Entradas populares

martes, 29 de diciembre de 2015

CARTAS ROSACRUCES





NECESIDAD DE DEVOCIÓN

      "El Concepto Rosacruz del Cosmos" ha encontrado una acogida tan fenomenal, y ha hecho brotar tal gratitud y admiración en todo el mundo, que yo debería sentirme halagado por la atención que se le concede en todas partes. Pero antes al contrario, empiezo a sentirme cada vez con mayor temor de que el libro pueda dejar de dar todo su fruto y de perder la orientación hacia la que han intentado darle nuestros Hermanos Mayores. El objeto del libro, tal como se designa en las páginas 13 y 14 es el de satisfacer la mente mediante la explicación intelectual del misterio del mundo, de forma que al lado devocional de la naturaleza del estudiante le sea dable desarrollarse en los principios que su intelecto haya aprobado. El ConceptoRosacruz del Cosmos, yo creo, se ha abierto camino por esta apelación al intelecto y por la satisfacción que ha causado a la mente investigadora. Ciento y aun miles decartas han testimoniado que estudiantes que en vano han estado buscando durante años, han encontrado en él lo que buscaban. Unos cuantos solamente aparecen como capaces para sobrepujar la concepción intelectual, y a menos que el libro dé al estudiante un fervoroso deseo de sobrepasar el sendero del conocimiento y la continuación por el de la devoción, el libro constituirá un fracaso en mi opinión. 
  En otra sociedad formada en estas mismas normas, he conocido grupos que han estado durante años disputando ante un plano del átomo, ahondando profundamente en todos los más minuciosos detalles de la espiral y de sus desarrollos, pero con una extraordinaria frialdad e indiferencia ante las penas del mundo que les rodea; y es con profunda pena y gran temor que me doy cuenta del desarrollo de esta tendencia entre algunos de nuestros estudiantes, la cual espero pueda ser refrenada antes del legar a ocasionar la muerte del corazón. "El conocimiento infla, pero el amor edifica", dice Pablo,viéndose este ejemplo bien claramente demostrado en la actitud de los guías de la sociedad a que me refiero,quienes con frecuencia deprimen la religión Cristiana desde la tribuna o la imprenta, porque carece de una concepción intelectual del universo.
Permítame que le recuerde la advertencia expuesta por nuestro Maestro en el Concepto Rosacruz del Cosmos, y que se refiere a los diagramas: "En el mejor de los casos, son muletas para la ayuda de nuestras limitadas facultades; cuando dibujamos un diagrama para explicar los misterios espirituales, es lo mismo que si sacáramos todas las ruedecillas de un reloj y las desparramásemos para demostrar la forma en que nos indica la hora." Aunque los diagramas puedan ser una valiosa ayuda en determinado periodo de nuestro desarrollo, nos incumbe siempre a nosotros recordar sus limitaciones y esforzarnos por medio de nuestra intuición el concebir la verdadera idea espiritual. También me inclino a la creencia de que es de la mayor importancia el que los estudiantes observen el verdadero designio del Concepto Rosacruz del Cosmos, el objeto y la finalidad del mismo, de la forma más clara y precisa en todo momento. Así se hace constar en el reverso de las postales que deben devolver los estudiantes en letras negras, y yo aconsejaría a cada
estudiante lo escribiera en letras mayúsculas, pegándolo en el Concepto Rosacruz del Cosmos para que lo vea cada vez que abra el libro, pues no obstante, y tener todos el conocimiento y podamos solventar todos los misterios, no seremos más que bronces que suenan o címbalos si no tenemos amor y lo ponemos al servicio y ayuda de nuestros semejantes.



NOTA-CLAVE DE LAS ENSEÑANZAS ROSACRUCES

    La dificultad de la lección del mes anterior consiste en lo que respecta al deber que tenemos de emplear los frutos de nuestro estudio en un esfuerzo para beneficiar al mundo. Pero los místicos suelen mantenerse usualmente apartados de sus semejantes, y por ello el mundo nos mira con desdén o de soslayo, como asimismo a nuestras creencias. Esto no debe ser, y el análisis demostrará que las enseñanzas objetadas son relativamente insignificantes, y que las enseñanzas más vitales tendrán aceptación rápida y prepararán el sendero para una mayor instrucción.
  El valor de cualquiera enseñanza depende de su esfuerzo en hacer hombres mejores enseguida y  constantemente; hacerles más cariñosos y considerados en su casa, más concienzudos en sus negocios, más leales para los amigos, dispuestos a perdonar a sus enemigos; y cualquiera enseñanza que sea de tan fácil aplicación y reporte semejantes resultados, no necesita de mayor recomendación.    ¿Dónde encontrar tal enseñanza? Tenemos una monumental cosmogónica que describe los periodos del mundo, las revoluciones, las épocas y las razas. ¿El estudio de ella hará que los hombres sean mis cariñosos? O bien, si podemos inducirles a escudriñar los misterios de los números y de nombres que contiene la Cábala, ¿se harán por ello más conscientes? Seguramente no; por lo tanto, tal conocimiento es de menor importancia. ¿Haría a
los hombres ser más morales la enseñanza de la evolución e involución, o si les describiéramos la cíclica jornada del alma a través del purgatorio y de la gloria? Todo esto no seria necesario, por lo menos, hasta haberles convencido, de que bajo la Ley de Consecuencia estamos sujetos al renacimiento y a cosechar lo que hayamos sembrado. Podría ocurrir quizás, que la más pequeña insinuación de tal creencia alejara de nosotros muchisimas personas.
   Pero, se preguntarán ustedes, ¿ qué es lo que queda entonces de nuestras enseñanzas? La mayor de todas y la más práctica. La que no despertará antagonismo alguno en ningún devoto de cualquiera religión, ni aún en el agnóstico, puesto que no se necesita el poner la etiqueta religiosa. Provocará resultados más beneficiosos desde el día de su aplicación, afectando, también a las futuras vidas, sin tener en cuenta, si el hombre que la practica oiga o no la palabra Rosacruz o aprenda más o menos de nuestras enseñanzas.
   Si realmente quiere usted trabajar en la viña del Señor - el mundo- no se aísle. El  estudio abstracto puede serle bueno parte del tiempo, pero salga al mundo; gánese la confianza de las gentes en la iglesia; en el casino y en la profesión. Si da usted un buen ejemplo, inquirirán el secreto y tendrá la suerte de ofrecerles la mayor de todas las enseñanzas que jamás se ha conocido:
 EL SECRETO DEL DESARROLLO DEL ALMA
 Puede decírseles algo del tenor siguiente:
    "Todas las noches después de acostarme hago examen de todos los acontecimientos del día en sentido inverso. Pruebo a juzgarme imparcialmente a mi mismo. Me culpo si lo merezco, me arrepiento y hago el propósito de enmendarme. Me enaltezco donde veo una acción laudable, determinando superarme al siguiente día.   "Con frecuencia fracaso en mis buenos propósitos, pero persisto en mis tentativas, y poquito a poco lo consigo".   Será bueno explicar también que mediante la revisión de los acaecimientos en orden inverso quedan éstos más firmemente impresos en la memoria, pero deberá evitarse dar mayor explicación hasta tanto no esté usted seguro de que su amigo busca una solución al problema de la vida.
   Esto es propaganda discreta y discerniente.

domingo, 6 de diciembre de 2015

EXTRACTOS DE LAS CARTAS A LOS ESTUDIANTES ROSACRUCES

                     


  En los movimientos religiosos es costumbre darse el tratamiento de "hermana" y "hermano,"como reconocimiento de que todos somos hijos de Dios, nuestro Padre común. Ello no obstante,no siempre está en armonía los hermanos y hermanas. Algunas veces hasta llegan al extravío de odiarse uno a otro, pero entre amigos no puede caber más sentimiento que el del amor.  El reconocimiento de esta verdad fue lo que impulsó a Cristo, nuestro glorioso y gran Ideal, a
decirles a Sus discípulos: "De ahora en adelante no os llamaré siervos... sino amigos." (Juan15:15.) Nada mejor podemos hacer que seguir a nuestro gran Guía en esto como en todas las
demás cosas. Así es que no hemos de contentarnos con las frías relaciones fraternales, sino esforzarnos en ser amigos en el verdadero y más santo sentido de la palabra.
  Los Hermanos Mayores, cuyas enseñanzas bellas nos han unido en la Senda del Progreso, hacen honor a sus discípulos del mismo modo que Cristo honraba a Sus apóstoles, verbigracia, otorgándoles el nombre de "Amigo." Si se sigue el camino emprendido, algún día nos hallaremos en presencia de ellos, y oiremos el nombre de "amigo" pronunciado en voz tan suave, tan cariñosa y tan apacible, que sobrepasará a toda ponderación de la imaginación humana. Desde ese día no habrá trabajo alguno que no se lleve a cabo para merecer tal amistad. Será su único deseo y su única aspiración el servirles y no habrá distinción humana quepueda compararse a tal galardón como llamarnos sus amigos.

       
   Todos somos Cristos en formación; la naturaleza de amor se está desenvolviendo en todosnosotros, y ¿por qué no hemos de identificarnos con una u otra de las iglesias cristianas que
fomenta el ideal de Cristo? Algunos de los mejores obreros de la Fraternidad son miembros, sí, yhasta ministros, de iglesias. Muchos están hambrientos del alimento que nosotros tenemos para darles. No podemos partirlo con ellos permaneciendo alejados y nos hacemos daño a nosotros mismos si incurrimos en la negligencia de no aprovechar la gran oportunidad de ayudar a la elevación de la iglesia.
  Desde luego que no hay obligación alguna. No se exige de usted el ingreso o la asistencia a la iglesia, pero si asiste a ella con un espíritu de ayuda, puedo prometer a usted que experimentará un
maravilloso crecimiento del alma en un corto espacio de tiempo. Los grandiosos Ángeles del Destino, que son los que dan a cada nación la religión más apropiada a sus necesidades, nos situó a
nosotros en tierra cristiana, porque la religión cristiana nos ayudará para el desarrollo del alma. Aun admitiendo que ha sido obscurecida por el credo y el dogma, no debemos permitir que esto nos impida la aceptación de aquellas enseñanzas que son buenas, porque eso seria tan tonto como elsituar nuestra atención sobre las manchas del Sol rehusando ver su luz gloriosa.




¿Se le ha ocurrido indagar alguna vez, mi querido amigo, lo que le une a usted a esta Fraternidad? Usted sabe que no existen lazos externos, que no ha prestado juramento de obediencia, o de
alianza, y de que usted no ha sido instruido en ninguno de los secretos. ¿Qué es lo que constituye, pues, la Fraternidad a que nos referimos?  No pueden ser las enseñanzas, por ser éstas libres para todo el mundo, y tienen el beneplácito, de los muchos que no han solicitado su filiación como estudiantes. Tampoco es el enrolamiento como estudiante lo que hace crear el lazo interno, porque son muchos los que estudian solamente para
"su propio beneficio" y no tienen fraternidad con el resto de nosotros. Mas, es el servicio que ejecutamos y la buena fe con que practicamos las enseñanzas deseando convertirnos en
ejemplares vivientes en el mundo, de aquel amor fraternal de que habló Cristo, como el coronamiento del cumplimiento de todos los mandamientos.
  El pasado mes tomamos como lema el pensamiento de que si se había de hacer algún trabajo que al parecer no fuera de la particular incumbencia de nadie, deberíamos decir "¿Por qué no yo?," en
lugar de dejarlo para que lo hiciera otro, o dejar de hacerlo. Espero que habrá ejecutado esteservicio desinteresado con frecuencia, glosando así los lazos de fraternidad.

MAX HEINDEL

lunes, 16 de noviembre de 2015

LA TEORIA DE LA VIDA Y LA MUERTE






Desde hace ya muchos años nos vienen diciendo diferentes teorías como respuesta a la pregunta que, tarde o temprano, nos hacemos todos ¿de dónde venimos, a dónde vamos y por qué estamos aquí?. Unos nos dicen que venimos de la nada, que vivimos una vida de muy diferentes formas y rodeados de casualidades y buena o mala suerte y que, después de la vida, nos existe nada y desaparecemos. ¿Construiríamos la mejor universidad del mundo para mandar a nuestros hijos un solo día a clase? Es como decir que, ¿Existe todo el universo para que nosotros disfrutemos de él una sola vida estando aquí en la tierra?
Otros nos dicen que somos un espíritu creado por Dios, que Él nos destina a vivir una vida determinada en la pobreza o en la riqueza, en la salud o en la enfermedad y que, después de la muerte del cuerpo físico, tenemos un estado de sufrimiento o felicidad en el infierno, purgatorio o cielo para el resto de la existencia según haya sido nuestra actitud en la Tierra. Por último, también dicen que no todos nos salvaremos.
Si somos hijos de Dios y Él es omnipotente y omnisciente, lo que significa que también lo somos nosotros en Espíritu ¿Cómo se va a perder o destruir alguno de sus hijos? ¿Por qué va a premiar o castigar a unos y a otros no, si Él mismo les pone en determinadas circunstancias buenas o malas, y  a veces se ven incluso obligados a hacer mal ¿Haría eso un Dios de Amor? Si nosotros, aún imperfectos, intentamos salvar a todas las personas que podemos en una catástrofe ¿Por qué no puede tener Dios –siendo Omnisciente y Omnipotente- un Plan por medio del cual no se pierda ninguno de sus hijos?
La enseñanza esotérica  dice que somos un Espíritu creado también por Dios, pero que por medio de dos principales Leyes de “Reencarnación” y de “Causa y Efecto”, está evolucionando en la tierra y que vida tras vida renace en un cuerpo de cada vez más perfectas cualidades físicas, mentales y espirituales. Quiere decir que somos un espíritu que está reencarnando desde hace millones de años y que en cada vida aprendemos una serie de cosas que nos hace evolucionar o elevar nuestra conciencia, mentalidad y moralidad.
Después de la muerte del cuerpo físico sacamos provecho de las experiencias y las unimos al fruto de las anteriores vidas, a esto normalmente lo llamamos “conciencia”. Esto significa que cada vida es más elevada puesto que hemos evolucionado más gracias a las actividades y al hecho de sacar el fruto de las mismas después de la muerte.
La vida es una escuela, y lo mismo que los niños van un día al colegio, aprenden, descansan y a otro día vuelven para aprender más, así nosotros somos Espíritus que estamos aprendiendo a través del renacimiento, hasta llegar a desarrollar todas las posibilidades latentes de Dios en poderes dinámicos. De esta forma, y por medio de la Ley de Causa y Efecto, cada uno recibe los efectos de las causas que cometió en otras vidas, –cosechamos lo que sembramos- pero siempre con la única y buena intención de que aprendamos y evolucionemos lo más que podamos en cada vida.
Esta misma Ley nos lleva a renacer junto a las personas con las cuales estuvimos en contacto en la vida anterior y que tenemos alguna deuda en común, así nos ayudamos mutuamente y damos y recibimos lo que merecemos de los demás, tanto en bien como en mal.
Se trata de experimentar en un cuerpo físico y en este mundo material para tomar conciencia de lo que es correcto y lo que no, de lo personal y lo espiritual, de lo verdadero y de lo falso, de lo útil y de inútil, etc., para así rechazar el odio y elegir el amor, rechazar los defectos y desarrollar las virtudes, no practicar el mal y intentar ser cada vez más altruista y humanitarios.
Esta teoría esotérica es la más lógica y razonable de todas las que existen y indica que nadie es más que nadie, sino que somos hermanos en espíritu y nuestra meta es ser todos perfectos por medio de la reencarnación y las Leyes Divinas que nos dan lo justo y de una forma amorosa para que evolucionemos cuanto antes.

                                      Francisco Nieto Vidal

 

 


martes, 20 de octubre de 2015

CONTROL DE NUESTRO HORÓSCOPO






PREGUNTAS Y RESPUESTAS DE LA FILOSOFÍA ROSACRUZ

Suponiendo que de verdad exista el renacimiento, ¿Podemos nosotros, por medio de la voluntad, controlar los aspectos que aparecen en nuestro horóscopo? ¿Tenemos algún derecho de cambiar así el destino traído de nuestra  última vida?

Respuesta a la primera pregunta: Ésta es una buena pregunta, pero podemos decir que si los aspectos del horóscopo no pueden ser controlados, y tenemos que proceder de determinada manera, entonces lo mejor es que nos acostemos, tomemos nuestra medicina y esperemos. Si el destino domina y estamos inertes en el océano de la vida, ¿cuál podría ser la utilidad de estudiar astrología? Pero, gracias a Dios, hay un factor que no se muestra en el horóscopo, y este factor es la voluntad del hombre. En esto radica la diferencia.

            Supongamos que dos personas tienen los mismos aspectos en sus horóscopos, puede que incluso hayan nacido aproximadamente a la misma hora y, por consiguiente, pueden tener horóscopos muy parecidos en muchos aspectos. Tienen el mismo ascendente y los mismos planetas están en conjunción. Supongamos que tienen las mismas aflicciones con respecto a uno de los planetas mayores, y uno de ellos, se sienta y dice: “No puedo hacer nada. Así es la cosa. Simplemente tengo que soportarlo. De nada vale luchar.” Y el otro dice: “Yo no voy a someterme. Encontraré la manera de hacer frente cambiando de actitud.” La actitud mental del último cambiará totalmente las cosas para él.

            Por eso es por lo que no podemos predecir los acontecimientos con plena certeza. En el noventa y nueve por ciento de los  casos podemos predecir con certeza porque la mayoría de la gente se deja llevar por la corriente de las circunstancias, pero ésa es justamente la razón por la que es aconsejable estudiar astrología. Por medio de la ciencia astrológica sabemos lo que nos puede venir, y si vemos algo malo, podemos decir: “Sé que me viene cierta influencia y no me voy a dejar dominar por ella”. Aún así, hemos visto muchos casos en los que la gente es dominada por los astros. Hay casos en que se advierte de algún hecho a una persona para que ponga los medios oportunos, y precisamente ése mismo día, hace justamente lo contrario.

            Sin embargo, existe este gran consuelo: las estrellas impelen pero no obligan. Ésta es la base sobre la cual deberíamos de trabajar con las estrellas para sacar todo el provecho de nuestro horóscopo. Cuando veamos venir los buenos aspectos, algo que promueve el crecimiento anímico, tenemos que tratar de aprovecharnos de ellos por cualquier medio. Demasiado a menudo la gente se siente propensa a dejar que los buenos aspectos tengan cuidado  de ella, y sucede lo mismo con los malos aspectos. Si vamos a poner o no de nuestra parte, es algo que no se puede predecir.

Respuesta a la segunda pregunta: Es cierto: esto es lo que se espera de nosotros. En una vida anterior nos dejamos influenciar por una posición estelar especial, y ahora tenemos que enfrentarnos de nuevo con ella. Ahora estamos aquí precisamente con el propósito de aprender a guiarnos por nosotros mismos y dominar nuestras estrellas, y esto es precisamente para lo que se nos da la ciencia de la astrología. Debemos tratar de hacer lo mejor que podamos con este conocimiento, si no actuamos así, puede convertirse en una maldición. Hay gente que constantemente consulta su horóscopo con la siguiente actitud: “Voy a caer gravemente enfermo” “Tengo muchas tendencias en contra del trabajo y de la economía”, etc. Si ésa es la manera en que vamos a usar este conocimiento es mejor que no estudiemos astrología.