sobresale aproximadamente 35 centímetros de él. En su interior no hay órganos sino una serie de corrientes o líneas curvas que se dirigen hacia la periferia desde donde vuelven al vórtice central (a la altura del hígado) a través de otros vórtices o remolinos. Estos remolinos se ven muy bien definidos y potentes en los clarividentes y suelen verse principalmente 7 mientras que en las personas normales casi no se aprecian y sus líneas son discontinuas y débiles. Normalmente y durante el día, esos remolinos están más bien inactivos y es por la noche, cuado el Ego se libera del cuerpo físico, cuando el ovoide toma la forma de éste último, se forman los vórtices y comienza a fulgurar. Precisamente ese hecho es el que hace a las personas clarividentes voluntarios pero sólo cuando se han desarrollado hasta cierto grado pueden ser las personas conscientes de los mundos superiores, lo que obliga a trabajar en sentido espiritual casi las 24 horas y a hacer los ejercicios correspondientes para acelerar el desarrollo del cuerpo alma.
La materia de deseos está en constante movimiento a través de los vórtices, en él se ven los colores que conocemos y otros muchos más que no se pueden describir. Esos colores muestran las características y el temperamento de la persona pero también están siempre cambiando según sea el estado emocional, sentimental y de deseos. Se puede decir que solo tiene un color fijo y constante que es el correspondiente al planeta regente del Ascendente de la persona. Sin embargo hay otros detalles y es que, en la persona de poco desarrollo espiritual la parte inferior del cuerpo de deseos es sombría mientras que, por ejemplo, el de un santo es glorioso, transparente, luminoso y de una gran pureza en sus colores.
Estos centros de fuerza pueden ser activados pero dependiendo del método que se utilice, sus efectos pueden ser buenos o malos. Cuando se activan bajo la dirección de un Maestro, la persona se hace un clarividente voluntario y puede ser consciente e investigar el mundo de deseos a voluntad, mientras que los que la despiertan por otros métodos negativos se llaman involuntarios y su clarividencia es similar a un espejo que refleja pero que no muestra las cosas tal como son. Como es lógico, este poder tiene relación directa con el trabajo que hace un probacionista y con sus ideales fraternales, altruistas y amorosos respecto al prójimo. Gracias a eso el aspirante consigue crear un puente entre el cuerpo pituitario y la glándula pineal que es la causa del despertar de este sexto sentido. Ningún clarividente voluntario y correctamente desarrollado empleará su facultad para satisfacer su curiosidad ni para obtener algo a cambio, solo lo hará para ayudar a la humanidad.

CLARIVIDENCIA
Ser clarividente positivo y consciente en los mundos invisibles solo lo consiguen los que han hecho el voto de dedicar su vida al servicio a la humanidad y el de hacer los ejercicios, oraciones, etc. necesarios para acelerar el desarrollo espiritual y crear el cuerpo alma, es decir, los auxiliares invisibles entrenados por los Hermanos Mayores. Mediante la persistencia y la devoción hacemos que los éteres inferiores cuiden del cuerpo mientras salimos, y por la observación y el discernimiento se desconectan los superiores de los inferiores. Entonces, con la ayuda del Hermano Mayor podremos salir del cuerpo conscientemente siempre y cuando los Éteres superiores estén suficientemente espiritualizados. Esto hace que la fuerza sexual generada por el éter de vida y no usada llegue al corazón para mantener la circulación sanguínea mientras se está fuera del cuerpo. La fuerza sexual se puede utilizar para el propio perfeccionamiento por medio del discernimiento, la observación y la devoción a asuntos elevados.
Con la iniciación y su anterior preparación se separan los dos éteres superiores de los inferiores y se despiertan los centros sensoriales del cuerpo de deseos. Gracias a la relación de los éteres superiores del cuerpo vital con los centros del cuerpo de deseos se trae el recuerdo de lo que se ha hecho por las noches. De aquí la importancia de los ejercicios que son dados a los probacionistas procedentes de los Hermanos Mayores y de Max Heindel, ya que hacen que esos centros o vórtices comiencen a girar hasta que se acomodan en el cuerpo vital y físico y hacen que el aspirante pueda salir un día por medio de un movimiento es espiral. A partir de ese momento, será capaz de visitar cualquier punto del planeta por las noches sin necesidad de dormir.
La clarividencia o la memoria de vidas pasadas se adquieren gracias a vivir la vida de acuerdo a las leyes divinas y en sentido espiritual bajo la dirección de un Hermano Mayor. En la 1ª iniciación se le dice al aspirante que nunca utilice los poderes para satisfacer curiosidades ni nada parecido y, a partir de ahí, se le recuerda de vez en cuando. Cuanto más progreso más restricciones hay para el uso de los poderes porque somos más responsables de nuestros actos.


LA FUERZA CREADORA
El origen de la pasión, del sexo y del mal en general procede de los Ángeles luciferes de Marte que actuaron en contra de las leyes de Jehová y nos abrieron los ojos haciéndonos conscientes de que éramos individuos y de que había otro sexo. Para contrarrestar esa “caída” que nos hubiera llevado a la destrucción, los Hermanos Mayores de Mercurio nos facilitaron la formación y desarrollo de la mente. Todas las Jerarquías creadoras activas actúan sobre nuestros cuerpos pero hay tres que destacan respecto al sexo y a los sentidos:

1º.- Los Luciferes que dominan el hemisferio cerebral izquierdo con el que principalmente pensamos.
2ª.- La jerarquía de Mercurio que domina el hemisferio derecho, el cual en un futuro elevará a la humanidad a los planos superiores dándonos poder sobre la naturaleza y haciéndonos semejantes a Cristo
3ª.- La jerarquía de Neptuno que actúa sobre el canal espinal y los ventrículos cerebrales para despertar los sentidos espirituales.

Antes de obtener el hombre el cuerpo de deseos y antes de la caída, era casto y puro como las plantas pero, como estaba previsto que tuviéramos un cuerpo de deseos y una mente, retuvo la mitad de la fuerza creadora para construir el cerebro y la laringe (para poder expresarnos con pensamientos y palabras) dejando la otra mitad para procrear cuerpos físicos; de ahí que la palabra, el pensamiento y el acto sexual utilicen energía creadora o divina. Esta fuerza es la que construye el cerebro cuando se retiene y está demostrado que el abuso y derroche de la energía creadora por el sexo afecta a la mente y al cerebro. De ahí que el pensador profundo y el que medita en lo abstracto, se sienta poco atraído por el sexo como ocurre respecto a los pensamientos devocionales y religiosos; estas personas emplean su fuerza generadora en crear pensamientos y así no la malgastan en satisfacer sus sentidos.
El pensamiento es creador y todo lo que el hombre ha construido es el resultado de los pensamientos cristalizados, de ahí que el que eleva la energía creadora y la expresa en pensamientos elevados y abstractos o con la palabra y en formas devocionales y espirituales no malgaste la energía creadora con el sexo que, a la larga, idiotiza y crea deudas que habrá que pagar como karma negativo.
Esa fuerza que hoy utilizamos para inventar, crear, pensar y construir la utilizamos en el pasado para crear los órganos internos cuando éramos guiados por las jerarquías. Pero entonces éramos inconscientes de cómo se utilizaba la otra mitad de esa fuerza cuando salía para generar otro cuerpo bajo la dirección de los Ángeles y en determinadas épocas del año. Cuando perdimos la percepción interna y abrimos los ojos (la salida del paraíso) obtuvimos la autoconciencia, descubrimos al sexo contrario y nos dejamos llevar por el cuerpo de deseos.
A su debido tiempo, la fuerza creadora se elevará por la médula espinal hacia el cerebro para usar los dos hemisferios (luciferes y jerarquía de Mercurio) entonces ya no se necesitará pareja para procrear porque lo concebiremos con la mente como hacen los adeptos y los Hermanos Mayores. Lo mismo que la influencia luciférica nos hizo conocer y practicar el sexo y perder el contacto con el Yo superior, en un futuro seremos castos y puros por guardar la fuerza creadora y volveremos a contactar con el Yo superior para poder ser creadores con los dos aspectos internos que son: La imaginación como polo femenino o negativo que formará los arquetipos, y la voluntad como polo masculino o positivo que atraerá la materia y dará forma a la creación.
En los planos invisibles donde no hay diferencia de sexo se utilizan las dos cualidades del Alma y, por tanto, no es necesario el matrimonio o unión para la procreación. Allí cada uno crea el arquetipo de su futuro cuerpo con la ayuda de las Jerarquías Superiores. Por consiguiente, cuanto antes aprendamos a conservar nuestra propia fuerza creadora y a elevarla hacia el cerebro por medios y con fines espirituales, antes encontraremos a la mujer o al hombre dentro de nosotros mismos. Entonces se habrá consumado el matrimonio místico y nacerá la conciencia creadora. Por tanto, cuando volvamos a guardar y a utilizar espiritualmente la energía creadora, volveremos a obtener la doble polaridad en nosotros mismos y venceremos la muerte porque seremos capaces de crear nuestro propio cuerpo conscientemente.
Para que el hombre pueda continuar su evolución y ser como lo fue en la época hiperbórea (casto y puro) tiene que volver a poder utilizar toda su fuerza creadora a voluntad. Entonces volverá a conocerse a sí mismo (autoconciencia interna) y usará la facultad creadora conscientemente para crear lo que quiera; entonces no se verá limitado como ahora para usarla para la procreación porque hablará la palabra creadora por el Espíritu. Así es que, la fuerza que hoy usamos para pensar, hablar, crear y procrear será la fuerza creadora independiente que es lo que utilizan los Hermanos Mayores que tienen la conciencia del Período de Júpiter.
La castidad absoluta no se exige hasta la preparación de las iniciaciones mayores pero debemos ser capaces de transmutarla por el pensamiento y el corazón y utilizarla para procrear como así lo hicieron a modo de sacrificio Maria y José para que un elevado hermano pudiera renacer pero nunca por pasión y placer sensual.
El que derrocha la energía creadora está actuando contra las leyes divinas y tendrá que pagarlo irremediablemente. En proporción directa a lo desinteresado que sea el hombre podrá dar salida a la fuerza creadora que contiene, lo que le dará más poder mental para utilizarlo en beneficio de los demás en vez de retenerla o malgastarla.
Con cada acto sexual se crea la necesidad de alimentar el cuerpo físico porque ha gastado energía y consumido tejidos que deben ser repuestos, lo que, a su vez aumentará el éter químico. Además, como la fuerza creadora actúa a través del éter vital, éste aumenta, por tanto, esos dos éteres se fortifican en su dirección hacia abajo a la vez que contrarrestan los éteres superiores por medio de los deseos y disfrute de los placeres y pasiones.
Cuando venzamos al cuerpo de deseos respecto a los bajos deseos, pasiones, sexo, etc. y dirijamos la fuerza creadora hacia arriba seremos como la flor que contiene la fuerza dentro y la utiliza para manifestar su belleza y la simiente para crear otra nueva planta sin necesidad de otra colaboración. Esa pureza será necesaria para hacernos aspirantes e iniciados con conciencia del Período de Júpiter.
En la etapa preparatoria para la iniciación también se revierte la energía creadora haciendo que pase de su sentido hacia abajo (por donde se derrocha en la gratificación de las pasiones) a su sentido ascendente a través de la triple médula (luna, marte, mercurio) espinal para que Neptuno encienda el fuego espinal del espíritu regenerado. Este ascenso activa la vibración del cuerpo pituitario y la glándula pineal haciendo que la persona sea clarividente. Entonces se despierta el centro de la frente, los de las manos y los de los pies (estigmas de Cristo) y el cuerpo empieza a brillar con un color dorado.
Las funciones animales de nuestro cuerpo dependen de los éteres inferiores y, por ejemplo, con el sexo se aumentan los inferiores y se impide la espiritualidad; mientras que con los rituales y ejercicios espirituales y las oraciones ocurre lo contrario y construimos el cuerpo alma. Todos nuestros actos producen un efecto directo sobre el arquetipo. Cuando son actos de acuerdo a la ley de la vida y la evolución, podemos prolongar nuestra vida y adquirir más desarrollo anímico. Pero los que despilfarran la energía vital y creadora y usan la fuerza y el pensamiento destructivamente, están agotando la vida del arquetipo.
Los Ángeles evolucionan en la región etérica del mundo físico, ellos son maestros en el manejo de esa clase de materia y son colaboradores nuestros en la formación del cuerpo etérico, pero también son los guardianes de la simiente de la vida. Aunque su evolución es tan diferente a la nuestra como la nuestra de los animales, están muy unidos a nuestra evolución y a la de los otros reinos con los que también colaboran. Ellos ayudan y sirven en los mundos invisibles y estimulan para hacer el bien, pero cuando derrochamos la energía creadora a través del sexo, pecamos contra su líder Jehová y su obra también reconocida como la del Espíritu Santo “Señor y dador de Vida.”

Francisco Nieto

1 comentario:

Ser Camino de Luz dijo...

Me encanto Francisco me parece muy completo... Felicitaciones!!!

Con amor...Luz.