Entradas populares

lunes, 18 de noviembre de 2013

¿CONSERVAMOS EL MISMO CARÁCTER EN TODOS LOS RENACIMIENTOS?




FILOSOFÍA ROSACRUZ

¿Conservamos el mismo carácter en todas nuestras vidas?

  Respuesta: El Ego puede compararse a una piedra preciosa, a un diamante en bruto. Cuando éste se saca de la tierra está muy lejos de ser hermoso; una costra grosera oculta el esplendor que encierra, y antes de que el diamante pueda convertirse en una gema, debe pulírselo sobre una durísima piedra de esmeril. Cada aplicación a la piedra de esmeril saca una parte de la costra y modela una faceta a través de la cual entra la luz refractándose en diferente ángulo por la luz que reflejan las otras facetas.
  Así sucede con el Ego. Como diamante en bruto entra en la escuela de la experiencia, su
peregrinación a través de la materia, y cada vida es como una aplicación de la gema a la piedra de esmeril. Cada renacimiento en la escuela de la experiencia arranca una parte de la costra del Ego y admite la luz de la inteligencia en un ángulo nuevo, dando una experiencia diferente, y así como los ángulos de la luz varían en las muchas facetas del diamante, así también, el temperamento o carácter del Ego difiere en cada vida. En cada vida solo podemos mostrar una pequeña parte de nuestras naturalezas espirituales, solo podemos realizar una pequeña parte del esplendor de nuestras posibilidades divinas, pero cada vida tiende a redondearnos, y a hacer que nuestro temperamento sea más estable. En realidad, el trabajo sobre el carácter es la parte principal de nuestra lección, porque la meta es el dominio propio.
  Como dice Goethe:
  "De todos los poderes que al mundo encadenan, se liberta el hombre cuando obtiene el dominio de sí mismo."

 

No hay comentarios: