Entradas populares

sábado, 15 de mayo de 2010

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ, UNA ESCUELA INICIÁTICA (y VIII)


LOS AUXILIARES INVISIBLES

En la Fraternidad Rosacruz, las primeras personas que suelen tener acceso, por lo general, a ser auxiliar invisible como miembro de la misma son los probacionistas pero, para ser auxiliar invisible primero hay que ser auxiliar visible. Los auxiliares invisibles son aquellos que dedican su vida física a ayudar a los demás sin esperar nada a cambio y que en un momento dado son de utilidad como colaboradores de los Hermanos Mayores en su obra benefactora sobre la humanidad. Se reúnen por las noches en grupos según su temperamento, capacidad y signo del ascendente de su horóscopo. Bajo la dirección de otros auxiliares, médicos y de los Hermanos Mayores, se dedican a curar haciéndolo altruista, fraternal y amorosamente. Los auxiliares utilizan la fuerza curativa despertada o adaptada por los Hermanos Mayores en forma de corrientes de fuerzas magnéticas llegando incluso a materializar las manos tal y como les enseñan. Hay casos en que pronuncian la palabra creadora para separar los tejidos enfermos y construir nuevas células.

Los auxiliares invisibles pueden ser conscientes o no dependiendo de su evolución espiritual o psíquica y de si está bajo la guía de un Hermano Mayor en una escuela como la F. R. Actúan como auxiliares en la enfermedad, en catástrofes y con los recién muertos para darles sosiego, seguridad y fortaleza. Una vez se es probacionista, el Maestro va dirigiendo al aspirante (siempre que este se esfuerce en sus deberes como tal) y cuando está preparado para ello entrará en la Hermandad de los auxiliares invisibles. Antes de llegar a ser auxiliar invisible y durante el probacionismo hay que ser auxiliar visible, lo que debería ser motivo de trabajo para el aspirante en los siguientes aspectos:

1º.- Tener una mente abierta para el entendimiento de la filosofía oculta.
2º.- Poner en práctica las enseñanzas de la Fraternidad.
3º.- Autocontrol de la mente, cuerpo de deseos e impulsos irrazonados.
4º.- Desarrollo de la paciencia, persistencia, confianza propia, meditación, oración y discernimiento.
5º.- Desapego de lo material.
6º.- Cumplir responsablemente con el compromiso del probacionismo (ejercicios diarios)
7º.- Imitar a Cristo.

Los auxiliares invisibles se suelen dividir en dos clases:
1º. Los que son conscientes en el mundo de deseos o mental, que suelen ser verdaderos probacionistas y discípulos de Maestros
2º. Los que no lo son, y que suelen ser probacionistas.
El poder que pueda adquirir un auxiliar invisible nunca se usará para dominar, curiosear, conseguir algo para sí mismo ni nada que no sea el auxilio altruista y amoroso sin esperar ni tomar nada a cambio. El auxiliar invisible rosacruz cumple el mandamiento de Cristo de “curar al enfermo”. Por las noches salen de su cuerpo físico con su cuerpo de deseos y mente y se reúnen en grupos de 12 para dedicarse a curar con la energía liberada por los miembros de la Fraternidad Rosacruz en los días señalados para la curación. Siempre trabajan de acuerdo a los principios de la astrología para un mejor provecho y sanación de los enfermos y un mejor efecto en los días adecuados.

DEBERES DE LOS AUXILIARES:
1º.- Ser muy responsable;
2º.- Tener un perfecto dominio de los nervios, emociones y procurar no dejarse dominar por nada en su vida cotidiana;
3º.- Debe ser sereno, tranquilo y complaciente, sin excitación ni cansancio.
4º.- Debe estar preparado y madurado por la experiencia de la vida y las enseñanzas rosacruces, (ilusiones, fantasías, vicios, etc.)
5º.- Ser desinteresado y ser feliz por poder servir;
6º.- Su mayor deseo será servir de manera amorosa y desinteresada;
7º.- Su ideal será Cristo.


PRECEPTOS PARA EL ASPIRANTE ESPIRITUAL

El sendero del místico es un camino espinado pero bello para desarrollar los valores espirituales de la devoción, también es un camino de fe y por eso mismo es alternativo al sendero del ocultista que busca respuestas intelectuales y conocimientos, por eso mismo, en estos preceptos intento dar una línea a seguir para ambos buscadores de la Verdad y del desarrollo espiritual.

1º.- Dará gracias a Dios todos los días por los alimentos, por la salud, por el trabajo y, sobre todo, por el mal y las pruebas y tentaciones que tanto nos fortalecen.
2º.- Cristo será el ideal principal de su vida y le tendrá presente en cada momento en su manera de pensar, hablar y actuar.
3º.- Intentará fijarse solo en lo positivo de las personas y de todo lo que normalmente llamamos “mal” y perdonará y olvidará ese aspecto que a menudo tanto nos disgusta de nuestro prójimo.
4º.- No colaborará con la crítica destructiva en ningún sentido sino que, al contrario, intentará evitarla o transformarla en constructiva.
5º.- El servicio amoroso y desinteresado al prójimo será uno de sus ejercicios a lo largo de la jornada haciéndolo con modestia y humildad.
6º.-Para no crearse deudas del destino con sus enemigos, procurará fijarse y meditar solamente en sus cualidades y nunca en sus defectos.
7º.- Se esforzará siempre que pueda en no hacer a otros lo que no le gustaría que le hiciesen a él.
8º.- Procurará controlar su mente para no caer en los deseos y en las tentaciones negativas y para que ésta no se vea influenciada por la atmósfera de pensamientos indeseables que nos puedan rodear.
9º.- Su manera de actuar en la vida estará siempre basada en la Verdad, la fraternidad, la honradez y la justicia.
10º.- Cuando tenga algún problema preocupante que le agobie, no se encerrará en él para no hacerse débil ante sus influencias negativas, al contrario, centrará su pensamiento en Dios para recuperar la armonía y la confianza interna.
11º.- Tendrá siempre presente que las cosas no son buenas ni malas sino que las verá según su forma de pensar. Si consigue pensar siempre positivamente será como una luz que alumbre a los demás.
12º.- Sabiendo que un espacio no puede estar ocupado por dos objetos a la vez, observará sus pensamientos para reemplazar los negativos por los positivos y concentrarse en ellos para llevarlos a la práctica.
13º.- Como ocultista que conoce las leyes de Renacimiento y Consecuencia, intentará actuar cada día de manera que sus actos sean semillas que traigan mayor desarrollo moral, intelectual y espiritual en la próxima vida.
14º.- Tendrá siempre presente que cada vez que hace un mal es como si se echara una mancha en su aura, si persiste en esa actitud, las manchas impedirán que pueda ver la luz y caminará en la oscuridad.
15º.- Cuando quiera supera un problema con otra persona, hará todas las mañanas un ejercicio de visualización, en la situación donde suele fallar, transformando todo en positivo. Si persiste en esa “auto-programación”, llegará el momento en que actuará sin ningún mal sentimiento contra el otro y resolverá el problema.
16º.- Conociendo el Plan de Dios, colaborará con Él procurando hablar, pensar, actuar y ver solamente lo positivo del mundo, de las circunstancias y de las personas que le rodean.
17º.- Se analizará en sus meditaciones para ver cuáles son sus defectos, una vez hecho esto, tomará la decisión sincera de superarlos. El aspirante no debe llevar consigo nada que pueda hacer daño a los demás.
18º.- Tendrá su propio lugar donde realizar sus ejercicios espirituales para crearse un ambiente de paz, equilibrio y armonía espiritual tanto en su aura como en lo que debería ser su “Templo de Oración.”
19º.- Procurará no caer en el error de pensar que porque tenga ciertos conocimientos o poderes espirituales es más que otro. El desarrollo espiritual se adquiere cuando se lleva el conocimiento a la práctica, entonces comprenderá el significado de: “El que quiera ser el primero debe ser el último y el servidor de todos.”
20.- Cuando quiera vencer un defecto, no deberá luchar pensando en ese defecto porque así lo estará alimentando, al contrario meditará en la manera de desarrollar la cualidad opuesta para que el defecto muera por inanición.
21º.- Sabiendo que el Yo superior es sabio y siempre está intentando aconsejarnos y guiarnos, tendrá plena confianza en él poniendo sus asuntos y dudas en sus manos y le escuchará con atención.
22º.- Nunca buscará poder, lo único que debe buscar es la humildad; tampoco buscará que le elogien, porque si lo hace, es que está muy dominado por la personalidad. Sin embargo, sí trabajará por los demás sin esperar nada a cambio.
23º.- Tendrá siempre presente que debe dar ejemplo de todo lo que representan estos preceptos, si hace lo contrario, estará entorpeciendo su propio destino y muy posiblemente, incumpliendo el compromiso que hizo antes de renacer.
24º.- Se esforzará en dedicar unos minutos a diario para hacer sus oraciones y meditaciones con la intención de aumentar las vibraciones de sus cuerpos y elevarse en alas del amor.
25º.- Pedirá perdón de todo corazón a Dios todos los días al acabar la jornada y por las personas que sufren y pasan hambre y necesidades en el mundo.
26º.- Intentará hacer las cosas como si fueran para Dios sin fijarse en si son molestas, duras o difíciles, y sabiendo que esas ofrendas repercutirán en la humanidad.
27º.- En sus momentos de paz y oración no sólo debe preguntarse ¿Cuántas veces he servido hoy a Dios? ¿Cuántas a mi Espíritu? sino que también se preguntará ¿Cuántas he fallado?
28º.- Resumiendo todo lo anterior sabiendo que es un Dios en formación, debe preguntarse ¿Por qué no comienzo a actuar con la misma intención que lo hace Dios?


Francisco Nieto

No hay comentarios: