Entradas populares

sábado, 10 de diciembre de 2016

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA MUJER






El papel de lo femenino
¿Es la mujer una emanación del hombre?
Pregunta: ¿ Si la mujer es una emanación del hombre, en base a la historia de la costilla, ¿será reabsorbida al final de los tiempos en la divinidad masculina perdiendo así su individualidad?
Respuesta: el relato de la costilla es un ejemplo de crasa ignorancia por parte de los traductores bíblicos (quienes no poseían ningún conocimiento oculto) al trabajar con el hebreo que en forma escrita no tenía palabras diferenciadas y no incluía vocales. Insertando vocales en distintos puntos y dividiendo palabras de diferentes maneras se puede en el mismo texto obtener varios significados en distintos lugares. Este es el caso donde de una manera podemos leer “tsad” y en otra “tsela”. Los traductores de la Biblia leyeron aquello de que Dios había sacado algo de uno de los lados de Adam (tesela) y se encontraron en el dilema de qué quería decir, así que quizá pensaron que se trataba de una costilla (tsad). De aquí lo absurdo de la historia.
El hecho es que el ser humano había sido en un principio como los dioses “hecho a su imagen y semejanza” hombre y mujer, un hermafrodita y más tarde uno de los lados prevaleció dando lugar a sexos separados. Se puede añadir también que el primer órgano que se desarrolló tal y como hoy lo conocemos fue el femenino o lado femenino, habiendo existido siempre en todo antes de lo masculino que apareció más tarde. De acuerdo a la Ley de la Evolución de que los primeros serán los últimos, lo femenino vivirá como órgano sexual femenino durante mayor tiempo que el masculino y por lo tanto quien formula la pregunta está equivocado en su planteamiento. Es lo masculino que será absorbido en lo femenino.
Y en lo relativo a perder su individualidad hay que decir que tal idea es imposible; es exactamente el propósito de la evolución que nos convirtamos en individuos conscientes de nosotros mismos y separados durante la evolución y conscientes y unidos en los interludios entre manifestaciones.

La mujer, ¿está maldita desde antaño?
Pregunta:¿Por que la mujer ha sido degradada por la sociedad y considerada inferior desde el comienzo de la existencia humana?
Respuesta: En primer lugar debemos recordar que el Espíritu no es ni masculino ni femenino pero se manifiesta en sexos alternativamente como norma. Todos hemos sido ya hombres y mujeres. Por lo tanto no hay lugar a la injusticia si miramos a la vida desde un punto de vista más amplio. El espíritu debe aprender ciertas lecciones en cada encarnación que sólo pueden ser aprendidas desde el punto de vista de una mujer habiendo otras experiencias o lecciones que habrán de ser experimentadas bajo un cuerpo físico masculino. Así que el cambio de sexo en cada vida es algo totalmente necesario .Algunas veces ocurre que por alguna razón muy especial, un Ego debe aparecer como hombre en varias encarnaciones y entonces, en consecuencia, cuando vuelve como mujer puede darse el caso de que sea una mujer muy masculina. Por el contrario, un Espíritu puede haber pasado varias encarnaciones en cuerpo femenino y entonces volver como un hombre de naturaleza afeminada. Pero en base a la hipótesis de alternancia de sexos, muchos de nosotros probablemente vivimos en Roma en sexo opuesto y al tomar en cuenta la Ley de Causa y Efecto, el trato recibido por las mujeres de entonces no era el mejor para, ahora como mujeres romanas reencarnadas en hombres, dar a las mujeres actuales muchas consideraciones.

El sufrimiento de Margarita
Pregunta: ¿Por qué el sufrimiento de Margarita fue tan extremo y fuera de proporción en comparación con Fausto hasta el punto de estar en la cárcel y sufrir la pena capital haciendo infortunados su vida, libertad y búsqueda de la felicidad?

Respuesta: Esta pregunta se refiere a uno de los mitos que se nos han transmitido durante las eras y contrariamente a la popularmente aceptada opinión, un mito no es una historia de una sola pieza sino una verdad velada que revela, simbólicamente, grandes principios espirituales. Estos mitos fueron dados a la humanidad infante al igual que nosotros, por la misma razón, damos a nuestros hijos enseñanzas éticas en forma de cuentos, historia y libros infantiles los que se imprimen en la mente infantil de una manera que sería imposible para una enseñanza intelectual. Goethe, quien era un Iniciado, ha tratado el mito de Fausto bajo un maravilloso prisma lleno de iluminación encontrándose la clave del problema en el prólogo que se desarrolla en el Cielo muy en la línea del Libro de Job. Los hijos de Dios aparecen ante el Trono y el Demonio entre ellos, ya que él es también un hijo de Dios. A él se le da permiso para intentar seducir a Fausto para así sacar afuera lo espiritual y se desarrolle la virtud. Es un grave error considerar la inocencia como sinónimo de virtud; cada uno de nosotros nace inocente viniendo a la manifestación sin mal, el cual ha sido expurgado, pero teniendo ciertas tendencias que pueden desarrollarse en vicios y por lo tanto hay que ser tentado en cada vida para ver si aguantamos el empuje de la tentación y no volvemos a caer en viejos errores. Fausto es tentado y cae pero después sinceramente se arrepiente y transmuta el mal en bien así que al final se salva. El arrepentimiento y el reformarse antes de la muerte han labrado su salvación, la impura pasión que sentía por Margarita da lugar a su amor puro por Elena. Margarita también cae en la tentación, se arrepiente y se salva por medio del perdón de los pecados. Así que el asunto es la salvación por las obras. Por su energía, Fausto domina las fuerzas del mal y construye una nueva Tierra, un lugar donde la gente libre pueda vivir en mejores condiciones; él busca elevar a la humanidad a un plano superior y mediante ese acto de servicio generoso por los demás, se redime de los poderes del mal. En el caso de Margarita, la salvación se produce por la oración y la toma de consciencia. Así tenemos en este drama, representado por Goethe, un símbolo perfecto de las Enseñanzas Occidentales en las que están presentes tanto el perdón de los pecados como la expiación de un acto equivocado por el correspondiente acto adecuado. La muerte es algo que nos llega a todos y el sufrimiento inherente al mal hecho por Fausto no es poco que ya se prolonga un gran período de tiempo mientras que en el caso de Margarita la vida se acorta mucho antes. La única diferencia es que Fausto ha vencido conscientemente y en un futuro será inmune a la tentación mientras que el caso de Margarita es problemático. En una vida futura todavía tendrá que enfrentarse a la tentación para que se haga manifiesto si ha desarrollado o no la fuerza de carácter necesario para vencer al mal y seguir al bien

¿Deben las parejas casadas vivir como hermanos y hermanas?
Preguntas: ¿Hay algún lugar tanto en el viejo como en el nuevo Testamento donde se le diga a los hombres que  se casen y vivan entonces como hermano y hermana en todo momento o en cualquier circunstancia? Y si no está en la Biblia, ¿por qué ustedes lo enseñan?
Respuesta: Los Semitas Originales fueron la quinta subraza atlante. Salieron de la Atlántida cuando ésta se hundía tal y como está registrado en las historias de Noe y Moisés. Tenían que ir a la Tierra Prometida no a la insignificante Palestina sino a la Tierra entera tal y como está ahora constituida. Fue una promesa a causa de que la Tierra estaba sufriendo los cambios necesarios cuando una nueva raza iniciaba su andadura. Las inundaciones habían destruido la civilización atlante y en el corazón del Gobi en Asia Central, herraba el núcleo de las presentes razas arias.

Cuando tal núcleo se tenía que convertir en una raza progenitora , el engendrar hijos era un asunto de primera importancia. Así que se convirtió en la responsabilidad de todos el tener numerosa descendencia y ser lo más fértil posible. Pero ahora ya no vivimos en esos tiempos, el mundo está superpoblado y los Egos que reencarnan lo hacen sin propósitos especiales de generación. Nunca hemos hablado del Celibato absoluto o de que las parejas deban casarse y vivir siempre como hermanos y hermanas, hemos enseñado que las parejas, de acuerdo a las circunstancias, deberían ayudar a perpetuar la raza. Esto es si tanto uno como el otro se encuentran bien física, moral y mentalmente, cuando tengan un hogar y un Ego deseoso de reencarnar pueda obtener la oportunidad de la experiencia de tomar cuerpo, entonces ellos deberían ofrecerse a sí mismos como un sacrificio viviente en el altar de la humanidad y otorgar la “substancia” de sus cuerpos para proveer al Ego con un vehículo apropiado invitando a dicho Ego a su hogar como invitarían a un amigo del alma, agradecidos que puedan hacer por otro lo que por ellos ya hicieron. Pero cuando se haya logrado la fertilización, entonces deberían abstenerse de tener relaciones hasta estar en circunstancias para generar otro cuerpo. Tal es la enseñanza de los rosacruces concerniente a la relación ideal entre hombre y mujer. Ellos mantienen que la fuerza creadora no debe ser usada para propósitos sensuales sino para la perpetuación de la raza. Este es un ideal teórico y puede estar más allá de las posibilidades de la mayoría en la actualidad al igual que el amor a nuestros enemigos pero si no tenemos ideales elevados no progresaremos.

¿Tiene cada alma un alma gemela?
Pregunta: ¿Existe un alma gemela que pertenezca a cada alma durante toda la eternidad?. Si es así, ¿no sería mejor permanecer soltero mil años que casarse con la pareja equivocada?
Respuesta: Al igual que la luz se refracta en los siete colores del espectro al pasar por nuestra atmósfera, así también los Espíritus Virginales diferenciados en Dios se dividen en siete grandes rayos. Cada clase está bajo la guía directa de unos de los Siete Espíritus ante el Trono, los cuales son los genios planetarios o grandes ángeles. Todos los Espíritus Virginales en sus sucesivas encarnaciones se entremezclan continuamente para así ganar las más variadas experiencias, de todos modos aquellos que han emanado del mismo Rayo son siempre hermanos o almas gemelas y cuando buscan la vida superior deben entrar por el sendero de Iniciación a través de una logia compuesta por miembros del mismo rayo de que originalmente emanaron para así retornar a su fuente primigenia. Entonces todas las escuelas ocultistas son divisibles entre siete una para cada clase de espíritus. Esta fue la razón por la que Jesús dijo  a sus discípulos “vuestro Padre y el mío”. Ninguno podría haber llegado a tan estrecho contacto con él como aquellos discípulos excepto aquellos que pertenecían al mismo rayo.
Como tantos otros misterios, esta hermosa doctrina ha sido degradada a una simple idea material tal y como toma cuerpo en la idea popular de las almas gemelas. En algunos casos la doctrina de las almas gemelas es utilizada como una excusa para el adulterio y la infidelidad siendo esto una abominable perversión. Cada espíritu es completo por sí mismo y se recubre con un cuerpo masculino o femenino en diferentes ocasiones para aprender las lecciones de la vida y es solo durante la presente etapa del desarrollo que existe lo que llamamos “sexos”. El Ego existía antes de la aparición de los sexos y persistirá después de esta fase de su manifestación.


(Rays from the Rose Cross. Mayo-Junio. 1990)

viernes, 25 de noviembre de 2016

PREGUNTA Y RESPUESTA Y ARTÍCULO





¿Cuál es la diferencia entre un médium de trance, un médium materializador, el clarividente educado y la persona ordinaria?

Respuesta: Hablando en términos generales, puede decirse que la humanidad actual está dividida en dos clases: los que tienen la conexión entre el cuerpo vital y el denso muy fuerte y los que la tienen muy débil. La primera clase la forman las personas ordinarias, que están preocupadas en sus empresas materiales y no tienen contacto alguno con los mundos espirituales. La última clase la forman los llamados sensitivos, clase que a su vez puede dividirse en otras dos. Una de ellas es Cuando la voluntad actúa interiormente, y, por lo tanto, son personas positivas. A esta clase pertenecen los clarividentes educados y los Auxiliares Invisibles. La otra clase es negativa y es dirigida por la voluntad de los demás. A esta clase pertenecen los médium.

Cuando la conexión entre el cuerpo vital y el denso de un hombre es un tanto débil será sensible a las vibraciones espirituales, y si es positivo podrá por su propia voluntad desarrollar sus facultades espirituales, vivir una vida espiritual y recibir a su debido tiempo las enseñanzas necesarias para convertirse en un clarividente educado, dueño de su facultad en cualquier momento, libre de ejercitarla o no, como quiera.

Si una persona tiene dicha conexión del cuerpo vital con el denso débil y es de temperamento negativo, puede ser presa de los espíritus desencarnados, como un médium.

Cuando la conexión entre el cuerpo vital y el denso es muy débil, de manera que puedan separarse, y si el hombre es positivo, puede convertirse en un Auxiliar Invisible, capaz de retirar los dos éteres superiores de su cuerpo denso a voluntad, y emplearlos como vehículos de percepción y memoria. Entonces puede funcionar conscientemente en el Mundo Espiritual y conservar el recuerdo de todo lo que haya hecho allí; así que, por ejemplo cuando deja su cuerpo por la noche se lleva consigo la vida al mundo invisible de una manera consciente por completo, con tanta conciencia como la que nosotros tenemos en este mundo durante el día, mientras estamos despiertos.

Cuando una persona tiene una conexión débil entre el cuerpo vital y el denso y es de temperamento negativo, los espíritus que andan errabundos y que desean manifestarse aquí, pueden extraer su cuerpo vital del bazo y emplear temporalmente el éter del que está compuesto para materializar formas espiritas, devolviendo el éter al médium cuando la sesión ha terminado.



CRISTO EN EL HOMBRE

“Yo soy la resurrección y la Vida el que cree en mí, aunque esté muerto vivirá.”

            Cristo no es solamente el fundador del cristianismo, es también el objeto de las religiones Cristianas. Solamente con y a través de Cristo (el Cristo interno) el hombre puede conquistar su naturaleza inferior y entrar en unión con Dios en la evolución humana, de la cual es el escalón que todo hombre está destinado a imitar, es la perfección de la divinidad. “Sé tan perfecto como tu Padre lo es en el cielo” fue la admonición de Cristo-Jesús. Los primeros pasos hacia la perfección humana fueron dados al hombre a través de la guía de los Espíritus de la Raza cuando la humanidad estaba bajo la dirección de Jehová. La Ley, los Diez Mandamientos y sus corolarios establecidos de una forma clara para la acción correcta, fueron diseñados para ayudar al hombre a controlar su indomable cuerpo de deseos o emocional. La religión de Jehová era de temor, pero sin este elemento es probable que los seres humanos no hubieran sido inducidos a obedecer la Ley, la cual estaba tan en contra de sus poderosas voluntades.

            El siguiente paso hacia la perfección humana fue dado bajo la religión cristina que reemplazó el terror de Jehová por el amor de Cristo y colocó al altruismo como guía, el cual, si era observado constantemente podría poner al hombre sobre la Ley y declarar a la anterior Ley obsoleta. Habiendo aprendido (habiendo sido forzados a aprender) al menos una pequeña porción de los mandatos y leyes de Jehová, la raza humana ahora debe aprender a pensar correctamente y lograr con ello purificar al cuerpo vital o etérico, bajo la guía de Cristo. Aún el pensamiento correcto, esto es, el pensamiento motivado y dirigido en un contexto espiritual a través del amor inegoísta y compasivo, no requerirá la guía de la Ley.

            Los pasos sucesivos hacia la perfección humana serán dados bajo la religión del Padre, una vez que nosotros conquistemos los principios cristianos y los hagamos parte nuestra. Lo sublime y puro de estas Enseñanzas del Padre están lejos de la presente comprensión humana, no seremos capaces de recibirlas hasta que estemos preparados absorbiendo y radiando la esencia de amor universal. Lo mismo que los principios de Jehová eran destinados a purificar el cuerpo emocional, y los principios cristianos al cuerpo etérico o vital, así también los principios de la Religión del Padre guiarán la espiritualización del cuerpo físico. De ese modo, observando la evolución pasada del hombre, su constitución y el desarrollo futuro unidos en avenida de progreso para lo cual estamos destinados, nos preparamos para el advenimiento de Cristo aprendiendo un comportamiento moral a través de la conciencia racial, lo cual limitó el contacto amistoso humano pero nos dio en cierta medida el control sobre los deseos mundanos. Obviamente estamos lejos de controlar plenamente nuestra naturaleza de deseos, aún es notoriamente imperfecta, pero el refinamiento en esta consideración vendrá a través del inegoísmo que es parte de la ética Cristiana.

            Cristo-Jesús enfatizó que Él no venía a destruir la Ley, sino a cumplirla. La humanidad aún necesita la Ley, porque nosotros no hemos desarrollado aún suficientemente el pensamiento correcto. Con Cristo la Ley de Jehová no es abolida pero, en un sentido, es elevada a un plano superior. En lugar de obedecer la Ley porque tememos no hacerlo, debemos conscientemente obedecer la Ley porque es lo correcto de hacerse, porque el altruismo demanda que hagamos lo correcto con todos nuestros semejantes. A través del altruismo, la Ley es suprimida por el amor, el egoísmo por desinterés y la acción correcta se hace porque el altruismo así lo dicta. Cuando hayamos absorbido estos principios cristianos, no solamente en nuestras cabezas, sino aún más indeleblemente en nuestros corazones, haremos lo justo porque es lo correcto, por la misma naturaleza del hecho, por el hecho mismo y los sentimientos personales de toda clase serán excluidos.

            Lo que nosotros, como individuos, queremos, ya no interesará, ni nuestras acciones, ni los pensamientos que las dirigen tocarán el criterio personal. Cuando nosotros, automática y completamente podamos posponer nuestro ser personal, estaremos listos para lo aún más éticamente sublime de la Religión del Padre. En el presente, nuestra concentración debe centrarse en emular el ejemplo dado por Cristo, quien es nuestro Indicador o Luz del Camino, en este estado corriente de desarrollo humano. En el Sermón de la Montaña están contenidos los ideales, preceptos y reglas del cristianismo práctico. El Cristianismo práctico, opuesto al cristianismo teocrático, por supuesto, indica el esfuerzo de aplicar los principios cristianos en la vida diaria, vivir las enseñanzas y predicar el Evangelio por medio del ejemplo. La práctica del Sermón de la Montaña por cada individuo en su vida diaria es más importante de lo que son todos los magistrales sermones de la erudición cristiana siempre dados. Solamente con y a través del Cristo (el Cristo interno) el hombre conquista su naturaleza inferior y entra en unión con Dios, en la forma de su ser superior.

            Trabajar con el Cristo Interno, es conducirnos como lo hizo Cristo-Jesús cuando caminó entre nosotros. No nos puede ir mal en momentos de perplejidad, si nos preguntamos que habría hecho Él en situación semejante. Nuestra aspiración debería ser seguir Su curso de acción lo mejor que podamos definirlo, sin importarnos los posibles efectos inmediatos de tal acción sobre nosotros. Para seguirlo efectivamente en este camino, debemos usar nuestra fuerza de voluntad para cambiar patrones y hábitos de pensamiento negativos y destructores. Debemos abandonar dudas, temor, preocupaciones, y la propensión a criticar a otros, recordando Sus palabras: “¿Y a ti qué?, Sígueme.” Debemos fortalecer el lado flaco del corazón de nuestras naturalezas para que fácilmente respondamos a la divina esencia dentro de todos nuestros hermanos, sin importarnos lo poco atractivo del exterior que ellos presenten al mundo.

            Lo principal: “Debemos cultivar mansedumbre y humildad de espíritu”. La humildad espiritual que desecha deseos personales siendo ésos vistos a la luz de la mayor necesidad del todo, y que culmina con el lavatorio de pies. En las palabras de Samuel Taylos Coleridge: “La cristiandad personal no es una creencia, al menos ortodoxa; no es un ritualismo, sin embargo, es Bíblico; no es una profesión, sin embargo en apariencia es consistente; no es un servicio, sin embargo es aparentemente útil; ella es Cristo en el hombre”.

miércoles, 26 de octubre de 2016

ANÉCDOTAS ASTROLÓGICAS (Sobre Max Heindel)







DESDE EL ESCÉPTICO BURLÓN AL ARDIENTE DEFENSOR

            Es sorprendente como mucha gente desdeña aquello que no entiende. El escritor mismo no fue una excepción a esa regla respecto a la astrología, cuando ese tema fue presentado por primera vez a él hace ya algunos años mientras se encontraba todavía en la creencia ortodoxa y no tenía conocimiento de ninguna clase de ocultismo. Un amigo, quien vivía en la misma casa que el escritor, leyó un anuncio de un astrólogo, X así llamado, quien ofrecía decir la fortuna a quien lo quisiera por la magnífica suma de diez centavos. Nadie más elocuente en la denuncia de esta fraudulenta, supersticiosa y tonta predicción llamada astrología, que el que esto escribe. Porque era absurdo pensar que las estrellas tuvieran nada que ver con nosotros. Aún así, nuestro amigo mandó un dólar con diez nombres de personas, quienes estaban entonces presentes, y en el tiempo adecuado los así llamados horóscopos llegaron. Todavía recordamos el curioso sentimiento con el que abrimos el paquete y empezamos a leer el místico pergamino. Medio desafiantes, medio temerosos, pero seguros, muy seguros de que todo esto era una farsa y de que al leer ese horóscopo se confirmarían nuestras seguras afirmaciones. Pero entonces, dato tras dato, vimos que en ese bosquejo había verdad, y gradualmente, toda la sangre de nuestro cuerpo parecía que nos subía a la cabeza. ¿Podría haber algo realmente en toda esa tontería? Estábamos perplejos, y de alguna manera asustados de este pensamiento.

            Más tarde el resto de los amigos regresaron y cada uno tomó su horóscopo, algunos admitieron que había verdad en cierto grado, otros decían que no, pero ninguno pareció  profundamente impresionado. Luego, alguien preguntó al que había escrito: ¿Bueno, cómo resultó el tuyo? Y esto fue la peor parte de todo: el tener que admitir que después de toda nuestra burla, todo coincidía. Todos tenían curiosidad y deseaban saber las cosas, así que se las mostramos con cierta reticencia. Entonces alguien dijo:”pues esto no es tuyo del todo, porque pertenece a ése y a ése…” (Quienes no habían llegado aún) ¿Qué? Nuestro alivio fue realmente indescriptible; el otro horóscopo, así llamado, tratado por nosotros, fue producido y no encajaba del todo. Y naturalmente, volvimos a hablar más fuerte que antes acerca de esta  falacia, supersticiosa y tonta de la tal llamada ciencia astrológica. Habiendo atravesado por esta experiencia nosotros mismos, no nos admirábamos de que otros fueran escépticos cuando fueron confrontados con la idea de la influencia estelar, más aún cuando hay tanto charlatán y quienes desacreditan la sagrada ciencia por dinero, haciendo que la astrología tenga mala reputación.

EL USO Y EL ABUSO DE LA ASTROLOGÍA

            La astrología genética, es la ciencia de enjuiciantes eventos en la vida de una persona por la figura de los cielos erigida para la hora del nacimiento, es muchas veces degradada cuando es hecha sobre las bases de adivinar la fortuna. La astrología Horaria, que juzga la llegada de ciertos asuntos sobre una figura erigida cuando el tiempo del evento está maduro, o cuando una pregunta definitiva fue hecha a pesar de su anuncio, está muy cerca de la degradación de la sagrada ciencia; y uno que estudia y guía su vida de acuerdo a las horas planetarias, como lo hacen algunas personas, está ciertamente llevando las estrellas hacia los arroyos. Es una especie de crimen contra sí mismo consultar el horóscopo cada día, o hacer una figura horaria para cada movimiento que hacemos, o buscar la hora planetaria favorable en cada ocasión que lo deseemos. Hay veces, aún así, que es correcto usar la “lógica de las estrellas” para acertar la llegada de un evento. Cada uno deberá usar su propio juicio en el asunto, pues el abuso de la sagrada ciencia, traerá retribución como contravención de cualquier otra ley de la naturaleza. Veamos los siguientes casos, en que el escritor tiene y ha tenido algunos desaciertos, y es por esto que desea prevenir a otras personas no hacerlo únicamente porque “el Sr. Heindel lo hizo”.

CALLANDO A UN BURLÓN

            Una vez fuimos invitados a un paseo campestre, donde hubo una considerable discusión sobre asuntos de ocultismo, y desde luego el tema de la astrología no podría faltar. Un cierto Sr. X quien era director de una escuela de ocultismo, fue particularmente vehemente en su denuncia de la astrología, aunque él mismo admitía no conocer nada de ella, ni haber nunca estudiado nada sobre la materia. Esto nos sorprendió bastante, pues su actitud debía ser de amplio criterio, en virtud de su posición, estábamos en presencia de varias personas, intentando demostrarle que su posición era completamente indefendible, y sin efecto; él continuó burlándose. Unas cuantas semanas después, el que esto escribe, tuvo que ir a sus oficinas y fue recibido con una pregunta sarcástica pidiendo información acerca de unos bonos mineros en los cuales el Sr. X había invertido. ¿Ganadería o perdería?

            Varias personas estaban presentes y nos enfadó esta manera de interrogarnos, de modo que contestamos: “bueno Sr. X es como si tiráramos las estrellas al arroyo, cuando hacemos esta clase de preguntas, pero el fin justifica los medios. Su posición puede hacer mucha mala influencia a un considerable número de personas, y será de mucho beneficio dejar que usted sepa lo que dicen las estrellas. Así que tomando parte de nuestro tiempo asentamos que le dejaríamos saber los resultados de nuestra investigación en unos cuantos días. Habiendo realizado el horóscopo, encontramos que el dinero se iba a través de las manos de los directores de una manera tan rápida y también era manifiesto que no habría regreso, lo que hicimos constatar en un pequeño trozo de papel que enviamos al Sr. X, una semana después. Cuando ese señor hubo leído nuestro mensaje se rió a carcajadas, y dijo: “Sr. Heindel, usted no sabe nada acerca de este asunto, ni tampoco las estrellas. Yo tengo otro oráculo, y me dice que estos bonos son extremadamente buenos, que esto ha sido una buena inversión, y que puedo venderlos ahora por una gran ganancias, más de lo que pague por ellos”. Agregamos la declaración de que debía hacerlo por su propio interés cuando antes, pues su valor no sería por mucho tiempo, porque su desenvolvimiento probaría el acierto de las estrellas.

            Había otras personas presentes en esa ocasión, quienes habían invertido también en lo mismo, una dama había invertido todo lo que tenía, se asustó y vendió todos sus bonos, sacando una gran ganancia de ellos, pero el Sr. X los retuvo, diciendo que él no seria engañado con ese asunto de las estrellas. Una o dos semanas después, el escritor tuvo ocasión de visitar al Sr. X, nuevamente, quien lo recibió con una cara muy seria, diciendo que “hay indicaciones de que usted tenía razón Sr. Heindel”. Le dijimos que sabíamos que las estrellas decían la verdad, y que eventualmente nuestro juicio seria reivindicado. Unas pocas semanas después “la bomba explotó” y el Sr. X admitió: “parece como si las estrellas tuvieran razón, pero esto tal vez sea una coincidencia.” Esto es siempre la reacción del burlón, o del escéptico. Cuando algo sucede que no pueden explicarse, es cómodo tener la palabra “coincidencia” a la mano, para poder justificarse.

CONVENCIDO

            Algún tiempo más tarde tuvimos ocasión de visitar al Sr. X en su lugar de negocios. El entonces dijo: “Sr. Heindel, estoy muy ansioso respecto a cierto asunto. He sido ejecutor de una gran propiedad, y he sido administrador de la misma por ocho años. Durante ese tiempo he vendido un número de valiosas parcelas de tierra a gente privada, bancos e instituciones. Ahora se presenta un reclamante y deseo saber que hay detrás de él, y si ha hecho demanda. ¿Cómo saldrá todo esto? Aunque con repugnancia a degradar nuevamente la sagrada ciencia de las estrellas, sentimos que si este caballero pudiera ser convertido, haría un gran bien a la astrología debido a su posición, mirando nuestro reloj, nos fijamos en la hora, y le dijimos que más tarde le haríamos saber. Después de, por lo menos una semana, fuimos a su negocio con una carta diciendo que no había nada detrás de ese demandante en el presente momento, que ese caso sería inmediatamente sacado de la corte pero que sería de su interés arbitrar, pues era un hecho que había parcelas para ser reclamadas. Después podría esto salir al exterior y causar problemas y el juicio sería a la inversa en otra corte.

            Al llegar al lugar del Sr. X lo encontramos cerrado, pero sabiendo que raramente solía tardar, esperamos y llegó después de un rato. Entonces le tendimos la carta, la cual leyó, y luego dijo: Sr. Heindel, usted ha acertado, hasta donde yo sé. Yo fui llamado por la corte, debido a que esta demanda alcanza como cincuenta valiosos títulos y el juez quiere arreglarlos inmediatamente. Cuando llegué a la corte encontré que los abogados del demandante no tenían todavía apropiada autoridad y la corte por el momento no procesó el caso.

EL OTRO EXTREMO

            Unos cuantos meses más tarde entramos a la tienda del Sr. X, una noche de sábado y nos dijo las siguientes palabras: “He estado telefoneándole toda la tarde, el demandante ha vuelto y deseo saber cómo saldrán las cosas.” Inmediatamente revisamos nuestro reloj y le dijimos que se lo haríamos saber, pues vimos que la ocasión se ponía al rojo vivo y había oportunidad de lograr convertir al escéptico completamente. Preparando el horóscopo salió a la luz el hecho de que si el escritor hubiera entrado a la tienda a una hora antes de la que lo hizo, una cierta predicción, (vista desde la posición de la luna) podría no haber sido hecha. Este es uno de los más admirables hechos acerca de la Astrología Horaria. Este método de adivinación, tomando el tiempo que marca el reloj cuando una pregunta es hecha, cuando la pregunta alcanza su destino, el astrologo marca el tiempo en que las estrellas están listas para contestar. Hemos tenido cartas que llegan a nosotros retardadas por semanas y marcadas por las manchas de agua, habiendo sido sumergidas, o en accidentes de ferrocarril, etc. Algunas veces han sido detenidas y después enviadas, después de que el escritor había cambiado de domicilio, y aún así el escritor nunca ha fallado al tomar la hora cuando lee la pregunta para dar una contestación correcta, demostrando esto que aunque cualquier demora haya habido, ciertamente está la llegada del designio. Así también en ese caso, cuando entramos por la puerta del Sr. X el hecho revelado por la posición de la Luna en ese momento fue que la parte demandante había tenido conversaciones para un acuerdo con el Sr. X y sus consejeros, cuales habían rehusado.

            Esto lo admitió, entonces le dijimos que las estrellas del demandante estaban en el ascendente, que sus estrellas estaban en el descendente, y que este caso iría de un juez que les era favorable, a otro juez quien invertiría el juicio y le quitaría las propiedades, dándoselas al demandante. Algunos años pasaron y nosotros habíamos olvidado el caso, habíamos viajado a Alemania, escrito el Concepto Rosacruz del Cosmos, etc., pero cuando regresamos a la ciudad donde vivía el Sr. X algunos amigos mutuos nos dijeron que dicho Sr. X juraba que la astrología era una verdad absoluta en todos sus aspectos cuando era correctamente interpretada, y que sabía que el Sr. Heindel podía decir la verdad, y aseveraba que si el Sr. Heindel le decía que su casa sería destruida por un terremoto al siguiente día, se comprometía a venderla aunque solo obtuviera diez dólares por ella, porque sabía que tal suceso ocurriría.

            Así el cínico se convirtió en el más sincero seguidor de la astrología, y está ahora tan ansioso de convencer a la gente de la verdad de la misma como antes estuvo en desbaratarla cuando no la conocía.

                                                           Max Heindel