Entradas populares

martes, 17 de junio de 2014

PREGUNTAS Y RESPUESTAS ROSACRUCES



¿Cuál es el punto de vista adoptado por la Fraternidad Rosacruz frente al ejercicio de la astrología en relación con el Cristianismo?

RESPUESTA: La astrología es una ciencia espiritual, una filosofía y una religión. La metafísica oculta y práctica describe el vínculo entre el magno Dios de nuestro sistema Solar y el hombre o pequeño dios, “El hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios”. Dios, el macrocosmos, y el hombre, el microcosmos, se conectan y fusionan hasta conformar la unidad. La astrología revela los poderes y capacidades de cada ser. Nosotros alentamos al estudio de la misma a fin de que cada individuo pueda descubrir sus potencialidades latentes y aprenda a desarrollarlas en poderes dinámicos.

            La aplicación de los principios de la astrología, sean o no enteramente comprendidos, bastará para probar su validez y apreciar sus frutos en la vida cotidiana. Ese saber genuino y arcano de las estrellas que es la Astrología, ha sido oscurecido en los últimos siglos por el influjo dominante de una ciencia materialista y escéptica. Este conocimiento superior ha sido utilizado unas veces por un escaso número de iluminados, ignorados por la mayoría de la humanidad y otras por charlatanes que explotaron su fingida erudición para comerciar sobre la ignorancia y la superstición del profano. Nosotros rechazamos el empleo de la Astrología animado por propósitos materiales. 

            En el libro “Filosofía Rosacruz en preguntas y respuestas” de Max Heindel, expresa, acerca de la religión entre la Astrología y la Religión, y específicamente sobre la relación entre la primera y las enseñanzas cristianas: “El destino entero de la humanidad está ligado a las estrellas. No importa si para demostrarlo apelamos a nuestra propia Biblia o a los textos sagrados de cualquier otra religión. Dondequiera encontraremos que se les da un lugar muy prominente a los cuerpos celestes. En nuestra propia Biblia sabemos que son llamados los siete Espíritus ante el Trono. Son los siete Angeles estelares, particularmente conocidos en la Iglesia Católica, los Siete Espíritus Planetarios que siempre han tenido que ver con nuestra evolución, desde que la humanidad comenzó a transitar por nuestro planeta. Por lo tanto, el curso de los astros y sus configuraciones son naturalmente los marcadores del paso del tiempo en la historia de la humanidad”.

            Las orbes celestiales dan vueltas, como es bien sabido por los astrólogos, pero no en un solo círculo; todos no siguen un mismo orden de movimiento sino que establecen diferentes configuraciones unos con otros. Lo mismo es cierto respecto a los siete tonos de la octava, los cuales son la réplica de los Siete Espíritus Planetarios. Así como ellos pueden tener diferentes conexiones y formar diferentes acordes, así también estos diferentes tonos de los mundos que se mueven a través del espacio componen la “Armonía de las esferas” y la humanidad está evolucionando de acuerdo con el cambio de estas vibraciones. A cada instante, hay una vibración diferente, y en el momento en que un nuevo ser llega a la existencia, estas vibraciones mutables actúan sobre él haciéndolo diferente de los demás”

            Los espíritus Planetarios son repetidamente mencionados en “Revelación”, incluyendo 1:4; 2:1; 3:1; y 4:5. Hallamos otra referencia bíblica a la Astrología en Lucas  21:25  “Y habrá signos en el Sol, la Luna y las Estrellas”.

            De ninguna manera propugnamos la práctica de la Astrología en sustitución de la verdad y de la adoración a Dios puesto que las dos últimas forman estrecha alianza con la Astrología espiritual. Se nos ha señalado que hemos rendir culto al Divino Hacedor en la palabra y en la acción; así como nosotros alcanzamos un conocimiento mucho más profundo de nuestro ser mediante el estudio de la astrología, nuestros actos se aproximaran cada vez más a los elevados ideales expresados en nuestras palabras devocionales. Los símbolos astrológicos constituyen claves para desvelar los inenarrables tesoros de las sagradas Escrituras.

            La astrología nos hace la promesa de guiar a una humanidad sumergida en un pensamiento materialista hacia las sublimes concepciones  concernientes a la vida del espíritu. La ciencia de este mundo físico se ve obstaculizada en su desenvolvimiento por las limitaciones dogmáticas  que ella misma se ha impuesto. La religión despierta rechazo debido  que, a menudo, sus ceremonias resultan anacrónicas y despojadas de verdadera grandeza. La Astrología une los elementos fundamentales de la Ciencia y de la Religión. Se basa en datos astronómicos y traza el diagrama de las fuerzas invisibles; Combina lo visible y lo invisible, el cuerpo y el alma, la forma y el espíritu.

lunes, 2 de junio de 2014

FILOSOFÍA OCULTA EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS




¿Tiene toda alma una compañera que le pertenece por toda la eternidad? Y en caso afirmativo, ¿no sería mejor permanecer célibe un millar de años que casarse con el alma que no corresponde?

  Respuesta: Así como la luz se refracta en los siete colores del espectro cuando pasa a través de nuestra atmósfera, así también los espíritus diferenciados en Dios se refractan en siete grandes rayos. Cada clase está bajo la dirección y dominio directo de uno de los Siete Espíritus ante el Trono, que son los genios planetarios, los Ángeles Astrales. Todos los espíritus virginales en sus sucesivas encarnaciones se mezclan continuamente para que puedan obtener las más variadas experiencias; sin embargo, los que han emanado del mismo Ángel Estelar son siempre hermanos o almas gemelas, y cuando buscan la vida
superior deben entrar en el sendero de la iniciación por medio de una logia compuesta de miembros del mismo rayo del que vinieron originalmente, y de allí vuelven a su fuente original. Por lo tanto, todas las escuelas de ocultismo son divisibles en siete, una para cada clase de espíritus. Esa es la razón del por qué Jesús decía a sus discípulos "vuestro padre y el mío." Nadie podía ponerse en estrecho contacto con él más que sus discípulos, los que pertenecían a su mismo rayo.
  Como todos los demás misterios, esta hermosa doctrina ha sido degradada convirtiéndola en esa idea física y material que encierra la concepción popular de las almas gemelas o afinidades; que la una es macho y la otra hembra y que a veces una de ellas es el esposo o la mujer de otro. En tales casos dicha doctrina se expone como excusa del adulterio o del rapto. Esa es una perversión abominable. Cada espíritu es completo en si mismo, toma un cuerpo masculino o femenino diferentes veces con objeto de aprender las lecciones de la vida, y únicamente durante el actual estado de su desarrollo existe el sexo absolutamente. El Ego fue antes que el sexo, y persistirá después de que la fase de esa manifestación haya pasado.


+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Si una persona se ve constantemente asaltada por malos pensamientos, los que se introducen en su mente aún cuando ella está siempre luchando contra aquellos, ¿existe algún medio para limpiar la mente, de manera que ésta solo tenga pensamientos buenos y puros? 

  Respuesta: Sí, lo hay, y es muy fácil llegar a ello. El mismo preguntante ha sugerido la principal dificultad de la pregunta cuando dice que está constantemente luchando contra esos pensamientos. Si tomamos una ilustración se comprenderá el punto.
  Suponiendo que tenemos una repugnancia particular por cierta persona a quien nos encontramos todos los días en la calle cierto número de veces, si nos paramos cada vez que la encontramos y la reprendemos duramente por ir por la calle y no quitarse de nuestra vista, estamos cada vez añadiendo más combustible al fuego de nuestra enemistad, la estamos excitando, y de rabia tratará siempre de ponerse en nuestro camino. El agrado y el desagrado tienen la tendencia de atraer hacia nosotros un pensamiento o idea, y cuanta más fuerza mental irradiemos para luchar contra los malos pensamientos, tanto más vivos se mantendrán estos y tanto más a menudo nos asediarán, de la misma manera que el reprender a la citada persona hará que ésta enojada se ponga siempre en nuestro camino. En vez de luchar con el, debemos adoptar la táctica de la indiferencia. Si miramos para otro lado cuando la encontramos en la calle, muy pronto se cansará de seguirnos, y
lo mismo debemos hacer cuando esos malos pensamientos vienen a nosotros. Si nos volvemos con indiferencia y dirigimos nuestra mente hacia algo bueno o ideal, encontraremos que al cabo de poco tiempo nos habremos librado de su compañía y solo tendremos, los buenos pensamientos y deseos que deseamos.