Entradas populares

lunes, 16 de mayo de 2011

LA FRATERNIDAD ROSACRUZ (y II)





LA INICIACIÓN

La iniciación no es un ritual a nivel físico que sirva para entrar a una secta o que se pueda conseguir previo pago, donaciones o por llevar mucho tiempo en la misma. Cuando alguien se sacrifica por purificar sus cuerpos a través de esfuerzos mentales, morales y físicos, emite una luz en los mundos invisibles y crea unos poderes internos y llega un momento en que esa aura alcanza tal grado de vibración que necesita desarrollar activamente el poder que representa, es entonces cuando aparece el Maestro para enseñarle a utilizarlo, esta demostración se llama Iniciación.

Ésta se puede realizar en un Templo Etérico y con ceremonia o quizás no, pero debe quedar claro que ninguna ceremonia da la iniciación. La iniciación es la culminación de la vida del Discípulo y es el resultado inevitable del mérito. Nunca se vende por dinero ni a cambio de nada.

El candidato no lo sabe y suele vivir su vida normal de una manera servicial y amorosa hasta que un día aparece un instructor (Hierofante de los Misterios Menores) desde entonces le enseñan a desarrollar sus facultades latentes (sus poderes adormecidos) por medio de despertar la energía estática y transformarla en poderes dinámicos.

En el primer grado de iniciación dirigen la conciencia (por medio de la memoria de la naturaleza) del aspirante hacia lo que hicimos en la recapitulación del Período de Saturno en el presente período Terrestre para así ver cómo dimos los primeros pasos. En el segundo grado nos muestran y tomamos contacto con las Jerarquías de la recapitulación del Período Solar y así hasta el cuarto grado o Ronda del Período Terrestre (también vemos las épocas: Polar, Hiperbórea, Lemúrica, Atlante y Aria)
Los “tres días y medio de trance” que en alguna literatura se menciona es: Esta toma de conciencia que hemos mencionado ;y el “despertar cuando sale el sol” es el final de la toma de conciencia cuando nace la Época Aria y la humanidad vio el Sol. Ésto es el cuarto grado y el quinto nos lleva al final del Período Terrestre; los cuatro grados o iniciaciones restantes nos llevan a familiarizarnos con el resto de la cadena hasta el final. Esto nos lleva a colaborar con las Jerarquías para acelerar el desarrollo de la humanidad.

No se dan iniciaciones espirituales en el mundo físico, se dan en los mundos espirituales que es donde están los que están capacitados para darlas.
Los primeros iniciados de la humanidad la adquirieron a principios de la época Aria y fue para que tomaran el puesto de los Señores de Venus, así es que, estos iniciados son los únicos mediadores entre el hombre y Dios. Al final de nuestra época aparecerá el Gran Iniciador que será nuestro guía.

La iniciación es una expansión de conciencia para “iniciar” una nueva etapa de desarrollo. Por su medio nos dan la oportunidad de desarrollar las facultades o poderes superiores en muy corto tiempo pero a base de trabajar severamente (así adquirimos la conciencia del Período de Júpiter)

Hay nueve estratos hasta llegar al centro de la tierra (10) que es el corazón central, y los Misterios menores son el camino que lleva allí porque por cada grado penetramos un estrato, cuando llegamos al centro penetramos en las iniciaciones mayores que son cuatro, estas son:

1ª. Todo lo que el hombre puede conocer en el Período Terrestre
2ª. Conocimiento que habremos obtenido en el Período de Júpiter
3ª. La perfección del Período de Venus
4ª. Termina el actual plan evolutivo, o sea, el Período de Vulcano.

EL PROBACIONISTA

Después de ser estudiante Rosacruz y familiarizarse con el espíritu de la Filosofía y la fraternidad cualquier estudiante puede pedir el probacionismo, este le llevará a la emancipación para que pueda luchar contra cualquier circunstancia, además la filosofía, construye el carácter y desarrolla las facultades espirituales. Estos se comprometen a no comer carne, a no beber alcohol ni consumir tabaco ni cualquier otra cosa que pueda dominar al hombre; pero todo esto lo hacen libremente y ante su propio espíritu. Reciben instrucciones mensuales por carta y una lección mensual de filosofía y, mientras duermen además, pueden ser auxiliares invisibles.

Después de cinco años puede pedir instrucciones a los Hermanos Mayores por medio del Secretario General, si el probacionista pasa la gran prueba será discípulo.

EL AUXILIAR INVISIBLE

El auxiliar invisible es el probacionista capaz de sacar los éteres superiores de su cuerpo vital por su voluntad después de un gran esfuerzo por separarlos con una vida pura y de servicio amoroso a los demás. Éstos dejan el cuerpo físico con los éteres inferiores del cuerpo etérico y salen con los superiores, algunos de ellos pueden funcionar conscientemente en los mundo invisibles y traerse el recuerdo de las experiencias que hayan tenido. El Auxiliar invisible debe estar lleno de amor por la humanidad y ser sensible a los sufrimientos del mundo para así poder ayudar y colaborar en la obra de los Hermanos Mayores; por lo tanto, para ser Auxiliar invisible hay que hacerse auxiliar visible. Cuando se consigue puede dedicarse a curar a los enfermos y ayudar a los afligidos, éstos pueden dirigir la fuerza magnética curativa e incluso materializar sus manos para manipular la parte enferma. También reciben enseñanzas, entre las cuales está el poder de la Palabra Creadora para anular lo enfermo y crear nuevas células.

Son seres humanos de tal grado de evolución que intentan consagrar su vida al servicio amoroso y desinteresado a la humanidad y tienen el privilegio de colaborar con los Hermanos Mayores por las noches. Son instruidos en grupos (según su temperamento y aptitudes) por médicos y se agrupan según sus signos astrológicos y Ascendentes de sus horóscopos.

Para comenzar es necesario desarrollar el dominio propio y tener una paciente y continua responsabilidad respecto a los deberes terrenales, sobre todo el dominio propio porque si aquí lo perdemos y hacemos mucho mal (estando presos en el cuerpo físico) ¿qué ocurriría en el mundo astral si utilizamos esa fuerza contra otro?
También es importante el “Conocimiento” de lo que ocurre después de la muerte, de los cuerpos, de mundos, etc. Por último debe tener un gran Amor por la humanidad de una forma impersonal y que abarque a todo.

EL EMBLEMA

Las siete rosas y las puntas de la estrella simbolizan las Doce Jerarquías Creadoras que nos han asistido, como humanidad y a través de las diferentes etapas: Tres de ellas trabajaron voluntariamente y se representan por las puntas superiores de la estrella, dos están a punto de retirarse y son las otras dos puntas y, las siete rosas son las que quedan en actividad colaborando con el Plan de Dios. Todo el emblema es la representación de Dios.

Este símbolo contiene la clave de la evolución pasada, la constitución presente y el desarrollo futuro del hombre. Con una sola rosa en el centro simboliza el espíritu irradiando los cuatro cuerpos, antes de que el espíritu se hiciera cargo de sus vehículos (en la época Lemúrica) Antes de la Época Lemúrica, la constitución del hombre se mostraba como una T que significa que teníamos los cuerpos menos la mente.

También simboliza al hombre en cruz, la rosa está en la laringe (simbolizando el poder creador futuro de la palabra). El hombre es apasionado por el cuerpo de deseos (color rojo de la rosa) pero en su momento se hará como la rosa Pura y casta (la flor es el aspecto generador de la planta) y con sangre vegetal, incolora y sin pasión. La rosa es el símbolo de los órganos generadores en estado puro y santo, cuando purifiquemos el cuerpo de deseos y seamos similares a Cristo.


Francisco Nieto

No hay comentarios: