Entradas populares

martes, 25 de mayo de 2010

LOS ANIMALES, NUESTROS HERMANOS MENORES (I)




Para entender mejor este artículo es conveniente leer las conferencias LOS CUERPOS DE EXPRESIÓN DEL VERDADERO SER HUMANO y LOS MUNDOS DONDE EVOLUCIONAMOS. Ambos se encuentran en el blog esoterismo y espiritualidad; también es aconsejable estudiar “Mi diagrama


Para el materialista carnívoro es motivo de incredulidad que en la India se tenga tanto respeto a la vida animal y más aún a las vacas mientras muchas personas mueren de hambre, sin embargo, además de ser una superstición religiosa no deja de tener una parte de espiritualidad. Por otro lado, al ocultista occidental también le parece increíble que creyendo en el karma, el renacimiento y en otras enseñanzas ocultas, digan que el hombre puede reencarnar en cualquier clase de animal. Los comedores de carne, cazadores, pescadores y científicos, entre otros, puede que opinen y actúen así por aquello que dice la Biblia de que el hombre tiene dominio sobre todo ser viviente que se mueva sobre la tierra o incluso por su ignorancia y su poco desarrollo espiritual. Pero los orientales y los ocultistas opinamos que quitar la vida a un animal es impedir que esa vida evolucione por medio de ese cuerpo para así obtener conciencia y, en su momento, llegar a ser humano. Cuando en la Biblia se refieren al Alma dicen “nephesh” y cuando al Espíritu “ruach”, así es que cuando leemos que ¡Dios sopló en las narices (del hombre) el aliento de vida, el hombre vino a ser un alma viviente nephesh, es decir, un animal puesto que en otros sitios también se habla de él como nephesh; con esto llegamos a la conclusión de que el Alma se convierte en Espíritu por medio de un proceso evolutivo.



De alguna manera, la filosofía profana y la religiosa afirma que tanto el animal como el hombre tienen Alma, y el filósofo Leibnitz mantiene la teoría de la resurrección animal hasta cierto punto al decir que cree que las almas de los animales son imperecederas y que por eso cree en nuestra naturaleza inmortal. Dean o el teólogo Charles Bonet, además de varios padres de la iglesia, dijeron que en la Biblia dice que los animales vivirán en una vida futura. Dice Leibnitz: “Los animales son libros admirables, en que el creador ha reunido los más sorprendentes rasgos de su soberana inteligencia.”Y es que el anatómico que estudia a los animales debe hacerlo con respeto como con cualquier otro ser humano, con sentimientos delicados, inteligencia y moral, comprenderán que todo cuando vive merece compasión. No se puede creer en el automatismo animal de Descartes porque entonces llegaríamos al automatismo del hombre mientras que la verdad reside en la evolución de la vida a través de las formas o cuerpos materiales. Dice San Pablo: “La misma criatura también, debe ser liberada de la servidumbre de la corrupción”, o lo que es lo mismo, al igual que la Biblia dice sobre el hombre, las criaturas (animales) algún día se liberarán de hacer el mal puesto que su Alma indestructible tiene que seguir evolucionando hacia el Espíritu de la perfección; por tanto, hablemos de los animales como de Almas vivientes cuyo origen es el mismo que el hombre.



Es difícil de comprender por parte de los amantes de los animales que un animal doméstico que les demuestra cariño y fidelidad deje de existir como tal después de su muerte. No hay mejor respuesta, al menos para mí, que la teoría ocultista de la evolución de la vida a través de los cuerpos para, así, desarrollar una conciencia que va desde la inconsciencia total del mineral hasta la de vigilia del hombre pasando por la de sueño y ensueños de los reinos vegetal y animal. Una cosa es la vida (que procede de Dios) y otra el cuerpo que pueda utilizar esa vida según sus necesidades evolutivas. La vida que comienza a ocupar formas animales es porque ha obtenido cierto grado de conciencia gracias a los impactos y vibraciones externas que le han alcanzado y ha asimilado, por tanto, se encuentra en la necesidad de utilizar un cuerpo superior donde pueda expresar lo que ha desarrollado como respuesta ante las personas, circunstancias y medio donde se encuentre.

Pero para llegar a este estado ya casi doméstico debe haber pasado por infinidad de cuerpos donde lo que más hace es asimilar vibraciones para poder expresarlas en un futuro. Así, un ave no expresa lo mismo que un gato doméstico pero cuando vaya ocupando cuerpos de aves cada vez más domesticadas terminará conviviendo libremente con el hombre para después pasar a otra especie animal. Así una vida animal pasa desde los cuerpos más salvajes o indomesticadas de una especie hasta los cuerpos más domésticos de especies similares más evolucionadas. Por ejemplo: un lobo, después de ciertas vidas como tal, puede tomar el cuerpo de un perro callejero más o menos salvaje, éste al cabo de ciertas vidas, puede ocupar el cuerpo de un perro doméstico pero inadaptable, después puede ocupar cuerpos de perros domésticos adaptados y, por último, obtener cuerpos de perros supermimados pero a la vez cariñosos, obedientes, buenos y fieles a sus dueños. Así es que, muchas personas están confundidas cuando piensan que el animal es algo así como un autómata, porque todo lo que le hayan dado y enseñado para bien, no solo le servirá al animal para ocupar otros cuerpos más perfectos, sino que también beneficiará toda su especie por medio de su Alma-grupo.



No olvidemos que lo que llamamos reinos y Jerarquías Creadoras o Divinas (llamadas por la Iglesia católica: Ángeles, Arcángeles, Dominaciones, principados, Virtudes….) son oleadas de Espíritus creados, o mejor dicho, “diferenciados” de Dios Mismo para que desarrollen sus poderes y conciencia a través de los mundos y cuerpos donde evolucionan. Es decir, estos Espíritus evolucionan a través de las formas de creciente desarrollo para así obtener una conciencia propia (como un Yo) y después desarrollar los poderes latentes espirituales lo que, al final del ciclo, repercute en Dios gracias a lo cual, Él evoluciona hasta lo que entendemos como ser omnisciente, omnipresente y omnipotente respecto a nosotros. Aunque parezca difícil de comprender (puesto que no me quiero extender hacia lo que es Dios y dónde evoluciona) es algo así como que conseguimos ser lo que somos en conocimientos, sentimientos, inteligencia, etc. gracias a las experiencias que hemos tenido, a lo que hemos creado físicamente, a la manera de pensar, a los sentimientos y a los resultados de todo eso. Por tanto evolucionamos gracias a nuestras células del cuerpo físico, a los sentimientos y deseos que emitimos y a la respuesta que nos venga, a los pensamientos que nos hacen actuar de una manera u otra, etc. Así es que antes de crear Dios a la oleada de Espíritus que llamamos Ángeles o Arcángeles creó otras Jerarquías que están más evolucionadas. Después de los Ángeles creó nuestra oleada de Espíritus y después la de los animales, vegetales y minerales. Por eso nosotros evolucionamos como individuos pero hemos sido ayudados y guiados por las Jerarquías superiores, así es que, nosotros, además de servirnos de los reinos que nos siguen, debemos ayudarlos en su evolución.



Cuando la vida que hoy se expresa en cuerpos animales comenzaba su desarrollo lo hacía inconscientemente de sí misma puesto que eran guiados por las Jerarquías superiores, no estaban dentro de los cuerpos. Según esa vida animal va aprendiendo a construir sus cuerpos (a través de reinos y especies) va penetrándolos y utilizándolos, pero de tal manera que no están totalmente dentro de sus cuerpos, solo los más domésticos lo están casi hasta la cabeza. Son la Jerarquía de los Arcángeles los que guían el desarrollo y evolución de la vida de los animales hasta que éstos penetran totalmente en sus cuerpos (físico, etérico, de deseos y cierta cantidad de material del Mundo Mental o del Pensamiento) manifestando así esa “inteligencia” y están listos para su separación del Alma-grupal. Podríamos decir que el animal “renace” cada cierto tiempo pero no se parece en nada al método de renacimiento humano, sobre todo después de la muerte. Es cierto que las formas astrales de los animales domésticos están durante un tiempo en los domicilios y con las personas que convivieron antes de morir pero no recopilan la película de su vida ni pasan del Mundo de Deseos o astral como nosotros que estamos individualizados como humanos. El animal tiene su vida post-morten en el Mundo de Deseos después de que se rompa su cordón plateado que une sus cuerpos invisibles, pero su estancia allí es corta puesto que no tiene que purgar ni asimilar, como conciencia individual, el fruto de sus experiencias.


Francisco Nieto

sábado, 15 de mayo de 2010

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ, UNA ESCUELA INICIÁTICA (y VIII)


LOS AUXILIARES INVISIBLES

En la Fraternidad Rosacruz, las primeras personas que suelen tener acceso, por lo general, a ser auxiliar invisible como miembro de la misma son los probacionistas pero, para ser auxiliar invisible primero hay que ser auxiliar visible. Los auxiliares invisibles son aquellos que dedican su vida física a ayudar a los demás sin esperar nada a cambio y que en un momento dado son de utilidad como colaboradores de los Hermanos Mayores en su obra benefactora sobre la humanidad. Se reúnen por las noches en grupos según su temperamento, capacidad y signo del ascendente de su horóscopo. Bajo la dirección de otros auxiliares, médicos y de los Hermanos Mayores, se dedican a curar haciéndolo altruista, fraternal y amorosamente. Los auxiliares utilizan la fuerza curativa despertada o adaptada por los Hermanos Mayores en forma de corrientes de fuerzas magnéticas llegando incluso a materializar las manos tal y como les enseñan. Hay casos en que pronuncian la palabra creadora para separar los tejidos enfermos y construir nuevas células.

Los auxiliares invisibles pueden ser conscientes o no dependiendo de su evolución espiritual o psíquica y de si está bajo la guía de un Hermano Mayor en una escuela como la F. R. Actúan como auxiliares en la enfermedad, en catástrofes y con los recién muertos para darles sosiego, seguridad y fortaleza. Una vez se es probacionista, el Maestro va dirigiendo al aspirante (siempre que este se esfuerce en sus deberes como tal) y cuando está preparado para ello entrará en la Hermandad de los auxiliares invisibles. Antes de llegar a ser auxiliar invisible y durante el probacionismo hay que ser auxiliar visible, lo que debería ser motivo de trabajo para el aspirante en los siguientes aspectos:

1º.- Tener una mente abierta para el entendimiento de la filosofía oculta.
2º.- Poner en práctica las enseñanzas de la Fraternidad.
3º.- Autocontrol de la mente, cuerpo de deseos e impulsos irrazonados.
4º.- Desarrollo de la paciencia, persistencia, confianza propia, meditación, oración y discernimiento.
5º.- Desapego de lo material.
6º.- Cumplir responsablemente con el compromiso del probacionismo (ejercicios diarios)
7º.- Imitar a Cristo.

Los auxiliares invisibles se suelen dividir en dos clases:
1º. Los que son conscientes en el mundo de deseos o mental, que suelen ser verdaderos probacionistas y discípulos de Maestros
2º. Los que no lo son, y que suelen ser probacionistas.
El poder que pueda adquirir un auxiliar invisible nunca se usará para dominar, curiosear, conseguir algo para sí mismo ni nada que no sea el auxilio altruista y amoroso sin esperar ni tomar nada a cambio. El auxiliar invisible rosacruz cumple el mandamiento de Cristo de “curar al enfermo”. Por las noches salen de su cuerpo físico con su cuerpo de deseos y mente y se reúnen en grupos de 12 para dedicarse a curar con la energía liberada por los miembros de la Fraternidad Rosacruz en los días señalados para la curación. Siempre trabajan de acuerdo a los principios de la astrología para un mejor provecho y sanación de los enfermos y un mejor efecto en los días adecuados.

DEBERES DE LOS AUXILIARES:
1º.- Ser muy responsable;
2º.- Tener un perfecto dominio de los nervios, emociones y procurar no dejarse dominar por nada en su vida cotidiana;
3º.- Debe ser sereno, tranquilo y complaciente, sin excitación ni cansancio.
4º.- Debe estar preparado y madurado por la experiencia de la vida y las enseñanzas rosacruces, (ilusiones, fantasías, vicios, etc.)
5º.- Ser desinteresado y ser feliz por poder servir;
6º.- Su mayor deseo será servir de manera amorosa y desinteresada;
7º.- Su ideal será Cristo.


PRECEPTOS PARA EL ASPIRANTE ESPIRITUAL

El sendero del místico es un camino espinado pero bello para desarrollar los valores espirituales de la devoción, también es un camino de fe y por eso mismo es alternativo al sendero del ocultista que busca respuestas intelectuales y conocimientos, por eso mismo, en estos preceptos intento dar una línea a seguir para ambos buscadores de la Verdad y del desarrollo espiritual.

1º.- Dará gracias a Dios todos los días por los alimentos, por la salud, por el trabajo y, sobre todo, por el mal y las pruebas y tentaciones que tanto nos fortalecen.
2º.- Cristo será el ideal principal de su vida y le tendrá presente en cada momento en su manera de pensar, hablar y actuar.
3º.- Intentará fijarse solo en lo positivo de las personas y de todo lo que normalmente llamamos “mal” y perdonará y olvidará ese aspecto que a menudo tanto nos disgusta de nuestro prójimo.
4º.- No colaborará con la crítica destructiva en ningún sentido sino que, al contrario, intentará evitarla o transformarla en constructiva.
5º.- El servicio amoroso y desinteresado al prójimo será uno de sus ejercicios a lo largo de la jornada haciéndolo con modestia y humildad.
6º.-Para no crearse deudas del destino con sus enemigos, procurará fijarse y meditar solamente en sus cualidades y nunca en sus defectos.
7º.- Se esforzará siempre que pueda en no hacer a otros lo que no le gustaría que le hiciesen a él.
8º.- Procurará controlar su mente para no caer en los deseos y en las tentaciones negativas y para que ésta no se vea influenciada por la atmósfera de pensamientos indeseables que nos puedan rodear.
9º.- Su manera de actuar en la vida estará siempre basada en la Verdad, la fraternidad, la honradez y la justicia.
10º.- Cuando tenga algún problema preocupante que le agobie, no se encerrará en él para no hacerse débil ante sus influencias negativas, al contrario, centrará su pensamiento en Dios para recuperar la armonía y la confianza interna.
11º.- Tendrá siempre presente que las cosas no son buenas ni malas sino que las verá según su forma de pensar. Si consigue pensar siempre positivamente será como una luz que alumbre a los demás.
12º.- Sabiendo que un espacio no puede estar ocupado por dos objetos a la vez, observará sus pensamientos para reemplazar los negativos por los positivos y concentrarse en ellos para llevarlos a la práctica.
13º.- Como ocultista que conoce las leyes de Renacimiento y Consecuencia, intentará actuar cada día de manera que sus actos sean semillas que traigan mayor desarrollo moral, intelectual y espiritual en la próxima vida.
14º.- Tendrá siempre presente que cada vez que hace un mal es como si se echara una mancha en su aura, si persiste en esa actitud, las manchas impedirán que pueda ver la luz y caminará en la oscuridad.
15º.- Cuando quiera supera un problema con otra persona, hará todas las mañanas un ejercicio de visualización, en la situación donde suele fallar, transformando todo en positivo. Si persiste en esa “auto-programación”, llegará el momento en que actuará sin ningún mal sentimiento contra el otro y resolverá el problema.
16º.- Conociendo el Plan de Dios, colaborará con Él procurando hablar, pensar, actuar y ver solamente lo positivo del mundo, de las circunstancias y de las personas que le rodean.
17º.- Se analizará en sus meditaciones para ver cuáles son sus defectos, una vez hecho esto, tomará la decisión sincera de superarlos. El aspirante no debe llevar consigo nada que pueda hacer daño a los demás.
18º.- Tendrá su propio lugar donde realizar sus ejercicios espirituales para crearse un ambiente de paz, equilibrio y armonía espiritual tanto en su aura como en lo que debería ser su “Templo de Oración.”
19º.- Procurará no caer en el error de pensar que porque tenga ciertos conocimientos o poderes espirituales es más que otro. El desarrollo espiritual se adquiere cuando se lleva el conocimiento a la práctica, entonces comprenderá el significado de: “El que quiera ser el primero debe ser el último y el servidor de todos.”
20.- Cuando quiera vencer un defecto, no deberá luchar pensando en ese defecto porque así lo estará alimentando, al contrario meditará en la manera de desarrollar la cualidad opuesta para que el defecto muera por inanición.
21º.- Sabiendo que el Yo superior es sabio y siempre está intentando aconsejarnos y guiarnos, tendrá plena confianza en él poniendo sus asuntos y dudas en sus manos y le escuchará con atención.
22º.- Nunca buscará poder, lo único que debe buscar es la humildad; tampoco buscará que le elogien, porque si lo hace, es que está muy dominado por la personalidad. Sin embargo, sí trabajará por los demás sin esperar nada a cambio.
23º.- Tendrá siempre presente que debe dar ejemplo de todo lo que representan estos preceptos, si hace lo contrario, estará entorpeciendo su propio destino y muy posiblemente, incumpliendo el compromiso que hizo antes de renacer.
24º.- Se esforzará en dedicar unos minutos a diario para hacer sus oraciones y meditaciones con la intención de aumentar las vibraciones de sus cuerpos y elevarse en alas del amor.
25º.- Pedirá perdón de todo corazón a Dios todos los días al acabar la jornada y por las personas que sufren y pasan hambre y necesidades en el mundo.
26º.- Intentará hacer las cosas como si fueran para Dios sin fijarse en si son molestas, duras o difíciles, y sabiendo que esas ofrendas repercutirán en la humanidad.
27º.- En sus momentos de paz y oración no sólo debe preguntarse ¿Cuántas veces he servido hoy a Dios? ¿Cuántas a mi Espíritu? sino que también se preguntará ¿Cuántas he fallado?
28º.- Resumiendo todo lo anterior sabiendo que es un Dios en formación, debe preguntarse ¿Por qué no comienzo a actuar con la misma intención que lo hace Dios?


Francisco Nieto

domingo, 9 de mayo de 2010

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ, UNA ESCUELA INICIÁTICA (VII)


GRADOS DE ESTUDIO Y DESARROLLO


Sabiendo ya que la Fraternidad Rosacruz es la Escuela Iniciática que representa a la Orden Rosacruz, diré que esta Filosofía es la más lógica y razonable desde el punto de vista científico y espiritual y que, por lo tanto, es la filosofía relacionada con el futuro desarrollo interno de occidente. Esta Escuela tiene varios grados por medio de los cuales todo ser que se esfuerce lo suficiente y persista en su acción podrá conseguir la “Iniciación”, después de esto y aún sabiendo que no se consigue en una sola vida, se puede llegar aún mucho más lejos. Doy a continuación los Grados que existen en la Escuela Rosacruz desde que una persona se interesa por su filosofía.

1º. “Estudiante preliminar”: Es cualquier persona que se interesa por estudiar nuestro primer curso de filosofía basado en el “Concepto Rosacruz del Cosmos”

2º. “Estudiante Regular”: Este grado corresponde a los dos años siguientes del curso preliminar y durante él se reciben cartas de tendencia espiritual para practicar en la vida diaria junto a unas lecciones de filosofía.

3º. “Probacionista”: Es cuando a partir del grado “Regular” la persona se compromete ante su propio Espíritu, y sin que nadie le obligue, a seguir una serie de reglas y a no comer carne, beber alcohol, fumar y no utilizar pieles para vestir. Durante este período los estudiantes reciben instrucciones particulares por medio de cartas durante al menos 5 años. El Hermano Mayor enseña al Probacionista a defenderse de ciertos peligros del Mundo del Deseo, y antes de admitirle para el siguiente grado le hace una gran prueba.


4º. “Discípulo”: En esta etapa el estudiante es preparado para la iniciación por los Hermanos Mayores quienes le dan ciertas instrucciones individuales que no pueden revelar. Tanto en el grado de “Probacionista” como en éste se recibe una enseñanza basada en nuestra necesidad y desarrollo según el rayo, signo astrológico, Ascendente y cualidades y defectos con los que más debemos trabajar. Este es el primer contacto de una persona comprometida seriamente con un Maestro o Hermano Mayor, por eso hay que dudar de todas esas afirmaciones que circulan por ahí de supuestos contactos con Maestros sin más ni más. Es cierto que puede haber algún probacionista que sea consciente de sus actividades en el Mundo de Deseos por las noches, y por lo tanto, pueda tener algún contacto con su Maestro, pero los Maestros no se aparecen de manera individual a cualquier persona ni por cosas tan simples y absurdas como algunos dicen.

5º. “Hermano Lego”: Estos han recibido varias iniciaciones y pueden salir conscientemente del cuerpo físico para asistir a los servicios del Templo y colaborar con las actividades de la Orden y de la Fraternidad.


6º.”Adepto”: Son los que han adquirido las 9 Iniciaciones Menores y no necesitan renacer como niños para obtener un cuerpo físico, sino que ellos mismos pueden formarlo. Este cuerpo puede durar siglos y estar siempre joven.

7º. “Hermano Mayor”: Estos son los únicos que tienen derecho a llamarse “Rosacruces” porque han obtenido las 9 Iniciaciones Menores y las 4 Mayores.

Cristián Rosacruz es la Cabeza de la Orden y el eslabón entre la Orden y el Consejo Central Superior compuesto por Hierofantes de los Misterios Mayores quienes no tratan con la humanidad.

LA INICIACIÓN


Las Ordenes Ocultas han existido siempre, hace siglos, sus miembros eran elegidos y preparados para el trabajo interno, sin embargo, hoy tienen sus Escuelas Preparatorias (como la Fraternidad Rosacruz) para que todo aquel que quiera, pueda prepararse para la Iniciación. Pero, tanto antes como ahora, se ocultan las enseñanzas hasta que el aspirante no esté lo suficientemente maduro como para demostrar al Maestro que no va a hacer mal uso de los poderes que le otorguen.
Lo que hoy llamamos “Artes y Ciencias” así como el desarrollo de la voluntad y otros muchos aspectos humanos fueron en su día motivo de “preparación e Iniciación.” Lo mismo que un salvaje puede progresar por medio de una enseñanza, así mismo los que buscan algo superior a la vida cotidiana, también pueden obtener la iniciación o expansión de conciencia y un desarrollo de los poderes latentes. Todos, en algún momento de nuestro desarrollo, sentimos la necesidad de obtener un nuevo conocimiento que satisfaga al corazón y a la mente, algo que esté basado en leyes eternas e inmutables y que explique el misterio de la Vida y del Universo de una manera lógica y razonada.
Cuando una persona sufre y busca consuelo, no se le puede decir que es la voluntad de Dios aunque Dios les considera sus hijos, las personas no entienden eso y necesitan una explicación intelectual y científica y, esa explicación la da las dos principales Leyes. Sin embargo, el conocimiento de estas leyes y todo lo demás no es lo más importante con todas las grandes ventajas que tiene, lo más importante es la toma de conciencia de que el aspirante se debe convertir en un servidor de la humanidad.
Todas las Jerarquías Superiores han estado y están sirviendo a la humanidad, así mismo, la humanidad debe hacerse “servidora” porque, en el momento de la muerte no van a valorar el conocimiento sino el servicio amoroso y altruista que hemos hecho, entonces comprenderemos las palabras de Cristo: “Bien hecho, tú bueno y fiel sirviente, entra en el goce de tu Señor. Porque yo estaba hambriento y me diste de comer...Yo tuve sed y me diste de beber.” Por eso la F. R. enseña el evangelio del “Servicio” para que sus estudiantes sean un ejemplo digno de crédito; somos conscientes del sentido de la frase: “Por sus frutos les conoceréis.” Algunos humanos llevan varias vidas en el Sendero de preparación o iniciación y, cuando conectan con su Escuela, despiertan fácilmente algún poder y asimilan y reconocen rápidamente las enseñanzas.
Existen dos principales caminos: El del místico devoto que no pregunta y sólo ama porque le basta con su Fe. Y el del ocultista que quiere saber y necesita respuestas desde el punto de vista del conocimiento. El místico busca un estado elevado de sentimiento por medio del cual se sentirá unido a Dios, y el ocultista busca un estado de conocimiento en el que obtendrá una realización de la Verdad, sin embargo, para adquirir una verdadera realización, deberían llevar a la práctica ambos senderos, y eso es precisamente lo que hace la F. R.
La Escuela Preparatoria espiritualiza el carácter, desarrolla la voluntad y la mente, y pone en actividad el Cuerpo Pituitario y la Glándula Pineal, esto hace que el aspirante se haga un cooperador de Dios en la Tierra.
Cuando alguien se sacrifica por purificar sus cuerpos a través de esfuerzos mentales, morales y físicos, emite una luz en los mundos invisibles y crea unos poderes internos; llega un momento en que alcanza cierto grado en que necesita desarrollar activamente ese poder y es entonces cuando aparece el Maestro para enseñarle a utilizarlo, esta demostración se llama Iniciación. Esto puede ser en un Templo etérico y con ceremonia o quizás no –según- pero debe quedar claro que ninguna ceremonia concede la iniciación. La iniciación es la culminación de la vida del Discípulo y es el resultado inevitable del mérito. Nunca se vende por dinero. El candidato no lo sabe y suele vivir su vida normal de una manera servicial y amorosa hasta que un día aparece un instructor –Hierofante de los Misterios Menores- desde entonces le enseñan a desarrollar las facultades latentes, sus poderes adormecidos y le enseñan a desarrollarlos por medio de despertar la energía estática y transformarla en poderes dinámicos.
Podríamos definir la iniciación en pocas palabras como que no es un acto lleno de fastuosidad; que no se obtiene previo pago de dinero; que en ella no hay vestidos llamativos, ni personas con espadas u objetos similares; ni se hacen cosas espectaculares; ni se dan en un gran templo físico, ni que tampoco se facilita por el hecho de ser un personaje famoso o que colabora mucho económicamente con la escuela; pero eso no es suficiente.
Los espíritus virginales se dividen y descienden hacia el mundo físico a través de alguno de los 7 rayos que dependen de alguno de los 7 Espíritus ante el Trono (Jerarquías Creadoras) y aunque en los diversos mundos nos mezclamos, cada una de las personas puede pertenecer a un Rayo-Padre diferente. Cuando buscamos el sendero de la vida superior para dirigirnos a la iniciación, lo tenemos que hacer a través de la escuela o logia que represente a nuestro Rayo, de ahí que haya 7 escuelas iniciáticas y que Jesús dijera a sus discípulos (del mismo rayo) “Vuestro padre y el mío”
No se dan iniciaciones espirituales en el mundo físico, se dan en los mundos espirituales que es donde están los que están capacitados para darlas
. Los primeros iniciados de la humanidad la adquirieron a principios de la época Aria y fue para que tomaran el puesto de los Señores de Venus, así estos iniciados son los únicos mediadores entre el hombre y Dios; al final de nuestra época aparecerá el Gran Iniciador que será nuestro guía. La iniciación es una expansión de conciencia para “iniciar” una nueva etapa de desarrollo. Por su medio nos dan la oportunidad de desarrollar las facultades o poderes superiores en muy corto tiempo pero a base de trabajar severamente –así adquirimos la conciencia del Período de Júpiter- Hay 9 estratos hasta llegar al centro de la tierra (10) que es el corazón central, y los Misterios menores son el camino que lleva allí porque por cada grado penetramos un estrato, cuando llegamos al centro penetramos en las iniciaciones mayores que son 4, estas son:

1ª. Todo lo que el hombre puede conocer en el Período Terrestre

2ª. Conocimiento que habremos obtenido en el Período de Júpiter

3ª. La perfección del Período de Venus

y la 4ª. Termina el actual plan evolutivo, o sea, el Período de Vulcano.


Cuando una persona se ha esforzado por vivir la vida superior y ha purificado sus cuerpos por el esfuerzo y el sacrificio en todos los sentidos, emite una luz en los mundos invisibles significando para cualquier clarividente o ser superior que ha acumulado un poder interno. Es esa luz la que atrae la atención del Maestro y, a partir de ahí, éste le prepara para la iniciación ¿Por qué en ese momento y no antes o después? Porque ese poder interno necesita una salida y un uso en los planos internos pero, lo más importante de todo, es que no puede haber iniciación si no hay un desarrollo previo, si no hay unas pruebas y si no se es discípulo de un Maestro.
Tanto el probacionista de una Escuela de Misterios como cualquier persona devota y que lleva una vida pura y de servicio amoroso, puede ser puesto a prueba por un Maestro. Será probado en sus puntos más débiles en su vida cotidiana para que, si falla, se dé cuenta y se corrija. Esta persona estará lista para la iniciación cuando lleve una vida sincera de servicio inegoísta y cuando su carácter se fortalezca con las pruebas y el Maestro crea que puede depositar su confianza en ella. La iniciación trata de mostrar al candidato cómo hacer uso del poder interno que ha acumulado por medio de sus buenas obras pero debe quedar claro que nadie puede iniciar a una persona si no ha desarrollado ese poder interno.
Todos, según vamos evolucionando, llegamos a un estado de desarrollo en que vemos la luz y decidimos dirigirnos a ella por el camino de la iniciación. Esto es como el camino que rodea a la montaña para llegar a la cima y el camino directo o de iniciación que cruza por diferentes sitios el camino de evolución. Cuanto más desarrollamos el poder interno, más cerca vemos la luz de la cima de la montaña y más fuerza obtenemos para seguir esforzándonos; tarde o temprano encontraremos a los Hermanos Mayores.
La idea generalizada que se tiene acerca de la iniciación es que no es más que una ceremonia que convierte a uno en miembro de una sociedad secreta, cosa que, por otro lado, puede conferirse con tal de que se pague cierto precio, una suma de dinero en la mayoría de los casos. Y si bien es cierto que en la llamada “iniciación” en las órdenes fraternales o en la mayoría de las seudo-ocultas sucede así, es completamente erróneo cuando se aplica a las iniciaciones en los varios grados de los verdaderas Fraternidades Ocultas, como lo aclarará un tanto la comprensión de los requisitos realmente exigidos.
En primer lugar, el oro no es en manera alguna la llave del Templo; el mérito espiritual cuenta, pero no el dinero. El mérito espiritual no se adquiere en un día, pues es el producto acumulado de las buenas acciones pasadas. El candidato para la iniciación, generalmente está inconsciente de que es candidato, y vive su vida en la comunidad sirviendo a su prójimo durante días y años sin ningún pensamiento ulterior, hasta que un buen día aparece en su vida un instructor, un Hierofante de los Misterios Menores, apropiado al país en el que resida el candidato. Hasta ese momento éste ha estado cultivando en sí ciertas facultades y acumulando ciertos poderes mientras servía y ayudaba, acerca de los que habrá estado generalmente inconsciente y los que no sabe cómo usar debidamente. La tarea del iniciador es entonces, y por tanto, muy sencilla: muestra al candidato sus facultades latentes, sus poderes adormecidos, y lo inicia en su empleo; le explica o demuestra por vez primera cómo puede despertar esa energía estática para convertirla en poderes dinámicos.
La iniciación, en suma, podrá realizarse por medio de una ceremonia o no, pero obsérvese de forma particular que, siendo la Iniciación la culminación inevitable de prolongados esfuerzos espirituales, sean éstos conscientes o no por parte del candidato, de ninguna manera puede tener lugar sino hasta que el requerido desenvolvimiento interno haya acumulado los poderes latentes que la Iniciación enseña a emplear dinámicamente, del mismo modo a como el apretar el gatillo de una pistola descargada no puede o podría producir explosión alguna. Tampoco debe existir temor alguno a que el instructor no se fije en quien haya alcanzado el grado de desarrollo espiritual al efecto. Toda acción buena y desinteresada aumenta la luminosidad y el poder vibrante del aura del candidato enormemente, y de igual modo que el imán atrae a la aguja, así también la brillantez del aura luminosa atraerá al correspondiente instructor.
La iniciación es un proceso espiritual y, como tal, se realiza por medios espirituales y no físicos porque ni las ceremonias ni los juramentos pueden convertir a un pecador en santo ni conceder la experiencia interna que se vive en ese momento. La iniciación cambia toda la vida de una persona porque derrama luz sobre todo su ser. Si no hemos desarrollado el poder del Alma que se requiere no nos puede iniciar nadie como tampoco nadie nos lo puede negar. La iniciación trata de ayudar a alguien que previamente no ha percibido el mundo espiritual así como a cambiar su conciencia para que la centre en lo invisible y en el Alma a la vez que retiene lo que ve en el mundo espiritual. El Maestro se aparece siempre cuando la persona está despierta y le dice que ha desarrollado el vehículo necesario para funcionar en los mundos internos. Entonces le ofrece hacer su primer viaje astral con seguridad y lo hace estando perfectamente consciente fuera del cuerpo físico.
La iniciación amplía la liberación del Ego del cuerpo del pecado y de la muerte para que pueda trabajar en los mundos invisibles y volver a su cuerpo cuando quiera. Naturalmente que, para que esto ocurra, el Hermano Mayor enseñará a disolver la unión existente entre el vehículo etérico y el físico (sobre todo en manos, pies y cabeza)
Las iniciaciones que dan determinadas y algunas famosas escuelas, sociedades secretas o iglesias no tienen relación alguna con la verdadera iniciación procedente de una escuela iniciática u Orden de Misterios. La verdadera iniciación es una experiencia interna que no se puede revelar si no se vive. El proceso es el siguiente: Cuando el discípulo ha desenvuelto ciertos poderes latentes internos, el iniciador, con conciencia pictórica del Período de Júpiter fija su atención y voluntad sobre ciertas verdades cósmicas y el discípulo (que vibra en esa sintonía de rayo y en esos cuadros de verdades cósmicas) ve en su conciencia lo que le dice el Maestro y responde a esas imágenes, vibra con esos ideales y, entonces, el poder latente se convierte en energía dinámica, elevándose la conciencia un grado más en la escala de iniciación. La iniciación se hace en templos particularmente preparados para que vibren en determinada octava con la cual está identificado el discípulo o discípulos.
Las iniciaciones menores permiten penetrar en los estratos de la Tierra donde se enseña todo cuanto el hombre puede conocer respecto a las revoluciones y épocas de nuestro actual Período Terrestre. Hasta la 5ª iniciación conocemos todo lo que es y será el Período Terrestre antes de pasar a la Noche Cósmica, las 4 restantes son una forma de iluminar al iniciado sobre esos mismos temas. Después de 1ª la iniciación se le enseña a funcionar en los mundos internos, a seguir a un ego durante dos vidas para ver cómo es la reencarnación, a investigar en la memoria de la naturaleza, a comprender el mecanismo del renacimiento y la ley de consecuencia, a juzgarse a sí mismo y a tener confianza propia y entusiasmo en la devoción. Pero recordemos que el desarrollo interno comienza en el cuerpo vital cuya nota clave es la repetición, porque gracias a ella aprovechamos al máximo cualquier asunto y interiorizamos los aspectos espirituales que necesitamos para progresar en el sendero de santidad.
Los Misterios Menores tratan únicamente con la evolución de la humanidad durante el Período Terrestre. En las tres revoluciones y media primeras de la oleada de vida en torno de los siete globos, los Espíritus Virginales aún no habían adquirido la conciencia de sí mismos, por lo que debido a ello ignoramos cómo hemos llegado a ser lo que somos. Tiene, pues, que iluminarse al candidato sobre el asunto; así que, bajo el impulso del Hierofante, durante el primer período de iniciación en el primer grado, su conciencia se dirige hacia la página de la memoria de la Naturaleza que contiene los recuerdos de la primera revolución, en la que recapitulamos el desarrollo del Período de Saturno. De esta forma, él aún está en plena posesión de su conciencia diaria, sabe y recuerda perfectamente los hechos de la vida del siglo XXI, pero ahora está observando de manera consciente los progresos de la evolucionante hueste de espíritus virginales, hueste de la que él era una unidad en la Revolución de Saturno. De esa forma aprende cómo se dieron los primeros pasos en el Período Terrestre hacia la meta de realización, la que le será revelada en un grado superior.
Tras haber aprendido la lección de forma práctica, el candidato habrá adquirido conocimiento directo sobre el asunto a la vez que habrá tomado contacto con las Jerarquías Creadoras en su obra sobre la humanidad, por lo que podrá no sólo apreciar su actuación beneficiosa en el mundo, sino ponerse hasta cierto punto la línea con ellas y convertirse de hecho en un nuevo, activo y consciente colaborador.
Llegado el tiempo para el aspirante de acceder al segundo grado, se le facilita que dirija su atención a las condiciones de la segunda Revolución del Período Terrestre, o Solar, tal y como se encuentran registradas en la memoria de la Naturaleza, observando entonces con plena conciencia los progresos hechos en ese tiempo por los Espíritus Virginales. En el tercer grado, por supuesto, el discípulo estudia la evolución de la tercera Revolución, o Lunar, y, en el cuarto, ve los progresos efectuados en la primera mitad de la cuarta o presente Revolución, primera mitad que acabamos de concluir. Hay además otro paso en cada grado: el discípulo ve, además de la labor ejecutada en cada revolución, la obra realizada en la Época correspondiente a cada Revolución o Período anterior, durante nuestra actual estancia en el globo D de la Tierra. Así: durante el primer grado, estudiará la obra de la Revolución de Saturno, que es una recapitulación del período del mismo nombre, además de su última consumación o replicación a través de la Época Polar. En el segundo grado, verá la obra de la Revolución Solar, en cuanto recapitulación del período de igual nombre, además de la réplica obtenida por medio de la Época Hiperbórea. Durante el tercer grado observará la obra llevada a cabo en la tercera revolución, o Lunar, así como lo que fue la base de la vida en la Época Lemúrica. Durante el cuarto grado verá la evolución de la primera media parte de la cuarta revolución con su correspondiente período de tiempo en nuestra estancia sobre la Tierra. Precisamente, la primera mitad de la Época Atalante se corresponde a cuando desapareció la densa neblina de la atmósfera y el sol comenzó a brillar sobre la tierra y el mar; entonces terminó también la noche de inconsciencia, los ojos del Ego interno se abrieron por completo y pudo dirigir la luz de la razón acerca del problema de cómo conquistar el mundo. Ese fue el tiempo en que el hombre nació tal y como hoy lo conocemos.
Cuando en los antiguos sistemas de iniciación se oye la narración acerca de que se sumergía el candidato en trance durante un período de tres días y medio, ello no hace referencia sino a esa parte de la iniciación que acabamos de describir, - primera parte de la Época Atalante incluida - por lo que los tres días y medio se refieren a estados pasados, no siendo de ninguna manera días de veinticuatro horas, puesto que el tiempo requerido varía en función del candidato. En todo caso, se le conduce inconsciente a través del desarrollo de la humanidad durante las revoluciones pasadas, y, cuando se dice que “despierta” al nacer el sol del cuarto día, ello se corresponde con la forma mística de expresar que su iniciación es obra de la carrera involucionaria del hombre, la cual cesó cuando el sol se levantó por fin sobre la atmósfera ya clara de la Atlántida. En ese momento es cuando el candidato “despierta” y es proclamado “primogénito”.
Por tanto, una vez familiarizado con el camino que hemos transitado por el pasado, el quinto grado conduce al discípulo al final del Período Terrestre, tiempo en el que la humanidad gloriosa recoge los frutos de este Período y se los lleva consigo desde los siete globos, sobre los que evolucionamos en cada Día de Manifestación, al primero de los cinco “globos oscuros” que constituyen nuestra habitación durante cada Noche Cósmica, el más denso de los cuales ha de encontrarse en la Región del Pensamiento Abstracto, en realidad el Caos de que hablamos en las páginas pertenecientes a este respecto. Este globo es también el Tercer Cielo, por lo que, cuando San Pablo habló acerca de que fue llevado al Tercer Cielo - donde vio cosas que no podía decir - en verdad se estaba refiriendo a las experiencias equivalentes a las del quinto grado de los Misterios Menores o Misterios Rosacruces actuales.
Al concluir el quinto grado, el candidato iniciático queda familiarizado con los progresos que se lograrán durante las tres revoluciones y media que restan del Período Terrestre; y, desde el sexto al noveno, están dedicados a ilustrarle sobre el asunto. Por medio de la percepción así adquirida, el candidato podrá cooperar de forma inteligente con los Poderes que trabajan para Dios, pudiendo ayudar de esa manera a apresurar el día de nuestra emancipación terrestre.
De otra parte, no porque alguien se haya graduado en la Escuela de Misterios Rosacruces puede llamarse Rosacruz, pues los graduados en las diversas escuelas de misterios menores pasan a las cinco de misterios mayores. En las cuatro primeras pasan por las cuatro Grandes Iniciaciones, hasta que por último llegan al Liberador, de quien reciben conocimientos concernientes a otras evoluciones, dándoseles la posibilidad de elegir entre quedarse aquí, para asistir a la humanidad, o entrar en otra evolución en calidad de auxiliares de aquélla. A quienes eligen quedarse aquí, se les dan diversas tareas de acuerdo con sus gustos, temperamentos e inclinaciones naturales. Los Hermanos de la Rosa Cruz se encuentran entre estos compasivos, por lo que es absolutamente indebido utilizar esa denominación a sí mismo cuando no somos más que meros estudiantes de sus hermosas y sapientísimas doctrinas.


Francisco Nieto

sábado, 1 de mayo de 2010

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ, UNA ESCUELA INICIÁTICA (VI)


Las oficinas centrales se habían iniciado y crecerían hasta expandirse alrededor del mundo entero; así nacía Mount Ecclesia en un terreno seco, árido e infértil, en el que no podían verse ni árboles, ni zonas verdes. Se trajo desde Ocean Park una cruz color negra con las letras C R C en los tres brazos; y una pala con la que se removería la primera tierra. La siguiente escritura fue enviada por Max Heindel a los nueve presentes en cuerpo físico, y los tres Hermanos Mayores presentes en sus cuerpos vitales.
(Parte de La descripción de Max Heindel de los presentes a continuación).

"El Cristo dijo: "donde dos o tres se reúnan en mi nombre, ahí estaré entre ellos" y como siempre, cuando El hizo esta declaración, había una expresión de la más profunda voluntad divina. Esta afirmación responde a una ley natural que es tan inmutable como el mismo Dios. Cuando los pensamiento de dos o tres están concentrados sobre cualquier objeto o persona particular, se genera un poderoso pensamiento forma, como expresión definida de sus mentes y el cual es proyectado instantáneamente hacia al objetivo. El efecto posterior depende de la naturaleza del pensamiento y de quién sea que deba recibirlo, de la misma manera que una nota hace vibrar en el diapasón a cuerdas de la misma afinidad.
"Si pensamientos de naturaleza baja y egoísta son proyectados, sólo responderán criaturas bajas y de similar naturaleza a dichos pensamientos. Ese tipo de ruegos jamás podrían llegar al Cristo, de la misma manera que el agua no podría ir cuesta arriba. Estos gravitan hacia demonios y elementales, los que permanecen totalmente apartados de las elevadas aspiraciones generadas por quienes se congregan en el nombre de Cristo.”
"Así como estamos hoy día reunidos en este lugar y listos a remover la tierra para la Sede Central de la Asociación Cristiana, podemos estar bien seguros que así como la gravedad atrae la piedra hacia el centro de la tierra, el fervor emanado de nuestras aspiraciones unidas, atraerán la atención del fundador de nuestra fe (Cristo), el que estará con nosotros. Así como cuerdas del mismo tono vibran en afinidad, así debería la augusta cabeza de la Orden Rosacruz (Christian Rosenkreuz) presenciar en esta ocasión la fundación de la Fraternidad Rosacruz. El Hermano Mayor que ha sido la inspiración de este movimiento está presente y es visible, al menos para algunos de nosotros. En este momento están presentes y directamente interesados en los procedimientos, miembros que reúnen un total del perfecto número 12. Esto es, hay tres líderes invisibles que están por encima de la humanidad ordinaria, y nueve miembros de La Fraternidad Rosacruz.”
Nueve es el número de Adam o el hombre. De estos, cinco, impar, número masculino, son hombres, y cuatro, par, femenino, son mujeres, mientras que los tres superhombres invisibles, representan a la divinidad que no tiene sexo. Este número no fue de ninguna manera preparado por el que hablaba. Las invitaciones fueron enviadas a muchas personas, pero sólo nueve respondieron y como no creemos en la casualidad, los asistentes deben haber sido regulados en concordancia con los designios de nuestros líderes "invisibles" y puede ser interpretado como una expresión del poder espiritual que hay detrás de este movimiento, y si fueran necesarias más pruebas del tan fenomenal crecimiento de las enseñanzas Rosacruces, basta ver cómo han sido acogidas en cada país de la tierra en los últimos años, provocando gran acogida y admiración, el amor de corazón de todas las clases y condiciones de personas, particularmente entre los hombres.
"Ha sido explicado ya en varias partes en nuestra literatura, la forma en la que los espíritus libres se sumergen y encapsulan en la materia por la intervención de los espíritus Luciferes, a los que Cristo define como falsas luces. Esto fue en la feroz Lemuria, por lo que Lucifer podría entonces llamarse el Genio de la época Lemúrica."
"El efecto completo de esta guía errada no se hizo enteramente aparente sino hasta la Era de Noé comprendiendo los periodos de la antigua Atlántida y nuestro presente Ariano. El arco iris, que no podría haber existido bajo las condiciones atmosféricas de los períodos previos al nuestro, apareció como pintado entre las nubes como una señal mística cuando la raza humana entró en la era de Noé, en la que la ley de los ciclos que se alteran trae flujo y reflujo, verano e invierno, nacimiento y muerte. Durante esta época el espíritu no puede escapar en forma permanente del cuerpo de muerte generado por la pasión satánica inculcada por Lucifer. Sus repetidos intentos de escapar a su hogar celestial son frustrados por la ley de la periodicidad, pues cuando el espíritu se ha liberado por medio de la muerte, es impelido a renacer cuando el ciclo ha concluido."
"El fraude, el engaño y la ilusión, no pueden perdurar por siempre, así apareció el Redentor para limpiar la sangre llena de pasión, para predicar la verdad que nos hará libres de este cuerpo de muerte, para inaugurar la inmaculada concepción a lo largo de líneas indicadoras de las ciencias eugénicas, para profesar la nueva era, el nuevo cielo y una nueva tierra, de la cual Él, la verdadera Luz, es el Genio, una era en la que prevalecerá el amor y la rectitud que tan desesperadamente está buscando el mundo entero".
"Todo esto y el modo de obtenerlo están simbolizados en la rosa cruz ante nosotros." "La rosa, en la que la savia de la vida duerme en invierno y se activa en verano, ilustra claramente el efecto de la ley de ciclos alternativos. El color de la flor, su órgano regenerativo, se asemeja a nuestra sangre, aunque la savia que contiene la flor es pura y su semilla se genera en una manera inmaculada, libre de toda pasión."
"Cuando nos atengamos a la pureza de vida simbolizada aquí, nos habremos liberado de la cruz de la materia, y las etéreas condiciones del milenio habrán llegado. Es el propósito de La Fraternidad Rosacruz el de apurar ese tan dichoso día en el que la pena, el dolor, el pecado y la muerte habrán cesado y habremos sido redimidos de las ilusorias e intricadas ataduras de la materia, despertando a la suprema verdad de la realidad del espíritu. Que Dios apure y haga prósperos nuestros esfuerzos."
El clima era ideal como usualmente lo es en el sur de California y luego de los servicios, los cinco hombres y las cuatro mujeres volvieron a la pequeña granja en Oceanside, a lo que era la residencia de los Sr. y Sra. Heindel, con las dos señoras que ayudaron durante la construcción del primer edificio. Aquí se sirvió luego un frugal almuerzo tras lo cual los visitantes retornaron a sus respectivos hogares dejando a las cuatro cansadas pero esperanzadas almas, libradas a un descanso nocturno y a una batalla contra los mosquitos y ratones.
En la mañana siguiente, brillante y muy temprano, Max Heindel reunió a los carpinteros y pidió al hombre baqueano que lo llevara a las tierras, distante una milla y media, en donde el trabajo de la construcción debía iniciarse. Al día siguiente apareció el primer miembro de La Fraternidad ofreciendo sus servicios en la construcción. Rollo Smith, quién había estado en la lista de curación durante unos meses por un problema de pulmones, ahora se ofrecía a ayudar en el trabajo de construcción, y una habitación fue alquilada para él en el vecindario. Así Max Heindel y Rollo Smith se mantenían ocupados todo el día en las tierras de la Sede Central, mientras las tres señoras permanecían en la granja trabajando contra reloj hasta el límite, con objeto de responder las muchas cartas y los pedidos de libros.
Sumado a la pesada carga, durante este tiempo en particular, los conocimientos de embarque fueron remitidos desde Ocean Park donde la primera edición de "Los Misterios Rosacruces" y la segunda edición del "Concepto Rosacruz del Cosmos " habían arribado; estos libros habían ido hasta Los Ángeles y de ahí transferidos a Oceanside. Estos libros se habían demorado en la impresión y las órdenes se habían estado acumulando durante tres meses; cómo manejar cuatro mil tomos de libros en camino en una casa de tan solo cuatro habitaciones, todas ocupadas por personas, tal era el problema que enfrentaba la Sra. Heindel.
Cuando las pesadas cajas de los libros llegaron, fueron guardados en un cobertizo, distante una cuadra y al que se accedía a través de un pasillo conectado al jardín de la casa. Así las cajas fueron abiertas por las señoras y los libros fueron transportados una cuadra tan rápido como era embalados para enviarse por correo. Una vez embalados una gran cantidad de libros, era necesario transportarlos a la oficina postal, lo que se hacía en uno de esos vehículos antiguos con asiento alto tirados por un caballo. Un día fueron cargados envíos urgentes y la Sra. Heindel tuvo que acompañar a un hombre mayor (el conductor) a la oficina postal, sentada a su lado, en el asiento alto. Una vez que todos los paquetes habían sido descargados en la oficina de expresos postales del ferrocarril de Santa Fe, el pobre empleado, que nunca antes había manejado tantos paquetes, se alteró y excitó tanto que la Sra. Heindel tuvo que hacer su trabajo registrando los paquetes en el Libro de Expresos, por temor se extraviasen los mismos.
Estos libros eran el medio de interesar a los habitantes de Oceanside sobre el trabajo que debía ser realizado en su ciudad. Hasta este entonces nadie había imaginado el tipo de trabajo que estaba comenzando, pero cuando, tanto la Oficina Postal como la Oficina de Expresos empezaron a inundarse de correspondencia que iba y venía, entonces los más curiosos debían investigar, pues los extranjeros en Oceanside no eran muchos y tampoco eran bienvenidos. El pueblo había crecido alrededor de unas cuantas familias que se casaban entre ellas y cuando uno no tenía conexión con ellas, ese era el motivo simplemente) porqué no eran bienvenidos en el pueblo. Este espíritu lo expresó un día un comerciante local cuando uno de los recién llegados le pregunto: "Bien, ¿no es bueno el que haya extranjeros, que vengan y se establezcan"? El comerciante le respondió: "Oh no, no queremos extranjeros en nuestras tierras, era tan hermoso cuando todos se conocían, sentíamos que éramos una gran familia". Así, este era el pueblo en el que Max y Augusta se encontraban a sí mismos no bienvenidos y forasteros.
Las tres señoras continuaron llevando a cabo el trabajo en Oceanside, mientras Max Heindel (quién había hecho arreglar y contaba nuevamente con Bedalia, su viejo automóvil) y Rollo Smith, con sus almuerzos empacados en una valija, iban hacia los campos a dirigir la construcción de la Sede Central para todo el mundo un puesto de avance de la Antigua Hermandad Rosacruz.
Max Heindel, usando un traje marrón de corderoy barato, el que había pagado diez dólares, trabajaba a la par de los carpinteros como uno más de ellos. Fue afortunado por el hecho de que en esta etapa su corazón no le traía demasiados problemas, a la vez, este era el tiempo en el que su gran energía y ambición le hacían excepcionalmente aptos para el trabajo. Estaba tan entusiasmado y con tal ambición que trabajaba con los carpinteros, pintores y cavaba ocho horas cada día, por lo que en la noche volvía hambriento y cansado, pero lleno de alegría. La naturaleza de Max Heindel era particularmente excepcional, pues a toda hora irradiaba alegría y buen ánimo, sin importar lo cansado que estuviera podía cantar con su grandiosa voz musical.
Al cabo de veintiocho días de trabajo el primer edificio estaba listo como para que los cinco trabajadores se mudaran. Gran parte del mobiliario había sido hecho por Rollo Smith. Había armado las mesas y escritorios para la oficina y el comedor; también las mesas de las habitaciones de Max y Augusta Heindel eran de tablas de madera de pino gigantesco de California. Solo casi un año antes las finanzas les habían permitido adquirir un buen mobiliario, aunque mucho de los antiguos muebles debieron ser retenidos por un número de años.
Estos cinco trabajadores estaban felices por el hecho de mudarse a la casa terminada parcialmente pero limpia (aunque parcialmente terminada), ya libre de insectos y roedores. El día previo al de Acción de Gracias (1.911), las paredes estaban aún sin pintar y las ventanas fueron colocadas sólo en las habitaciones en las que los trabajadores dormían; el resto de la construcción estaba aún abierta - sin puertas ni ventanas. La maravillosa luz de luna atravesaba en las noches las ventanas desnudas de los cuartos, a la vez que nos convertíamos en espectadores de los más hermosos cantos de los coyotes de la zona, los que en grupos de hasta quince o veinte aullaban a la luz de la luna. Estos son una especie de lobo pequeño del oeste de Norte América, rara vez atacan a humanos, pero son muy destructivos de animales domésticos pequeños.
De ahora en más los líderes de La Fraternidad Rosacruz debían comenzar su edificio verdadero "espiritual ", y como al fundar un edificio, debían comenzar cavando profundo en el trabajo arduo del verdadero pionero. El Sr. Rollo Smith debió partir hacia Los Ángeles, antes de terminar la edificación. Sin embargo, la misma pudo ser habitada por Max Heindel, quién escribe y dos señoras que estaban colaborando. Como oficina se había diseñado una larga habitación y la parte este del edificio poseía dos pequeñas habitaciones con grandes guardarropas entre ambas. Las camas eran del tipo rebatibles, que al no estar en uso podían ser guardadas por medio de un sistema de resortes, lo que economizaba en gran medida el espacio. Estas camas podían ser guardadas en dichos armarios desde ambas habitaciones. Durante la noche estos cuartos eran usados por el Sr. y la Sra. Heindel como dormitorios y durante el día como salas de recepción y de trabajo, como el estudio en el que recibían visitas y en el cual hacían gran parte de sus escritos.
Había un baño conectado a la habitación del Sr. Heindel, con una puerta que también lo conectaba al comedor. Pero en estas tierras apartadas no había ni gas, ni electricidad, por lo que el agua debía ser calentada en una estufa de gasolina y transportada desde la cocina a través del comedor y al baño cada vez que alguno de los residentes de las nuevas oficinas centrales deseaba tomar un baño. La parte central de esta larga construcción estaba ocupada por un comedor y una cocina y el primer piso estaba dividido en cinco habitaciones inconclusas, cada una con una cama, un lavabo casero y un vestidor sencillo.
Los muebles de la oficina habían sido hechos por el Sr.Smith, fueron teñidos todos de marrón de un colorante que había quedado de la pintura de la parte exterior. El edificio entonces fue ocupado el día previo al de "Acción de gracias. "Ambas ayudantes, tanto la Sra. Ruth Beach, como Rachel Cunningham, partieron en la mañana del día de "Acción de gracias" para estar con amigos y familiares, mientras que el Sr. y la Sra. Heindel permanecieron para comer una sopa de vegetales, pues la comida en ese entonces era realmente escasa. Esto se debía a que su automóvil Bedalia estaba nuevamente en reparaciones y el almacenero local se negaba a enviar provisiones tan lejos tierra adentro, por lo que a veces estábamos realmente limitados en la elección de alimentos. Así pasaron estas dos almas tan enérgicas el día de "Acción de gracias ", pintando adornos de madera y arreglando mobiliario casero con fin de comenzar nuevamente la labor el lunes temprano una vez vueltos las dos ayudantes.