Entradas populares

domingo, 22 de diciembre de 2013

COMPRENDIENDO A LOS ANIMALES






¿Piensan los animales?. Sabemos que algunos animales parece que lo hacen, pero esto son los animales domesticados que han llegado en contacto cercano con el hombre por generaciones y han desarrollado de esa manera, una facultad que no poseen otros animales que no han tenido esa ventaja. Esto se basa en el mismo principio como un alambre de alto voltaje induce una corriente eléctrica más débil en otro alambre próximo a él; o como una persona de moral fuerte despertará una tendencia parecida en una naturaleza más débil. Todo lo que hacemos, decimos o somos, se refleja en torno nuestro. Por tal motivo parece como si los animales domésticos estuvieran pensando. Ellos son la clase más elevada de su especie, casi a punto de individualizare y las vibraciones mentales del ser humano han inducido en ellos una actividad similar de orden inferior.
Solamente el ser humano posee la cadena completa de vehículos correlacionándolo a todas las divisiones de los tres mundos. Al animal le falta un eslabón en esta cadena, la mente.
En su descenso, el Espíritu animal ha alcanzado solamente el Mundo del Deseo. Todavía no ha evolucionado como para “entrar” en un cuerpo denso. Por lo tanto, el animal no tiene un Espíritu individual interno como lo posee la humanidad, sino un Espíritu Grupo que lo dirige desde afuera. El animal posee cuerpo denso, vital y de deseos. Hay un punto entre las cejas y más o menos media pulgada debajo de la superficie de la piel, que tiene un punto correspondiente en el cuerpo vital. Estos dos puntos estaban tan separados en el hombre de los primero días de la Época Atlante, como lo están en los animales de nuestros días. Están más juntos en el perro que en cualquier otro animal excepto, tal ve, el elefante. El cuerpo vital y el cuerpo de deseos del animal no están enteramente dentro del cuerpo denso, especialmente lo que concierne a la cabeza. Por ejemplo, al cabeza etérica de un caballo sobresale mucho más allá y por encima de la cabeza física. Cuando como ocurre en algunas ocasiones, la cabeza etérica del caballo penetra en la cabeza del cuerpo denso, el caballo puede aprender a leer, contar y a ejecutar operaciones elementales de aritmética. Entre los animales prodigiosos que estaban así dotados y atrajeron la atención de todas partes, eran los cuatro caballos Ebedfel de la Prusia Occidental en los que los científicos se intensaron justamente antes de la I Guerra mundial. Los cuatro caballos murieron durante la guerra, antes de que cualquier explicación aceptable pudiera ser investigada. También había una yegua en los Estados Unidos llamada Lady Wonder. Su dueña hizo construir para ella una máquina de escribir en la cual escribía las respuestas a preguntas que muchos visitantes le formulaban.
Por la misma razón, es un hecho que caballos, perros, gatos y otros animales domésticos, perciben el Mundo del Deseo, sin darse cuenta a veces de la diferencia entre éste y el Mundo Físico. Un caballo se espantará ante la vista de una figura invisible para el jineta; un gato se frotará contra unas piernas invisibles. El gato puede ver un fantasma sin comprender, por consiguiente, que sus piernas no son reales. El perro, más inteligente que el gato o el caballo, siente muy a menudo que hay algo que no comprende al ver aparecerse a su difunto amo y no poder lamer su mano. Huirá asustado y confuso a esconderse en un rincón con la cola entre las patas.
La siguiente ilustración servirá tal vez para demostrar la diferencia entre el ser humano   con su Espíritu interno y el animal con su Espíritu Grupo externo.

Imaginémonos una habitación dividida por medio de una cortina, y que una parte de la cortina represente el Mundo del Deseo y la otra parte el Mundo Físico. Hay una persona en cada división; no pueden verse mutuamente ni pueden estar en la misma división. Sin embargo, hay diez agujeros en la cortina y la persona que se encuentra en la división representando el Mundo del Deseo puede poner sus diez dedos en esos agujeros hasta la otra habitación que representa el Mundo Físico. Con esto proporciona una excelente representación del Espíritu-Grupo que está en el Mundo del Deseo. Los dedos representan los animales que pertenecen a una especie. Tiene la facilidad de moverlos a su gusto, pero no puede emplearlos tan libre o inteligentemente como la persona que se encuentra en la división física, pude mover su cuerpo. Este último ve los dedos que atraviesan la cortina y observa que todos se mueven, pero no puede ver la relación que existe entre ellos. Ante él aparecen como si estuvieran separados y distintos nos de otros. No puede ver que son los dedos de la persona que está detrás de la cortina y que gobierna sus movimientos con su inteligencia. Si hiere uno de los dedos, no es solamente el dedo el herido, sino principalmente la persona que está en el otro lado de la cortina.
Si un animal se lastima, éste sufre, pero no en el grado que sufre el Espíritu-Grupo. El dedo no tiene consciencia individualizada; se mueve  según quiere la persona; así lo hacen también los animales, de acuerdo a la voluntad del Espíritu-Grupo.
Se oye hablar de “instinto animal” e “instinto ciego”. No existe tal cosa. No hay nada “ciego” en la manera como el Espíritu-Grupo guía a sus miembros; hay Sabiduría en el Mundo del Deseo, escrito con mayúsculas. El clarividente ejercitado cuando funciona en el Mundo del Deseo, puede comunicarse con esos Espíritus de la especie animal y los encuentra mucho más inteligentes que un gran  porcentaje de seres humanos. El puede observar la maravillosa inteligencia que despliegan al dirigir a os animales que no son más que sus cuerpos físicos. Los Espíritus animal separados no son todavía conscientes de sí mismos y por eso actúan sin vacilación, de acuerdo a las sugerencias del Espíritu-Grupo.  Este último es una entidad que pertenece a una evolución diferente  y funciona en los mundos invisibles donde las cosas son muchos más aparentes que aquí. De ello resulta, entonces, que lo que llamamos instinto, en realidad son las sugerencias del Espíritu-Grupo en el mundo invisible quien guía a los animales.
Es el Espíritu- Grupo el que reúne a las bandadas de aves en el otoño y las impulsa  a migrar hacia el Sur, ni demasiado pronto ni demasiado tarde, para escapar a las ráfagas de frío del invierno; quien dirige su retorno en la Primavera, haciéndolas volar a altura apropiada, que difiere según las especies. Es el Espíritu-Grupo del castor el que le enseña a construir sus represas a lo largo de la corriente con el ángulo exactamente necesario. Considera la rapidez d la corriente y todas las demás  circunstancias, precisamente como lo haría un ingeniero experimentando, demostrando que está tan al día en cada detalle de su arte, como lo es el universitario técnicamente educado. Es también su sabiduría quien dirige la construcción de la celdilla hexagonal de la abeja con exactitud geométrica; el que enseña al caracol a construir su casa en una precisa y hermosa espiral; el que le enseña al molusco el arte de decorar su concha iridiscente. ¿Sabiduría por todas partes!. Tan grandioso, tan magnífico, que el que observa con penetrante mirada, se llena de asombro y veneración.
Debido al sendero evolutivo en espiral, los animales doméstico s superiores, especialmente el perro, el caballo, el gato y el elefante ven los objetos algo semejantes a como los vemos los seres humanos: con contornos claros y definidos.
Las relaciones de las plantas, los animales y el hombre respecto a las corrientes de vida en la atmósfera terrestre, se representan simbólicamente por una cruz. El animal, que está simbolizado por el brazo horizontal de la cruz, está entre la planta y el ser humano. Su espina dorsal está en posición horizontal y a través de ella pasan las corrientes del Espíritu -Grupo animal, quien es el guardián de los espíritus animales. Ningún animal puede permanecer constantemente en posición recta vertical, porque en ese caso, las corrientes del Espíritu-Grupo no podrían guiarlo, y sino estuviera suficientemente individualizado para resistir las corrientes espiritualizadas que penetran a través de la  médula espinal humana, moriría. Los animales tienen únicamente veintiocho pares de nervios espinales y estos están afinados con los veintiocho días del mes lunar, comparado con el ser humano quien tiene treinta y un pares de nervios espinales que lo afinan al mes solar. Por consiguiente, el animal depende del Espíritu-Grupo para una infusión de rayos estelares necesarios para producir consciencia. Estos son completamente incapaces de absorber directamente los rayos del Sol.

Los animales son nuestros “hermanos menores” y aunque por ahora no estén tan bien organizados, con el tiempo llegarán a un estado tal alto como el nuestro. Para entonces nosotros habremos ascendido aun más. Hay razones ocultas claramente explicadas en “Concepto Rosacruz del Cosmos” por qué la cría de animales debería ser cuidadosamente supervisada, para el bienestar y adelanto de todo el reino animal. Los animales en su estado salvaje están exentos de enfermedades y dolores, porque su propagación es llevada a cabo bajo el cuidado y dirección del sabio Espíritu-Grupo solamente en las épocas del año que son propicias para ese propósito. La persona culta sabe que los animales son sus hermanos menores y     que debe  ayudarles así como nosotros somos ayudados en el sendero, y para un aspirante de altos ideales, el hecho de matar-sea en persona o mediante un matarife- está completamente descartado.
En el presente estado de nuestra jornada evolutiva, cada uno sabe inherentemente que es erróneo matar y ser humano ama y protege a los animales en todos los casos en los que su codicia e intereses egoístas no le ciegan ante los derechos de aquellos. La ley protege al gato o al perro en contra de la desenfrenada crueldad. Con excepción de los “deportes”, gran crueldad en contra del reino animal, es siempre por razón del dinero que los animales son criados, engordados, reproducidos y finalmente asesinados.  Las indefensas criaturas son matadas por los aficionados a la caza, ¿deporte?, sin otro sentido que crearse una imagen de poder por parte del cazador. Es difícil comprender como personas que parecen de otro modo sanos y gentiles, puedan pisotear todos sus buenos instintos y volverse salvajes, matando por pura sed de sangre y placer de destrucción. Esto es ciertamente un regreso a los instintos animales más bajos y salvajes, y jamás podrá ser dignificado ni remotamente como algo varonil o masculino.
Después de la muerte, un animal permanece por un tiempo más largo o más corto, de acuerdo a su estado de evolución, en un cuerpo de deseos hecho del material del Mundo del Deseo. Aun un escarabajo, a quien se ha pisoteado en el camino, puede ser visto por el clarividente caminando  por un techo y gradualmente desvanecer en la nada. Perdura en su forma sólo unos pocos momentos antes de que el Espíritu regrese a su fuente central del Espíritu-Grupo. En el caso de una caballo o una vaca o cualquier de los animales superiores, hay un tiempo correspondientemente más largo y una consciencia mayor en el Mundo del Deseo, que en el caso de formas inferiores. Los Espíritus animales, mandados por el Espíritu-Grupo a encarnar de vez en cuando en cuerpo de animales de su tribu, un Espíritu para cada cuerpo, regresa al Espíritu-Grupo cuando muere, habiendo ganado un grado de consciencia más alto que cuando nació. Esto ayuda al Espíritu-Grupo a evolucionar y en canje gobierna los espíritus de los diferentes animales de su tribu.
Después de la muerte del cuerpo físico, el espíritu del animal sale del cuerpo muerto y pronto regresa al Espíritu-Grupo. El amor y el cuidado que les hemos dado, naturalmente les favorece grandemente en su evolución. Mientras el animal salvaje actúa enteramente de acuerdo a los dictados del Espíritu-Grupo. Lo que llamamos instinto, los animales domésticos demuestran una capacidad de pensamiento muy por encima de su evolución normal. Ya que sabemos que los animales domésticos aprenden de nosotros y que cada acto bondadoso que les proporcionamos les ayuda en su progreso, podemos deducir que los animales que han sido domesticados serán, con el tiempo, los maestros de sus hermanos menso avanzados.

El servicio prestado por un inferior a uno superior como escalones, sólo puede ser pagado con “servicio”. El superior debe al inferior una deuda de gratitud. Cristo reconoció esto, que sin alumnos no podía haber maestros, y en gratitud por el privilegio de enseñar y dar al mundo la maravillosa Religión Cristiana, El lavó loe pies de Sus discípulos. En edades futuras, los reinos inferiores que en la actualidad actúan como escalones y medios de crecimiento y experiencia para nosotros, necesita´ran ayuda y servicio que entonces tendrá que ser dado por nosotros. De esta manera la raza humana, que en la actualidad abusa de los animales, tendrá entonces que actuar como sus sirvientes, ayudándoles a obtener lo máximo de la escuela de evolución. Los Espíritus animales cuyos cuerpos son ahora torturados en los infiernos de los laboratorios, o sacrificados para comida, serán en esos días nuestros alumnos y será nuestro deber, como sus guardianes, el ayudarles a crecer y propagar la vida que ahora se les niega. La vivisección es considerado por todos los estudiantes ocultistas como una abominación uno de los peores crímenes. Si el vivisector pudiera darse cuenta lo que le espera después de su muerte, la vivisección sería abolida y las cámaras de tortura estarían vacías. Como cristianos creemos que es nuestra obligación evitar el sacrificio de vidas animales para cualquier propósito. Nosotros consideramos que la vivisección es diabólica e inhumana.
Es evidente que el progreso evolutivo es elevar los reinos inferiores, así como a la humanidad. Los animales, en particular las especies domesticadas, están acercándose a la individualización, y su retiro de la manifestación ya ha comenzado. Como resultado de esto, con el tiempo va a ser imposible obtener comida a partir de la carne. Entonces el toque de muerte del “Rey Alcohol” habrá sonado, ya que sólo los comedores de carne anhelan licor.
En la terminología Rosacruz, los nombre de los siete períodos que nos renacimientos sucesivos de nuestra Tierra, son como siguen: Períodos de Saturno, Solar, Lunar, Terrestre, Júpiter (los animales alcanzarán el estado evolutivo similar al nuestro, pero bajo diferentes condiciones), Venus, (Las plantes serán aquí la humanidad, pero bajo diferentes condiciones) y Vulcano ( Los minerales alcanzarán el estado humano pero de igual modo bajo diferentes condiciones. ).
Estos períodos son pasadas, presentes o futuras encarnaciones de nuestra Tierra; condiciones por las cuales ha pasado, está pasando o pasará en el futuro.
Desde el punto en el que los pioneros de nuestra oleada de vida (La Raza Aria) ocuparon formas parecidas a los monos, han progresado hasta su estado actual de desarrollo, mientras que las formas, que eran el “eslabón perdido” que los científicos han estado buscando durante años,  han degenerado y están ahora personificados por los últimos rezagados del Período de Saturno.
Los monos inferiores, en vez de ser progenitores de las especies superiores, son rezagados que ocupan los cuerpos más degenerados de lo que alguna vez fue la forma humana. En vez de que el ser humano haya ascendido de los antropoides, lo contrario es la verdad -los antropoides han degenerado del ser humano. La ciencia material, ocupándose únicamente de la forma, se ha engañado y establecido conclusiones erróneas en este asunto. No obstante, cada oleada de vida permanece definitivamente confinada en sus propias fronteras. Los antropoides nos podrán sobrepasar y llegar a ser seres humanos, pero ningún otro animal podrá alcanzar nuestro punto de desarrollo particular. Alcanzarán un estado similar, pero bajo condiciones diferentes en el Período de Júpiter.
La ciencia ha descubierto que la hemólisis resulta de la inoculación de la sangre de un individuo en las venas de otro de diferente especie, causando la muerte del inferior de los dos. Así mismo, todo animal inoculado con la sangre de un hombre muere. La sangre de un perro inoculada en las venas de ave, mata al ave, pero la sangre de un ave inoculado en las venas de un perro, no hará daño a este último. Cuando la sangre de un animal superior es inoculada en las venas de uno de especie inferior, el Espíritu en la sangre del animal superior, naturalmente, es más fuerte que el Espíritu del menos desarrollado; así, cuando se esfuerza en imponerse, mata a la forma aprisionada y se liberta.  Por el contrario, si la sangre de una especie inferior es inoculada en las venas de un animal superior, el Espíritu superior es capaz de expulsar al Espíritu menos desarrollado en la sangre extraña y asimilar la sangre para su propio propósito; por consiguiente no sucede una catástrofe visible
El Espíritu-Grupo siempre busca preservar al integridad de su dominio en la sangre de las especies bajo se control. Rechaza la reproducción de animales que producen híbridos. Cuando un caballo y una burra producen una mula, por ejemplo, la mezcla de sangre extraña destruye la facultad procreadora para no perpetuar un híbrido que es una aberración desde el punto de vista del Espíritu-Grupo. La mula no está tan completamente bajo el dominio del Espíritu-Grupo del caballo o del Espíritu-Grupo del burro como lo es la raza pura, pero no está tan alejada de ellos como para estar completamente libre de su influencia.        

Así que, mientras el Espíritu-Grupo de los animales manda a los diferentes Espíritus de los animales a encarnar, simplemente retiene el fertilizante átomo-simiente cuando los animales de especies muy diferentes se aparean. Permite a uno de sus seres aprovechar la oportunidad de reencarnar cuando dos animales de parecida naturaleza se aparean, per niega que los híbridos se perpetúen. De esta manera vemos que la infusión de sangre extraña debilita el dominio del Espíritu-Grupo y por consiguiente destruye, sea la forma o la facultad reproductora donde  tiene el poder.
Ella Wheeler Wilcox, con la verdadera compasión de todas las almas avanzadas y en defensa de todo el reino animal, escribió las siguientes hermosas palabras:

Yo soy la voz de los que no hablan
y por mi , hablarán los que son mudos.
Y mi voz resonará en los oídos del mundo
hasta el cansancio y hasta que escuche y sepa,
los errores que comente con los débiles
que de palabra carecen.

El mismo poder formó al gorrión
que al ser humano, el rey.
El Dios del Todo anímica chispa
dio a todos los seres
de pelo o de pluma.

Yo soy el guardián de mis hermanos;
yo lucharé sus batallas y seguiré
la defensa del animal y del ave,
hasta que el mundo haga las cosas
como se debe.

domingo, 15 de diciembre de 2013

LA ERA ACUARIANA





Muchas declaraciones sobre la Era de Acuario pueden encontrarse en las publicaciones actuales. Frecuentemente comentará el observador que ya empezó la Era Acuariana, que va a durar cierto período de tiempo, que es el resultado de uno u otro fenómeno astronómico o astrológico, que tiene determinadas características, o que bajo su influencia los seres humanos estarán en capacidad de poder realizar ciertas obras específicas mejor que otras.
Tratando de aclarar la confusión que existe en este aspecto, presentamos aquí las enseñanzas de la Fraternidad Rosacruz sobre este tema.
Todavía no ha comenzado la Era de Acuario, a pesar de que se sienten ya sus influencias, y tardará más de seiscientos años hasta que realmente llegue el momento, o sea aproximadamente en el año 2.600 d.C El hecho de que algunos expertos sostengan que ya estamos en la Era de Acuario, se puede explicar probablemente por la diferencia que existe entre las constelaciones zodiacales y el llamado “zodíaco intelectual”. Un determinado grupo de estrellas fijas en el cielo se llama Aries; otro grupo localizado cerca de Aries se llama Tauro; un tercer grupo se llama Géminis, etc. Estas doce constelaciones o grupos de estrellas, como se las ve en el cielo se quedan siempre en el mismo sitio y alrededor de la misma posición relativa entre las unas y las otras. A través de estas constelaciones, viaja el Sol de año en año con precisión invariable; pero debido a que el eje de la Tierra se inclina hacia el Sol y tiene un movimiento tambaleante, parecido al movimiento de un trompo o peonza que casi ha perdido su fuerza, el movimiento del Sol parece ser irregular. Cada año que entre el Sol en la constelación de Aries, cruzando el Ecuador de la Tierra, lo hace un poco antes que en el año anterior. El sol “precede” y esto es el motivo por el cual los astrónomos hablan de la “precesión de los equinoccios”. Quiere decir que el Sol parece cruzar el ecuador en el equinoccio de primavera o al comienzo de la primavera cada año, un poco antes del punto en el cual cruzó el ecuador el año anterior. O sea que, si en un año cruzó el primer grado de Aries, en el siguiente año cruzará ligeramente la constelación de Piscis; en el año que sigue estará todavía más lejos en Piscis, desde el primer grado de Aries y así sucesivamente. Sin embargo, este movimiento retrógrado es tan lento , que el Sol demora casi setenta ños para cruzar un grado, o sea 2.100 años para pasar por un signo o 26.000 aproximadamente para pasar en movimiento retrógrado por los doce signos. Este último período se llama un Gran Año Sideral.

Los astrónomos hablan generalmente de “grados de ascensión recta”, para lo cual reparten el círculo de los cielos en 360 grados, empezando poro el punto donde el Sol cruza el ecuador celeste en el equinoccio vernal. Ellos, igual que los astrólogos, llaman también Aries a los treinta grados que siguen Este punto y Tauro a los 30 grados que siguen a Aries, etc. Así se explica que exista el zodíaco natural, compuesto de las doce constelaciones o grupo de estrellas de ese nombre que cambian tan imperceptiblemente su posición en el cielo que no lo podamos notar en una vida y ni siquiera en algunos cientos de años; por otro lado existe el zodíaco intelectual, el cual empieza desde el punto preciso del equinoccio vernal de cualquier año. Como el Sol con su movimiento retrógrado pasa pro los diferentes signos del zodíaco, es obvio que llegará un momento en el cual el equinoccio vernal ocurra en el punto preciso del primer grado de Aries; como consecuencia, en tal año coincidirán los zodíacos natural e intelectual. La última vez que ocurrió este hecho fue alrededor del año 500 d. C y com el Sol estaba moviéndose a la velocidad acostumbrada, alrededor de un grado en cada setenta años, es evidente que en la actualidad el equinoccio vernal ocurra cerca de nueve grados de Piscis. De tal modo que será alrededor del años 2.600 en que el Sol realmente entre en la constelación de Acuario. Se podrá decir que la Era Acuariana empezará en esa fecha y que durará aproximadamente 2.100 años, durante los cuales el Sol sigue su movimiento retrógrado atravesando los 30 grados del signo de Acuario. Sin embargo, no hay que imaginarse que ocurra un cambio brusco en una determinada fecha, como sucede por ejemplo cuando decimos que entramos en el año 1975 a medianoche del 31 de diciembre de 1974 y que 1975 durará hasta la medianoche del 31 de diciembre de 1975. Este es una división matemática del tiempo. Sin embargo, las distintas épocas de la existencia humana  dependen de las influencias vitales y son más bien condiciones mentales que divisiones de otro tipo.
Por eso los astrólogos reconocen lo que se llama “una órbita de influencia”. Para entenderlo bien, hay que darse cuenta de que todo ser humano es algo más de lo que vemos. Cada uno de nosotros está rodeado de una aura, una atmósfera invisible, un “algo” que irradia de su persona y que forma parte de su personalidad. En otras palabras, el ser humano tiene ciertos vehículos invisibles para la visión ordinaria, que se extienden más allá de su cuerpo físico. Siendo así que, cuando estamos cerca de otra persona,  se mezclan los cuerpo invisibles y a veces, cuando hay momentos en los que estamos muy quietos y pasivos, se sienten más estas influencias sutiles, a pesar de que siempre existen y constituyen factores poderosos en nuestras vidas.
Supongamos que alguien ha concentrado toda su atención un trabajo, de tal modo que no oye ni ve lo que sucede a su alrededor. Gradualmente se da cuenta que alguien ha entrado en el cuarto -que en realidad se encuentra detrás de él- se da la vuelta y ve a un amigo. No ha oído entrar al amigo porque estuvo tan absorto en su trabajo, pero le ha sentido, porque el aura del amigo se entremezcló con su propia atmósfera áurica. Por eso sintió que alguien estaba cerca de él, a pesar de que no tuvo ningún contacto físico.
“Como arriba , así es abajo”, y al revés , es la Ley de Analogía, la llave maestra para los misterios. El ser humano es el microcosmos y las estrellas el macrocosmos. Las constelaciones son grupos de grandes Espíritus que se han encerrado en sus cuerpos estelares con el fin de ayudar a las inteligencias menos desarrolladas, para que puedan tener las experiencias necesarias para su evolución. Podemos concluir, que estos grandes Espíritus tiene vehículos sutiles que son similares al de la atmósfera áurica de nuestra Tierra. El sol se acerca mucho a la constelación de Acuario en el equinoccio vernal o de primavera. De ahí viene que se transmitan a la Tierra las influencias de Acuario junto con los rayos solares y como durante la primavera es el tiempo especial cuando todo en la tierra está impregnado con vida, podemos también apreciar que el Rayo Acuariano así transmitido se hará sentir entre la gente de nuestro planeta.
Reconocemos sin dificultades la influencia de Piscis durante los últimos dos mil años. La superstición la esclavitud intelectual, la fe ciega por la que ha pasado la civilización son fenómenos bien conocidos por los historiadores. Por otra parte, fueron necesarias las influencias de la Era de Piscis en el proceso evolutivo. Las enseñanzas que Cristo trajo a la Tierra, de amor y altruismo, eran tan distintos de la Religión de la Ley y del miedo que se enseñaban entonces que no podían ser aceptadas por la mayoría de la humanidad, antes de que recibieran la Fe, aunque fuera una fe ciega pero que incluía la doctrina de salvación por medio de la expiación redentora del Gólgota. La Era de Piscis será tal vez recordada como la Era de la Fe, en contraste con la Era Acuariana de la Razón, durante la cual se enseñaron los principios del nuevo Cristianismo (amor y generosidad) a un círculo de creyentes que está multiplicándose constantemente. Se practicaba la abstinencia de carne en ciertos días. Se reverenciaba una Virgen Inmaculada. Gradualmente se enseñaba y se enseña a abandonar los placeres de la carne y los anhelos de sensualidad. En estos seiscientos años que nos quedan hasta que la Era Acuariana empiece definitivamente, seguramente haremos grandes progresos en estos dos campos de nuestra consciencia. Vale la pena recordar que Júpiter, el planeta d ela benevolencia y filantropía, gobierna también a Piscis y ha sido un factor muy importante para desarrollan el altruismo durante los últimos dos mil años.
Si ahora podemos descubrir en qué consiste la influencia del Signo de Acuario, podremos aprender más sobre la Era   Acuariana.

Son los estudios astrológicos que nos informan sobre las influencias de Acuario. Acuario tiene una influencia intelectual que es original, inventiva, mística, científica, filantrópica y religiosa. Si queremos aplicar la sentencia bíblica que dice que por sus frutos los conoceréis, podríamos  esperar el ver inaugurada la Era Acuariana con esfuerzos originales conectados por todo lado con la ciencia, religión, mística y altruismo. Y por cierto, esto parece ser la verdad. Ahora  podemos mirar hacia atrás y ver un período de casi cien años en el cual el Sol ha viajado un poco más de un grado en la órbita hacia Acuario; y durante este tiempo se ha producido un gran cambio en todas las ideas y descubrimientos. Considere únicamente los inventos del último siglo y la velocidad en que en la actualidad casi se atropellan nuevos progresos en medicina, tecnología, comunicaciones, etc. Estos son indicadores en el mundo físico del acercamiento de Acuario.
También notamos como todas las tendencias a ideas liberales en asuntos religiosos están reemplazado a pasos gigantescos las condiciones antiguas de creencia tan enraizadas en la doctrina. Igualmente es notable el número creciente de aquellos que han desarrollado su vista espiritual y están investigando el rumbo que están tomando la evolución en los planos superiores. Los estudios astrológicos han adquirido una gran popularidad que nunca se ha visto, en los últimos años. Uno queda impresionado al entrar en una librería al constatar el número increíble de publicaciones recientes sobre Ocultismo.
En la Era Acuariana se va a ver la combinación de la religión con la ciencia, en un grado tal, que emergerán una ciencia religiosa y una religión científica. Cada cual va a respetar y a aprender de los descubrimientos que hiciera la otra, lo que redundará en salud y felicidad, y permitirá que se pueda disfrutar mejor de la vida. Traerá también consigo una era de fraternidad universal, preparando alrededor nuestro la eliminación de barreras y perjuicios raciales. Ciertamente, en la actualidad este resultado se obtiene a través de la violencia. Sin embargo podemos estar seguros deque la espada que gobierna Piscis, es todavía poderosa, pero cederá su sitio a la ciencia y al altruismo, que regirán durante la Edad Acuariana.
En vista de que Acuario es un signo de aire, científico e intelectual, la conclusión es inevitable de que la religión de esta Era, debe estar basada en la razón y ser capaz de explicarnos el enigma de la vida y de la muerte, de la tal manera que satisfaga tanto a la mente como a al intuición religiosa. En este aspecto, las enseñanzas de la Sabiduría  occidental están preparando el camino para la Era de Acuario, aspirando a eliminar el temor a la muerte, que se origina en la incertidumbre que rodea la existencia post-morten.  Estas enseñanzas demuestran que la vida y la conciencia continúan sometidas a leyes tan inmutables como Dios, cuya meta es levantar al ser humano hacia un estado de espiritualidad cada vez más alto, noble y elevado.
Siendo un signo de aire, Acuario gobierna especialmente la región etérea. En cuanto el Sol entre por precesión a Acuario, la humedad de la Tierra se eliminará gradualmente y las vibraciones visuales que se transmiten más fácilmente en una atmósfera seca y etérea, ser´na más intensas. En estas condiciones, la gran mayoría d ela humanidad, podrá desarrollar su vista espiritual y seremos capaces de ver los seres que viven en la región etérica, incluyendo a nuestros amigos y parientes que ya han fallecido. Entonces podremos continuar nuestra unión con ellos, por un tiempo más después del muerte y tendremos tiempo para acostumbrarnos al hecho de que ellos parten hacia regiones más elevadas. Es entonces que seremos suficientemente aptos para reconocer que en realidad hay vida  después de la muerte.
Cuando se alcance este punto de evolución, la humanidad estará tan iluminada  como para poder evitar muchas de las caídas que actualmente causan tantas perturbaciones y vamos a poder gozar de una existencia mucho más dichosa de la que hemos tenido hasta ahora. Seremos capaces de resolver problemas sociales en forma equitativa para todos y el uso de maquinaria perfeccionada librará al agente en gran parte de pesadas tareas físicas y les dará una mejor oportunidad para el desarrollo intelectual y espiritual. Aun cuando, a su debido tiempo, todos vamos a tener derecho a los beneficios de la Era Acuariana, existe  la posibilidad para aquellos que aspiran a una vida mejor o más espiritual de ponerse más a tono con el espíritu de la Era venidera y preparar su receptividad a las influencias acuarianas mucho más rápidamente que sus contemporáneos. Aquel que trate sinceramente de vivir una vida de servicio para la humanidad y quien ejercite sus dones de compasión, altruismo y benevolencia progresará en el sendero evolutivo conforme a los esfuerzos que haga para responder a las influencias de Acuario.

sábado, 7 de diciembre de 2013

LA LEY DIVINA Y NUESTRAS NECESIDADES COTIDIANAS






La Ley de Consecuencia es, sin lugar a duda, la más fundamental de las leyes en el destino humano. Pero recordemos que no es una ley estática. Constantemente la utilizamos para poner en acción nuevas causas que crearán nuevo destino para equilibrar y mejorar lo antiguo traído del pasado. La Ley de Consecuencia está íntimamente ligada a la Ley de Renacimiento, llamada algunas veces Ley de Reencarnación. Todos hemos vivido muchas vidas en la Tierra en el pasado y habremos de vivir muchas más en el futuro. En cada una de estas vidas pasadas, hemos puesto en acción varias causas, algunas de las cuales ahora, en la vida presente, sólo están manifestando sus efectos, los que son llamados karma o deudas del destino. Así estamos pagando deudas y cosechando premios del pasado, dando a esto el nombre de mal o buen destino.
Lo primero que teneos que comprender es que carácter es destino. Destino es un reflejo del carácter y nuestro medio ambiente es un espejo en el cual lo vemos reflejado. Sin embargo, hay una excepción a esta regla general. Esta es que en nuestra última encarnación pudimos tal vez habernos reformado de modo tal que ahora tenemos lo que puede llamarse un buen carácter. No obstante, todavía podremos seguir teniendo penalidades o deudas en la vida presente a pesar de haber remodelado nuestro carácter. Esto se debe al hecho de haber traído deudas del pasado las cuales ahora estamos pagando y, como es bien sabido, cuando se hace esto, generalmente se encuentra que el proceso es restrictivo, limitado y desagradable. Pero se tiene el consuelo de que las deudas una vez pagadas no pueden ser pagadas de nuevo, y por tanto queda uno libre de ellas por todas las vidas futuras.
Los rasgos de carácter que con más frecuencia causan un “mal destino” son: la cólera, el temor, el orgullo, el odio, la venganza, sensualidad, el egoísmo, la envidia   e intolerancia. Por lo tanto lo primero que debemos hacer es analizar nuestros pensamientos habituales y ver si se muestra alguno de estos rasgos aunque sea en pequeña escala. Si es así, comencemos inmediatamente a laborar para eliminarlos. Los dos medios principales para lograrlo son un cambio de pensamientos y de acción, especialmente hacia los demás. El pensamiento es lo primordial y si lo corregimos, encontraremos que casi automáticamente nuestro modo de actuar marcha de acuerdo.
Esto nos guía a un factor más importante de la situación, o sea el poder creador del pensamiento. Este poder es el factor más potente y fundamental en la vida humana. El dicho “los pensamientos son cosa tangible” es una verdad indiscutible. Cada vez que pensamos en algo creamos una forma de pensamiento que puede consentirse en una fuerza viviente. Aflora en nuestra aura y se convierte en parte de nuestra atmósfera mental individual y por consiguiente en parte de nuestra propia vida.
El paso próximo es la actividad del pensamiento creador que se viste a sí mismo con la substancia del deseo y la emoción. Esto tiene dos efectos: primero, que puede conducirnos ala correspondiente acción. Segundo, las formas de pensamiento que no se ponen en acción inmediata se almacenan en la memoria como normas para uso futuro.
Tenemos acceso a ellas en cualquier tiempo; por lo tanto, pueden aparecer en el futuro como realidades físicas en nuestro medio ambiente, haciéndolo bueno o malo, de acuerdo con el pensamiento que las creó.
Por consiguiente, si usted desea cambiar su medio ambiente y su vida, cambie sus pensamientos. De este modo se está laborando a sí mismo un destino nuevo y mejor que a su tiempo aparecerá en su vida y se manifestará bien en forma de un trabajo mejor o una mayor facilidad para cubrir las necesidades de la vida.

Los deseos destructivos tales como la cólera, venganza, odio, resentimiento; pero muy particularmente la cólera, desfiguran y deshacen las buenas formas de pensamiento que hayamos formado previamente, retardándose su materialización. Cuando nos dejamos arrastrar por la cólera o la venganza, per ejemplo disipando alguna edificante creación mental, la configuración de la correspondiente forma de pensamiento tiene que esforzarse por su reconfiguración antes de que puede continuar su macha hacia la materialización de lo bueno que anhelamos. Esto requiere tiempo y demora y el período en que pueda ocurrir un cambio favorable en nuestra situación y en nuestro ambiente general.
Algunos dirán que cómo pueden evitar los malos pensamientos y deseos y mantenerlos alejados de su mente. Realmente parece imposible a veces evitar que se filtren en nosotros, pero la respuesta es la substitución de pensamientos. Esta práctica se basa en el hecho de que dos pensamientos no pueden ocupar la mente al mismo tiempo, y es similar al principio de física de que dos cuerpos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Cuando usted sea perturbado por malos pensamientos de cualquier índole, simplemente substitúyalos por otros y concéntrese en el nuevo, tan positivamente que lo malo no pueda tener cabida. Es muy simple y sólo requiere práctica el comprobar la sencillez del tratamiento. Los malos deseos se excluyen de la mente por el mismo proceso.
El poder interno. La existencia de este poder es el próximo punto importante que debemos considerar. Esto es algo acerca de lo cual la mayoría de los seres humanos no tienen el menor conocimiento y de cuya existencia ni aún siquiera sospechan. Sin embargo, el Poder Interno es un estupendo factor en la vida humana y sobre el cual descansa primordialmente el éxito en la vida. El poder interno es el Ego, el Espíritu, el Yo Superior, la Vida que viene de Dios y el poder esencial que mantienen al ser humano activo. El Poder Interno es el Dios Interno, y este es parte del Poder Eterno, el Dios del Universo. El Poder Interno es el eslabón personal que nos une a Dios. Por lo tanto, reflexione cuán poderoso es este Yo Superior; es omnipotente porque es parte del Dios del Universo. Esta omnipotencia, no obstante, está latente más o menos en la humanidad ahora mismo. Es la función de la evolución para desarrollarala y convertirla en una positiva y dinámica omnipotencia. Esto es lo que gradualmente estamos aprendiendo a hacer en nuestra vida diaria por medio de sucesivos renacimientos.
Este Poder Interno afecta la personalidad y la vida cotidiana de la siguiente manera. El Dios Interno, que es omnipotente y que asimismo posee toda la sabiduría, está enviando constantemente mensajes a la mente consciente. Estos mensajes aparecen en forma de intuiciones, inspiraciones e ideas originales. Ellos nos dicen lo que nuestro Yo Superior, con su sabiduría desea que hagamos.
Si seguimos estas sugerencias y las ponemos en práctica, los resultados en nuestra vida serán constructivos. El fracaso se tornará en éxito, los obstáculos que se presenten gradualmente desaparecerán y encontraremos que todo comienza a actuar conjuntamente para el bien y para el éxito en todos los órdenes de nuestra vida. Si hacemos caso omiso de las intuiciones del Poder Interno y seguimos los propios deseos inferiores y extraviados de la personalidad, notaremos que nuestras dificultades aumentarán y nuestro paso por la vida será más difícil. Estos mensajes pueden percibirse más claramente, aquietando la mente consciente y muy particularmente estableciendo mementos de quietud absoluta para la meditación, a fin de que cuando la mente consciente esté tranquila, el Poder pueda hablarnos y nosotros oírlo. Sin embargo, ese Poder nos habla y nos envía mensajes en todo tiempo, a pesar de lo activo que estemos. La consciencia es otro de los mensajes del Poder Interno que haríamos bien en obedecer. Si solamente siguiéramos las sugerencias de este Poder, cada vez nos serían más claros sus notas, reformando gradualmente nuestras vidas y convirtiendo en éxito nuestros fracasos.

Debemos cultivar la creencia en la existencia del Poder Interno, en su habilidad para transformar nuestras vidas. Esta creencia es el cable, el circuito eléctrico que nos conecta con dicho Poder. Si establecemos una conexión clara entre dicho Poder y nuestra consciencia (mente consciente) los resultados serán mejores, porque entonces el Ego puede enviar sus mensajes con mayor claridad y efectividad. La negativa en creer estas cosas fundamentales impide la conexión y puede aún llegar a destruirla. Entonces se nos deja más o menos sin la guía y la sabiduría del Dios Interno, quedando al garete y expuestos a todos los fracasos. Vea como la creencia en este Poder es de gran importancia. Algunos lo llaman Fe, fe en Dios; pero es la misma cosa, o sea fe en el Dios Interno y su Poder, que es parte integrante del Dios Externo y su Omnipotencia.
Si nosotros oímos y obedecemos las sugerencias y consejos que emanan del Poder Interno, el temor y la ansiedad desaparecen por completo y obtenemos equilibrio, factor indispensable en el éxito. Perdemos todo temor a la vida y a la misma muerte. Sabemos que todo está ordenado con sabiduría y que el resultado será bueno.
Podemos aun aumentar los buenos resultados orando al Poder Interno, hablándole, teniendo conversaciones con El , porque lo tenemos aquí mismo a nuestro alcance, más cerca que nuestro propio aliento. El nos escuchará y nos dará la respuesta correcta. Esto es lo que llamamos “rogar a Dios”. Orando laboramos por nuevos y positivos efectos para neutralizar las deudas malas de nuestras años y vidas anteriores. Cuando hable al Poder Interno mental o audiblemente, cuéntele sus ideales, ambiciones o anhelos, lo que usted desea lograr, lo que desea tener. Pero después deje el resultado enteramente al Poder Interno. No cometa el error de exigir esto o aquello. Cuando haya terminado su conversación, usted habrá construido la forma de pensamiento y a su debido tiempo lo que desea se materializará por el Espíritu en tal forma y grado que El considere más sabio, particularmente si usted lo repite de vez en cuando.  Conténtese con esto sabiendo que ello es producto de la más elevada sabiduría.
Esto es vivir por la fe. Vivir serenamente en el conocimiento d ela existencia de este Poder Interno y creyendo con fe que los resultados en nuestra vida serán perfectos, todo temor y ansiedad sobre el futuro desaparecerá gradualmente y nos sentiremos confiados, equilibrados y calmados. Entonces podremos afrontar con éxito situaciones que antes nos habían defraudado y nos habían hecho fracasar. Por consiguiente, vivir con Fe no sólo aumenta nuestro éxito material, sino que nos hace mucho más felices.
El Banco Universal. Esta es una invisible institución dirigida por los Señores del Destino, y es el próximo tópico de vital importancia que deseamos someter a su consideración. En esta importantísima institución, estamos haciendo depósitos continuamente. Cada buen pensamiento, sentimiento y acción noble hace aquí su depósito. Toda nuestra labor constructiva, nuestra propia disciplina, los servicios a los demás y en fin, todas las acciones que están en armonía con la Voluntad Divina, hacen depósitos en el Banco Universal. Estos depósitos son la fuente de la cual giramos nuestro propio destino, nuestra buena fortuna y oportunidades. El Director Invisible de este Banco junto con los Agentes del Destino, mantienen un fiel extracto de su cuenta.
De vez en cuando, el Directo declara un dividendo en forma de oportunidad, éxito, buena suerte o fortuna inesperada. Aunque nada sucede por casualidad, la mayoría cree que estas cosas ocurren más o menos por que sí. Pero eso es un error. No hay tal casualidad o accidente, todo es el resultado de la Ley. El Poder Interno dentro de cada uno de nosotros es un alto funcionario del Banco y tiene mucho que ver con la declaración de dividendos.
Puesto que el Banco Universal está respaldado por el Universo, nunca puede fallar o fracasar. Usted nunca podrá perder o ser defraudado de algo que realmente sea suyo. “ Lo suyo vendrá a usted”. No hay nunca errores en el crédito con  el cual opera y trabaja este banco sus operaciones. Si su destino y su éxito no son lo que usted quisiera que fueran, es sin duda porque su crédito en el Banco Universal se ha agotado temporalmente. En tal caso, no queda otro remedio que apresurase a hacer nuevos depósitos. Como ya hemos dicho, los depósitos a su crédito se hacen por medio de labor constructiva, servicio y propia disciplina. Usted puede estar seguro que su diligencia en este sentido pronto mejorará las oportunidades y las circunstancias. Así ve usted cómo su destino es creado por usted mismo, que la suerte y casualidad son solamente aparentes y en realidad fueron creadas por usted en el pasado. Usted está envuelto en la materialización de sus propios actos y pensamientos. El vencer rasgos indeseables y reconstruir y reformar su carácter es el medio más patente de hacer depósitos en el Banco Universal.

El “suministro universal” del cual hablan tan frecuentemente los estudiantes de metafísica es meramente otro de los nombres del Banco Universal. Muchos estudiantes parecen creer que ellos pueden obtener un suministro completo de todo lo que necesitan con sólo repetir algunas afirmaciones. Pero se equivocan al creer que pueden gira contra el banco sin hacer antes los depósitos necesarios. Esto equivale a tratar de obtener las cosas gratis. Nadie debe exigir la materialización de un deseo específico sino que debe dejarlo en manos del Señor que sabe cómo actuar sabiamente. Nosotros no podemos ni el derecho ni la Sabiduría suya, porque si exigimos la materialización de algunos de nuestros pensamientos, estamos expuestos a equivocarnos y obtener algo que verdaderamente no deseamos.
Algunas personas no obtienen éxito porque inconsciente o ignorantemente violan la Ley suprema de dar y recibir. Hay ciertamente una ley cósmica administrada por Fuerzas Invisibles que decreta que para poder recibir es necesario dar primero. Compartiendo lo que tenemos, abrimos el canal que nos permite una inundación de cosas deseables en nuestras vidas. El Maestro enseña la existencia de esta ley en el Evangelio de San Lucas cuando dice: “ Dad y se os dará, medida  buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro seno; porque con la misma medida que midiereis, se os medirá” (6:38). La comprensión y aceptación de esta ley, y un esfuerzo inteligente por obedecerla traerá con el tiempo un cambio favorable en todos nuestros asuntos.
La Regla de Oro (Lucas 6:31), “Y como queréis que os hagan los hombres, así hacedles también vosotros”, también contiene un importante principio psicológico. Esta regla es inequívoca, ella nos dice que hagamos siempre el bien a los demás, bajo todas las circunstancias a despecho de lo que ellos nos hagan a nosotros. La regla es impersonal; la conducta del otro no tiene nada que ver en nuestro caso. So se desatiende esta regla, indefectiblemente que obtendremos malos resultados. Poniendo en práctica la ley, con el tiempo nos traerá un decidido mejoramiento en nuestro ambiente y nuestras condiciones materiales. Nos da una personalidad magnética, que nos hace atractivos a los demás y al mismo tiempo no nos faltará la ayuda y la cooperación en la realización de nuestros proyectos. Crea una fuerza magnética que es un medio de aumentar el éxito en todos los conceptos. No debemos nunca permitir que el rencor por alguna mala acción que se nos haya hecho nos impida hacer lo que quisiéramos que otros nos hicieran a nosotros.
Hay otros dos o tres principios metafísicos o psicológicos que debemos conocer y que acrecentará nuestra personalidad y nuestro éxito en materia de trabajo y en el abastecimiento de nuestras necesidades materiales. Perseguir el bien en todas las cosas y en todas las situaciones, a pesar de lo adverso que sean las apariencias, es uno de ellos. El hecho de buscar la bueno construye una forma de pensamiento que con el tiempo se convertirá en un bien mayor, mayor éxito, condiciones más favorables, etc. Buscar lo bueno es como comenzar una bola de nieve que crece en tamaño a medida que desciende de un aloma; esa es también la propiedad de toda forma de pensamiento.  Todas las de una misma índole se combinan y crecen rápidamente. Esto se aplica al buscar el bien en todo nuestro medio ambiente, que puede aumentarse definitivamente por la práctica de este principio. La alabanza es una extensión del mismo; un rayo del sol o la luz del alma. Promueve el buen deseo y el éxito. Elogie todo lo bueno que encuentre en los demás aunque sea un motivo baladí y sobre todo, no se olvide de alabar y dar gracias al Poder Interno caa día por su vida, su guía y el abastecimiento de todas sus necesidades. Todo viene de ese Poder.
El perdón es otra práctica que no debemos olvidar. El perdonar es científico; trae a juego las fuerzas de los planos invisibles que nos rodean. Disuelve las formas de pensamiento de odio, venganza y mala voluntad e impide su materialización en una suerte adversa. El rencor, la envidia y la venganza a menudo se convierten en alguna de las condiciones más desdichadas de la vida.
El odio es la fuerza más destructiva del Universo y el rencor y la venganza son fases del odio. La venganza es la más mortal de las pasiones; con toda seguridad impide el éxito. A pesar de lo que ocurra, no se debe mantener rencor ni ceder a pensamientos de venganza. Usted puede estar seguro de que si alguien lo ha tratado con injusticia , la Ley Invisible le traerá a él la retribución que se merezca.

La Biblia dice: “ Amados, no os venguéis de por sí... yo recompensaré a cada cual como se merezca, dijo el Señor.” No tome la venganza en su manos porque lo único que usted logrará será poner en acción fuerzas psicológicas que más tarde o más temprano reaccionarán sobre usted, con gran desventaja. La regla dice: “Perdónelo todo y manténgase perdonando siempre a despecho de toda inclinación personal, y así no perderá, como erróneamente pudiera pensar”.
Esto nos recuerda un principio de vital interés sobre el éxito: “Hacer la voluntad de otro es el ácido para probar el amor”. La Biblia reafirma esto cuando dice: “Haz la paz con tu adversario sin demora”. La voluntad propia es el amor propio y el amor propio es una fase del odio hacia los demás. La aplicación de este principio es particularmente valiosa, cuando deseamos evitar pleitos y terminar los que se han comenzado. Naturalmente que no debemos hacer la voluntad de otro si ello implica una injusticia para nosotros o para otros. Debemos sacrificar las inclinaciones y nuestras ventajas todo lo posible para avenirnos a las ideas de nuestro antagonista y satisfacer su sentido de justicia. Por este medio lo convertiremos en un amigo. Hacer nuestra voluntad siempre obstruye el éxito que la cooperación amistosa establece.
Se ha hablado mucho sobre la confesión. Es probable que usted no le conceda a eto ninguna importancia. Usted sin duda habrá pensado que confesar nuestras malas acciones a un sacerdote o a un ministro no tiene ningún efecto. Sin embargo, hay un muy importante principio metafísico oculto detrás de la confesión, y es que principalmente la confesión disipa la fuerza emocional constituida en formas de pensamiento sobre nuestras faltas del pasado; nos libera y nos ayuda a restaurar el equilibrio y la calma. Cuando se comete una falta que produce temor, vergüenza, cólera, etc., esa forma de pensamiento penetra profundamente en la mente subconsciente y allí fermenta. Muy especialmente si el mal no se ha subsanado a su debido tiempo. Formas de pensamiento de esta naturaleza pueden fermentar en el subconsciente durante años y con el tiempo generar lo que se conoce por “complejos”. Si tenemos bastantes de estos complejos enterrados en el subconsciente, gradualmente perdemos el equilibrio y nos convertimos en nervioso, neuróticos. Aquí en donde actúa la confesión. Ella libera la energía emocional de estos complejos haciéndolos evaporarse para siempre.
Desde luego, que no es necesario hacer la confesión a un sacerdote. Puede hacerse directamente a la persona a quien se ha perjudicado, o también a otra persona de nuestra entera confianza. También puede hacerse a nuestro Yo superior. Nosotros llamamos a estas propias confesiones “Retrospección”. Debe hacerse así al acostarse todas las noches, comenzando por analizar los últimos hechos realizados en el día hasta llegar a los primeros de la mañana. Para que la Retrospección sea efectiva debe hacerse con el mayor sentimiento de contrición, puesto que por este acto purificamos y nos deshacemos de la fuerza emocional contenida   en los complejos ocultos. Gran número de personas ha encontrado en la confesión un alivio increíble y siempre es seguida por un notable aumento de éxito en la vida.
Resulta una idea excelente extender el principio de la confesión o retrospección a los años anteriores a fin de aclarar los complejos que se han grabado en el subconsciente y que nos impide el éxito. Este proceso puede llamarse retrospección retardada y la mejor manera de efectuarla es por escrito. Siéntese y escriba en líneas generales los sucesos de su pasado que le hayan causado temor, cólera, vergüenza, etc. Haga todo lo posible hasta que haya revisado toda su vida. Gradualmente se notará un maravilloso alivio mental y emocional que a su vez se reflejará en un mejoramiento de las condiciones materiales. Est escritura debe hacerse en secreto y naturalmente los nombres deben omitirse. Al terminarse esta confesión, debe destruirse.

En la vida no puede lograrse un éxito verdadero si no tenemos un grado razonable de salud, por lo que debemos considerar la salud como un factor importante para el logro de nuestras necesidades materiales. Debemos darnos cuenta siempre que la fuerza de la vida emana de nuestro Poder Interno, el Ego. Si algo se interpone a la afluencia de esta vida hacia nuestro cuerpo y nuestra personalidad, el resultado será poca salud. Es posible aprisionar al Ego detrás de una nube de erróneas formas de pensamiento, falsas creencias, etc. de manera que la corriente constructiva de la fuerza de vida del Ego, se reduzca decididamente. Si creamos formas de pensamiento destructivas, tales como temor, cólera, sensualidad, etc., que nos limitan, y si nos permitiremos creer en el poder del mal sobre nosotros, todo esto tiende encarcelar al Ego, y como cree que está limitado en su vida, realmente lo estará.
Para la salud es necesario que la personalidad, la mente y la voluntad cooperen con el Ego, y rechacen toda forma de pensamiento restrictivo. Es además posible forjar un instrumento con el que se pueda cortar y destruir la actual nube pensamientos. Este instrumento consiste en nuevas formas de pensamiento de fe, fortaleza y confianza en la omnipotencia del Poder Interno; de optimismo, éxito y la seguridad de que todas las cosas buenas se pueden obtener. Si creamos nuevas formas de pensamientos en este sentido, ellas se combinarán entre sí constituyendo una forma de pensamiento de gran potencia y fortaleza. Este será el instrumento para destruir la nube mental y relevar al Ego.
Debemos darnos cuenta que solamente los pensamientos incorrectos pueden obstruir ese poder. Por lo tanto, cambiemos nuestros pensamientos y ese poder nos liberará y obrará milagros en nuestra vida. Restaurará nuestra salud y cambiará nuestra condición mental. Podemos usar nuestra imaginación para forjarnos imágenes mentales de abundante salud, del gran poder del Ego Interno y estas imágenes se mezclarán con otras formas de pensamiento de fortaleza y valor, convirtiéndose en parte del instrumento de liberación. Entonces descubriremos que hemos dejado de ser esclavos de la mala salud. Comprenderemos que la salud es el complemento normal del reposo y una equilibrada condición emocional. Con la salud vendrá una mayor facilidad para el éxito en el trabajo y lo que sea de orden mental.
La felicidad sólo reside en la mente. Las condiciones externas tiene influencia en la felicidad solamente hasta donde se les permita afectar las formas de pensamiento a través d ela mente. Las formas de pensamiento tienen la propiedad de cubrirse co esa substancia del plano invisible que conocemos como emoción. Si pensamos en optimismo y felicidad, la sustancia emocional de felicidad invade la mente y somos felices no importa cuáles sean las condiciones materiales y corporales.
Si por el contrario, formamos formas de pensamientos de temor y fracaso; ellas construyen en la mente sustancia emocional de infelicidad y seremos desgraciados aunque tengamos todas las riquezas del mundo y una salud perfecta. Queda demostrado que la felicidad sólo reside en la mente y que por el control y sustitución de pensamientos, tenemos para siempre la clave de la felicidad y el éxito.
Por último, daremos aquí tres pequeñas fórmulas para ayuda propia que están basadas en sanos principios metafísicos y que han demostrado su mérito.
Primero. Pensamiento positivo. Mantener la mente habitualmente positiva, no inmóvil e inerte. El pensamiento positivo cierra automáticamente el tropel de pensamientos y deseos que flota en la atmósfera mental. Cuando estos pensamientos se eliminan, cesan de ser una influencia en la vida y nuestras creaciones mentales mejoran grandemente con indudable aumento en la materialización de los deseos de la vida.
Segundo. La Llave de Oro. Cuando haya problemas de  temor de perder dinero, amigos, trabajo; cuando algo de valor se pierde bajo ningún concepto hay que mantener los pensamientos forma sobre esta pérdida. Esto solamente contribuirá a una depresión genera. Invirtamos el proceso y pensemos en Dios. Dios incluye todas las cosas que son deseables. Si rehusamos pensar en la desgracia y pensamos constantemente en Dios, estaremos construyendo pensamientos de fortaleza, bondad y éxito en forma de bien, y la calamidad que temíamos se habrá impedido.

Tercero. El Poder del Deber. El deber cumplido día adía, tiene poder de crear suficiente bien para pasar todo el día. Mañana será otro día durante el cual se puede repetir el proceso. Los deberes cumplido con amor son el camino d ela liberación. Es una clave vital para lograr el éxito en cualquiera época de nuestra vida. El éxito que se obtiene como resultado del deber cumplido no será siempre como lo hubiéramos escogido, pero sí será el verdadero éxito bajo el punto de vista del Espíritu y esto es lo importante. Aún más, a su debido tiempo se convertirá en un patrón de éxito que será fácilmente reconocido y aceptado como el mejor. Mientras tanto nos veremos libres del temor y la ansiedad, porque sabremos que al final todo saldrá bien. Así, por medio del poder del deber cumplido, nos capacitaremos para vivir por la fe en el Poder Interno, que es el secreto fundamental del éxito en nuestra vida, incluyendo el desempeño de las labores y el suministro de la necesidades materiales.