Entradas populares

miércoles, 20 de marzo de 2013

FORO ROSANET: Causa y Efecto ( II )




Queridos Rosanistas:


Teresa: Tu aporte sobre que los malos que llevan la mejor parte...Siempre he estado pensando eso, y me has dado la respuesta a mis inquietudes. Tienes razón en todo lo mencionado. He visto personas sufriendo mucho, y por su comportamiento en el presente, no merecen estar en esa condición. Y pensamos; siendo tan buena esa persona, intachable etc., solo está recibiendo palos por la cabeza, pues el dolor, y toda racha mala la está consumiendo.

También me gustaría saber: Por qué algunas veces podemos ver que la Ley del Karma cobra rápido, y otras veces demora años para ver los efectos? Pero indudablemente llega. En algunas familias hay "ovejitas" negras, y es difícil para poder explicar, siendo un hogar bueno, buenos ejemplos, y esa "ovejita
negra" sigue su camino equivocado, y no echa marcha atrás. Personalmente siempre trato enviar folletos sobre La Ley de Causa y Efecto, y estoy segura que aunque esa gente nunca ha oído hablar de eso, algo les queda, algo aprenden, Como dice la Biblia que la palabra nunca regresa vacía. Es cortante como una espada que penetra hasta los huesos, y el corazón.
Discúlpenme que no tenga muchos conocimientos, pero para eso estamos para: aprender, y para que nos enseñen los que saben más. Fraternalmente y con mucho amor para todos.

Y que las Rosas Florezcan sobre vuestras Cruces. Rebeca


Gracias por tu carta. Yo tampoco sé el porqué unas deudas se liquidan al momento, y otras tardan más. Supongo que los ángeles del destino esperarán siempre al mejor momento para que sea del máximo provecho a la persona en cuestión o, tal vez esperarán a que se produzcan las condiciones propicias para que ese destino maduro pueda ser liquidado. En astrología se dice que los signos comunes traerán sus consecuencias en el futuro. Los cardinales se cobran y pagan al momento y los fijos son efectos que nos llegan del pasado.

En cuanto a lo de las ovejitas negras, Max Heindel explica que hay muchos Egos que no quieren enmendarse de ninguna manera, y que de vez en cuando mandan a uno de esos Egos a una buena familia, para ver si con el roce y las buenas influencias y el amor que reciben, consiguen enmendarse. Me imagino que antes de nacer, esos padres ya decidieron adoptar a esos hijos con el propósito de hacer un buen servicio. Yo conozco el caso de unos padres que han tenido una sola hija y que les ha llevado siempre por el camino de la amargura. Aunque luchas veces parezca que por más que se esfuercen esos padres, no hay manera de que la hija se mejore, yo pienso que si está aprendiendo mucho y recibiendo un gran servicio y oportunidad que en su momento dará sus frutos. Ningún esfuerzo es nunca de balde.

Un abrazo a todos. Teresa.



Querida Teresa

Gracias por esa explicación. Algunos de esos que traen sus padres por la calle de la amargura, se arreglan, y dejan a más de cuatro perplejos. Algunos van de igual manera. Indudablemente que han llegado a esas familias a cobrar deudas del pasado. Tal vez ellos hayan sido las victimas en otra reencarnación. Una pregunta: Puede ser cierto que las personas ciegas tienen ese problema por haber sido muy crueles en vidas pasadas? Yo había leído eso, pero no recuerdo donde, y siempre me preocupo eso, pero no continué investigando al respecto. Los fardos que llevamos a cuestas, se hacen menos pesados con buenas obras, y acciones que ayuden a mejorar situaciones adversas en nuestro prójimo. Tratar de mejorar en todo lo que podamos, y vivir en paz con todos.

Las vibraciones adversas quedan en las paredes, en las casas, y por mucho tiempo están dando malas influencias a los que entran a vivir allí, inclusive sin que ellos tengan algo que ver en eso. Es como el aire, la electricidad. Que no podemos ver, pero que si podemos sentir sus efectos. A medida que pasa el tiempo van perdiendo fuerza, hasta desaparecer. Sitios donde han ocurrido peleas, celos, violencia, crímenes, todo eso queda allí. Por eso es que cuando visitamos algún sitio, y sentimos que no estamos cómodos, relajados, sino todo lo contrario, deseos de marcharse, inquietos. No sentimos ese ambiente placido, que tal vez en otra parte sencilla, sin lujos, nos sentimos a gusto, con paz espiritual. Es por las vibraciones que han quedado allí. Si estoy equivocada pueden decirme, quiero aprender, de las personas que saben más al respecto.

Gracias y Que Las Rosas Florezcan en vuestras Cruces. Fraternalmente, Rebeca


También yo sé muy poco, cuanto digo está escrito en los libros de Max Heindel; lo que ocurre es que la memoria de cada uno de nosotros es, a mi entender, un poco caprichosa y unas cosas se nos quedan muy grabadas y claras y otras no. Después, también está la inteligencia y el esfuerzo personales de cada huno que hacen que lo que se ha leído se asimile y entienda mejor, pudiendo entonces relacionarlo y sacar mejores ideas y conclusiones sobre lo que se está tratando. Eso es a lo que nos está animando siempre Paco, a meditar más, a profundizar más, para llegar a sacar nuestras propias ideas y conclusiones. También debemos recordar lo del conocimiento, que dice que cuanto más damos, más tenemos. Es decir que no debemos reservar lo que hemos aprendido para nosotros solos, sino que debemos usarlo en nuestro vivir diario, con nuestro ejemplo y también darlo a conocer, tal y como haces tu dando folletos, o a través de Rosanet, etc. Eso también responde a la ley de causa y efecto, que si desarrollamos los conocimientos que se nos han dado para el bien y para enseñar a otros que saben menos, se nos darán más para que sigamos haciendo buen uso de ellos. También la inteligencia y la capacidad de análisis y de relacionar las cosas y lo aprendido entre sí, aumentan en la misma medida que nos hayamos esforzando en hacerlo. Rosanet es un excelente medio para ello, para enriquecernos mutuamente, cada uno aportando su pequeño granito de arena.

En cuanto a lo de la ceguera, pues sí, yo también recuerdo haber leído a Max Heindel diciendo que la causa estaba en haber usado la crueldad en el pasado. Sin embargo el mismo Max Heindel, nos recomienda no generalizar en esas cosas, ya que estoy segura de que puede haber otras causas que puedan generarla. También dice Max Heindel que un poco de conocimiento, a veces, hace más daño que el no saber nada. Y he de decir al respecto que una vez, le comenté a una amiga mía, precisamente eso de los ciegos, que la causa se encontraba en que habían sido muy crueles en alguna vida anterior. Me arrepentí mucho de habérselo dicho cuando me respondió: "Hasta hoy siempre me habían dado mucha pena los ciegos, a partir de ahora ya no les tendré tanta compasión". Sin duda que hubiese sido mejor para mi amiga no conocer nada de la causa que pudo haber generado la ceguera y poder seguir así dando amor a esas personas. He de decirte también que esa amiga mía que parecía interesada en la filosofía Rosacruz, ha acabado con un grupo budista.

Está muy bien lo que comentas en tu carta sobre ayudar a los demás. Si, es cierto, en la medida que vamos ayudando a otros y olvidándonos de nuestras propias preocupaciones, nuestras cargas se hacen más ligeras. También es interesante lo de las cosas que se quedan grabadas en las paredes. Al respecto deseo preguntarte si sabes algo con respecto a usar ropa "usada". Un amigo mío me comentó, que eso no es bueno, ya que esas ropas llevan impresas las tendencias de su antiguo propietario y que pueden influenciarnos negativamente. ¿Ocurre también eso aún después de lavar esas ropas? Y si es así, ¿El lavado en seco también limpia las influencias de la otra persona?

domingo, 3 de marzo de 2013

FORO ROSANET: CAUSA Y EFECTO ( I )




LAS OPINIONES DE ESTE ARTÍCULO FUERON DADAS HACE AÑOS POR MIEMBROS DE LA FRATERNIDAD ROSACRUZ EN EL FORO LLAMADO "ROSANET"

Queridos Amigos


En el tomo II de FR en Preguntas y Respuestas dice lo que transcribo abajo, de lo cual se deduce que no solo nuestros actos están sujetos a la ley de causa y efecto, sino también nuestros pensamientos y porque no, nuestros sentimientos, Todo lo que está a nuestro alrededor es nuestra construcción, física, mental o por nuestros sentimientos.

Creo que muchas veces nos olvidamos de que todo es energía, y tanto los pensamientos como nuestros sentimientos son creaciones nuestras, que tarde o temprano, se plasmaran a nuestro alrededor. Tratemos de saber que pensamos y que sentimos, así podremos modificar nuestro futuro y quizás nuestro presente.

Aunque tus rodillas nunca se doblen, Al cielo tus frecuentes oraciones son enviadas, Y ya sean hechas para bien o para mal, Son recibidas y siempre contestadas. (Emerson)

En otras palabras, cada acto es una plegaria que, bajo la ley de causa y efecto, nos trae los resultados adecuados. Obtenemos exactamente lo que necesitamos. La expresión en palabras es innecesaria, porque la acción sostenida en cierto lineamiento indica lo que deseamos, aun cuando nosotros mismos no lo comprendamos, y con el tiempo, largo o corto, de acuerdo con la intensidad de nuestros deseos viene aquello por lo cual hemos orado.

Las cosas así obtenidas o logradas pueden no ser lo que real y conscientemente deseamos. Si lanzamos una piedra al aire, el acto no está completo hasta que la reacción ha devuelto la piedra a la tierra. En ese caso el efecto sigue a la causa tan rápidamente que no es difícil notar la conexión entre los dos. Sin embargo, si le damos cuerda a un reloj despertador, la fuerza queda almacenada en la cuerda hasta que la libere un cierto mecanismo. Luego viene el efecto -el retañido de la campanilla- y aunque podamos haber estado durmiendo el sueño de los justos, la reacción o desenrrollamiento de la cuerda tiene lugar de todas maneras. Similarmente, las acciones que hemos olvidado alguna vez producirán sus resultados siempre.


Saludos a todos Y que las rosas florezcan en vuestra cruz Mario



Hola Teresa

Elman Bacher, en su librito Nº. 2, Cap. VII, "Neptuno y la Casa 12, da 10 patrones de configuraciones de la casa 12, y que amplían y detallan como todos venimos a esta encarnación con esa "carga" representada por las deudas de destino que dejamos pendiente.

Como las configuraciones planetarias de la carta natal, se nos hacen visibles a trabes de nuestro roce con las personas, es evidente que experiencias como las que cuentas tienen como propósito demostrarnos a que fue que vinimos.

La Administración Moderna de Empresas habla ahora de que para tener éxito es indispensable tener objetivos (el qué), tener un como (la estrategia), con quien (el responsable) un cuando (las metas) y un donde (la cobertura). La Astrología enseña claramente estas cosas, pues los planetas representan el QUÉ, los signos EL CÓMO. Las Casas el DONDE y los aspectos el CUANDO. Naturalmente, también nos enseña, que EL RESPONSABLE somos nosotros!

Por eso, una de las partes más consoladoras de la Ley de Causa y Efecto, es que el llamado Destino, puede cambiarse, pues nosotros mismos fuimos quien lo generamos!

Es posible, determinar si los errores que cometemos, y que aparecen como cuadraturas en la carta natal, obedecen a patrones recién adquiridos en la vida anterior, o si llevamos "metiendo la pata" mucho tiempo de manera obstinada. Si el caso es este último, no hay más remedio que disciplinarnos de manera estricta en cambiar los pensamientos y por ende, los hábitos.

Sigue planteada la pregunta, aun sin respuesta, de " ¿por qué los malos se llevan la mejor parte?"

Denle gas amigos, como decía Celso! En amoroso servicio Jorge


Según él, puede que en una vida anterior hayamos hecho grandes esfuerzos por mejorar nuestro carácter, así venimos a una nueva vida con un buen carácter, no hacemos mal a nadie y procuramos ayudar al prójimo. Sin embargo a lo largo de todas nuestras encarnaciones anteriores cometimos cada uno de nosotros numerosas atrocidades y, precisamente cuando decidimos vivir correctamente, es cuando nos llega la lluvia de fechorías como consecuencia de nuestros malos actos anteriores. Además, Max Heindel también dice que cuando nos decidimos a vivir la vida superior y hacemos esfuerzos por mejorarnos, los ángeles del destino, que desean hacernos apresurar en nuestra evolución nos mandan más dosis de nuestra medicina amarga para acabar cuanto antes con nuestras deudas pendientes y llegar antes a nuestra meta. Eso sí, nunca se nos dará más medicina de la que seamos capaces de soportar y llevar paciente y amorosamente. Por todo esto es por lo que vemos que precisamente los malos son los que se llevan la mejor parte (están sembrando), los buenos, en cambio recogen la peor parte (están recolectando. Es por eso que muchas veces nos encontramos con personas encantadoras a las que la vida no para de mandarles pesares uno tras otro, mientras que a las personas "malas" todo les sale bien.

Con cariño Teresa.



Unos días atrás Jorge recogía la pregunta de un estudiante. A esa persona le extrañaba y dolía que muchas conductas injustas se acompañan de bastante éxito. Citaba la corrupción (ni en América ni en Europa ni en otros continentes creo que haya un país libre de ella) como ejemplo. Sí que parece que el mal anda desbocado y triunfador por el mundo pero es sólo apariencia y condición transitoria. Recordemos que estamos en una escuela de experiencia. El material de trabajo es nuestra propia vida. Si no la trabajamos bien, realmente se estropea.

El éxito de las conductas inmorales no es tal. Como alumnos de la escuela de la vida han aplicado sus energías hacia el dinero, la fama, el poder sobre otros... y dotados del poder que como chispas divinas nos corresponde, algo han conseguido, ciertamente. Pero no dura. Muchos otros pelean por el mismo dinero, la misma fama, el mismo poder y terminan arrebatándoselo. Incluso los que fallecen viejos con sus manos agarradas a ese "éxito" no son envidiables en el presente si consideramos su triste condición moral y la felicidad que nos da una conducta honesta.

¿Recordáis la parábola del hijo pródigo? Parecía, visto con ojos mundanos, más brillante y con más éxito dilapidando su herencia en vez de hacerla producir en la hacienda de su padre. No obstante, la consecuencia era inevitable: quedó vacío, no sólo en su bolsillo, sino en su corazón. Cansado de sus miserias decidió volver. Seguro que fue un camino difícil, con el remordimiento por el mal causado. La Biblia nos da una nueva dimensión de la causalidad porque, aunque no se diga explícitamente en la parábola, todos somos hijos pródigos, con una mochila de errores a nuestras espaldas aguardando su redención. Si no ocurre ahora, sucederá después. En mi opinión, muchas de las personas que actualmente viven circunstancias limitadas en cuanto a los bienes materiales o que sufren injusticias graves aprenden por el doloroso camino de la experiencia lo que no hicieron cuando en vidas previas se les planteó el problema del deseo y del poder. No me extrañaría, viendo el presente, que en el pasado una gran parte de la humanidad fallara en la prueba y ahora aprenda en condiciones más restringidas que le dejan pocas salidas.

Entender la experiencia como situaciones necesarias para nuestro desarrollo y proporcionadas a nuestra conducta previa da un punto de justicia a un mundo que de otra forma se aparece caótico y lleva a muchos, ignorantes de la Ley de Causalidad, a blasfemar culpando al Creador de nuestros actos.

Fraternalmente, Luis Antonio Blanco